¿Qué es la maquetación de libros?

Colaboración especial de los Looney Tunes

Abres el libro y ahí están: los párrafos llenos de lagunas, las sílabas mal divididas a final de línea y las páginas que terminan huérfanas y comienzan viudas. Todo esto no es más que un sinónimo de que el libro que tienes entre las manos tuvo por maquetador al mismísimo Bugs Bunny —a color y bebiendo jugo de zanahoria—. Que un escritor permita que el lector encuentre todas estas metidas de pata en su libro solo quiere decir que, o bien no tiene idea de lo que es una maquetación profesional, o poco le importa ofrecerle al lector un Tetris a medio completar.

‘What’s up, Doc?’ Claro que sé lo que es la maquetación de libros.

La maquetación profesional existe, precisamente, con la intención de despejar el camino para que el lector no tenga que interrumpir el llanto ni la risa en medio de una sílaba mal dividida o una oración suelta. Porque, por más atractiva que sea la historia de un libro, una maquetación descuidada es muy capaz de entorpecer la grata experiencia de lectura. ¿Y cómo crees tú que un lector aficionado —y más si anda en el clímax de la historia— se toma a los inoportunos?

Justo como Sam, sí.

En un mundo ideal será el escritor y nadie más que el escritor el mayor interesado en la construcción de su libro. Es por esto que, aun cuando no sea él quien lleve a cabo la maquetación profesional, no es posible que se enajene del tema, sobre todo porque debe ser él quien evalúe el producto final. ¿A quién más recordará un lector luego de terminar un libro sino es al autor? Precisamente, con motivo de introducir a un escritor en estas aguas, de forma general y bastante básica, se explica qué es la maquetación de libros.

Sucede que es imposible hablar de la maquetación sin antes mencionar el diseño de interior del libro. Y es que, son tareas complementarias por lo que no tiene sentido que exista la una sin la otra. En las empresas que se encargan de ofrecer servicios editoriales, por ejemplo, es muy habitual que sea el mismo diseñador editorial quien —de paso— se encargue de la maquetación. Por el contrario, una empresa editorial, sobre todo si es magna, es posible que encomiende las tareas a profesionales distintos.

Silvestre: esto de aquí es el diseño, esto otro es la maquetación.

De forma general, y para pasar de una vez a qué es una maquetación, el diseñador editorial es quien esboza el interior de un libro —que es uno de los primeros escalones en la construcción de la obra—. Este estipula los márgenes —siempre justos y agradables a la lectura—, la tipografía, la jerarquía para los títulos y los estilos de párrafo. Una vez deja esto establecido es que la maquetación entra al juego (ahora sí).

Ante su debut, el maquetador distribuirá el texto y los gráficos —en caso de que el contenido tenga algunos— dentro del diseño prediseñado. Luego, y aquí es donde pone en evidencia su maña de puntilloso, aplicará todos los estilos al texto corroborando página por página que no deja divisiones silábicas erróneas ni líneas huérfanas y/o viudas (a estas alturas ya debes estar familiarizado con estas tres aberraciones).

Solo quedan 10,000 líneas por revisar, 10,000.

Explicado con manzanitas —nunca están de más—: si pensamos en el plano de una casa maquetar sería acomodar los muebles, la nevera, la ducha y el auto en la cochera luego de que el ingeniero trace las líneas que darán forma y estética a la vivienda. La maquetación, tanto en un plano como en un libro, debe tener como fin ofrecer orden y armonía visual a sus lectores (en el caso de un hogar a sus habitantes y visitantes).

Word o InDesign, da igual cuál se utilice para maquetar un libro. ¿Que si InDesign pinta ser más especializado que Word? Puede ser, pero es solo un punto a su favor. Si te das a la tarea de rebuscar entre las herramientas de Word te darás cuenta de que, al igual que InDesign, tiene todo lo que necesitas para realizar una maquetación óptima.

Esto sí es un ‘oldie but a goodie’.

Ahora, lo que sí diferenciará una buena maquetación de una mala, y lo que es absolutamente invariable, viene de la mano de la persona encargada de esta tarea. El conocimiento y la práctica en este arte es tan indispensable como el caldo para el mofongo, como la salsa para las patatas bravas y, pues, ¿como Tweetie para Silvestre? Entonces, el debate Word contra InDesign queda sin importancia porque el maquetador, y su habilidad de quitar del medio todas las piedras que hagan tropezar a un lector, es la herramienta principal para una maquetación con todas las de la ley.

Lo primero: ya puedes quitar esa cara de What da heck? cada vez que un editor/diseñador/maquetador dice «Ahora toca maquetar el texto». Tener una idea general del tema servirá para, al menos, preguntarle al maquetador —con todas las vocales— qué tal estuvo la faena y con cuántas viudas y huérfanas tuvo que lidiar. Se supone que ahora comprendas, además, que si no eres experto en la materia lo ideal es que no intentes realizar el trabajo sin ayuda ni referencias. ¿No quedamos en que la herramienta más importante para maquetar es tener conocimiento absoluto? Si no estás preparado para construir el libro, para realizar una maquetación profesional, asigna la tarea a alguien más —así evitas provocar a algún lector Tazmania.

Y bueno…

«Eso es to’, eso es to’, eso es todo amigos».

El café de Las Marías

Café virtual de El estudio editorial. Aquí encontrarás temas sobre la escritura, la producción y la publicación de una obra. ¡Agarra una taza y acompáñanos a la mesa!

Mariana González ☕

Written by

Editora, de profesión y por necesidad (y siempre en el café más cercano)

El café de Las Marías

Café virtual de El estudio editorial. Aquí encontrarás temas sobre la escritura, la producción y la publicación de una obra. ¡Agarra una taza y acompáñanos a la mesa!

More From Medium

Top on Medium

Ed Yong
Mar 25 · 22 min read

26K

Top on Medium

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade