¿Por qué el papel le sigue ganando a los dispositivos electrónicos ?

Hola de nuevo, como ya saben, nuestra cita al círculo de lectura se vuelve una tertulia cada vez más interesante.

En esta ocasión, decidimos tomarnos el tiempo para discutir ¿cómo es mejor leer?, y es que debido a la tecnología, la mayor parte de las personas optan por leer en digital, ya sea por comodidad o simplicidad.

Sin embargo, se olvidan de los muchos beneficios que tiene leer un libro en físico, la sensación de palpar las hojas y el olor que de la tinta que transforman el momento en algo más que memorable. Así que sin más, veamos cómo desarrollamos este tema…

Algo en lo que todos coincidimos:

La mayoría tenemos que adaptamos a nuestro ritmo de vida y hacemos lo posible por leer a pesar de las circunstancias, es decir… mientras estamos en movimiento, como por ejemplo, en el gym, en el autobús, al volante de camino a casa o al trabajo; los audiolibros son la mejor opción.

Por otro lado, si estás en la oficina y tienes tiempo libre, un libro digital para pasar el rato, figura como la mejor opción, ya sea en tu ordenador, iPad, tableta o celular.

Y si estás en casa, definitivamente un libro en físico es lo mejor, pues la sensación de un lugar acogedor, ya sea en la sala en tu sillón favorito, en tu propia biblioteca privada, en la comodidad de tu cama con un chocolate caliente, hace que disfrutes más de tu pasión por la lectura.

Para entender mejor esto, veamos cuáles son los pro y contras de cada una de las formas en que leemos.

1- Lectura digital

Si te apasiona la tecnología, quizá te llame más la atención leer en digital, pues tienes acceso a tu libro favorito en cualquier rincón del mundo en el que te encuentres, incluso, aunque no tengas conexión a internet.

Gracias a los smartphone, es como traer una pequeña computadora en tu bolsillo, sin tener que preocuparte por el espacio de almacenamiento, porque ahora todo se guarda en la nube.

Por lo tanto, puedes traer y guardar tus libros favoritos a donde quiera que vallas y leer en el momento que te apetezca, y estarás confiado, porque sabrás que con internet o no, estará ahí disponible para ti.

Por otro lado, algo negativo que tiene leer en digital, son las distracciones. Sí, así es, el dispositivo que elijas tiene guardadas muchas aplicaciones, ya sean redes sociales, juegos o informativas, y en todas tienes activadas las notificaciones, por lo tanto, es más fácil que te distraigas.

Es difícil no contestarle a tu mejor amiga que se está probando un jeans nuevo y te esté pidiendo tu opinión, es algo del momento, por lo tanto, no debes ignorarla porque eso te traerá problemas.

Así que concluimos que por más voluntad que tengas, si estás en el celular, vas a contestar la llamada de tu mamá o tu jefe y romperás la concentración que tenías en la lectura… esto a su vez provocará que tengas que regresar una página o hasta dos para volver a agarrar el hilo de la lectura.

Y por cierto, estos libros serán sólo tuyos y no podrás compartirlos con otra persona en caso de haber pagar por ellos, pues son para una cuenta y nada más, no querrás darle tu contraseña a todo el mundo, para que lea el libro, ¿verdad?.

2- Lectura en libro físico

Quizá lo primero que viene a tu mente en este momento, es el sueño que te provoca leer un libro, y no está mal, si te pasa eso es que probablemente no elegiste el libro correcto para ti y eso crea desinterés y falta de atención.

Por lo tanto, la única manera de solucionarlo es pensar en tus gustos, ¿qué es lo que verdaderamente te atrae más?, las novelas románticas, la ficción, el terror, piensa en esto antes de elegir tu siguiente libro y listo.

Ahora bien, hay muchas personas que a pesar de tener acceso a internet y dispositivos electrónicos, siguen prefiriendo su lectura en libros físicos… te estarás preguntando, ¿por qué?… bien, el libro físico definitivamente evoca un ritual, en primera, porque buscas un lugar acogedor para leer, ya sea dentro de tu casa, en el jardín, la biblioteca o un parque.

Completar este ritual definitivamente incluye algún postre favorito, una bebida como un chocolate caliente, un té, un café, o alguna otra bebida helada. Hay quienes también disfrutan ambientando el lugar con velas aromáticas, objetos favoritos y listo.

Pero siendo realistas, esto es algo que no podrás hacer en cada lugar al que vayas, lo único que podrás llevar, es tu libro, y tendrás que adaptarte al entorno, como el ruido de la música, el bullicio de la gente, etc.

Sin embargo, la buena noticia de esto, es que leer un libro en físico, además de que ayuda ejercitar tus ojos para leer más rápido, el libro es tuyo y para siempre, no se le acabara la pila, tiene su propio olor, te ayudará a hacer amigos, etc.

Además de todos esos beneficios, leer libros físicos te ayuda a crear tu propia biblioteca, serás los libros que lees, te darán identidad y te ayudan a conectar con personas porque siempre querrás recomendar el último libro que leíste.

Por otro lado, está la parte económica, es mucho más fácil bajar un libro en PDF, que ir a la librería y comprarlo a un precio exorbitante, porque hacer un libro cuesta, es la parte artesanal de esto y que muy pocos toman en cuenta, la luz, el aire acondicionado, el flete de traer los libros a la librería implica un gran gasto.

En resumen, concluimos que los libros físicos seguirán presentes en nuestra vida a pesar de los avances tecnológicos, por la experiencia única que nos brindan, aunque el factor económico haga ruido en las personas y los limite a ellos, el papel sigue y seguirá siendo el favorito de muchos.

3- Audiolibros

Si te gusta ser práctico, seguro amas los audiolibros, pues te permiten escuchar tus libros favoritos mientras estás en movimiento haciendo tus actividades del día.

Es como escuchar una radionovela, con buenas voces, buenos efectos y hacen que vivas una gran experiencia, pues tu cerebro va capturando todo y lo procesa en imágenes mentales que hace que esto sea más entretenido.

El problema con esto es que consumen mucha pila en los dispositivos, sin contar el espacio de almacenamiento que ocupan, en caso de guardarlos sin conexión.

Además, no muchos entornos se prestan para escucharlos y disfrutarlos como se debe, es por eso que concluimos que definitivamente, por más cómodo que sea escuchar audiolibros, no todos tienen la habilidad de sumergirse en la historia y disfrutarla como se debe, además del problema de la pila y el almacenamiento como un límite que en cualquier momento pueden ocurrir.

Resumen

Una vez analizado todo esto, coincidimos en que el papel ha sido el ganador, pues a través de los años y los avances tecnológicos que estamos viviendo, aún sigue vigente traspasando modas de generación en generación.

Síguenos en nuestras redes sociales

You Tube

http://bit.ly/2uvZe26

Síguenos en Facebook

http://bit.ly/facebook-el-libro-correcto

Síguenos en Instagram

http://bit.ly/Instagram-el-libro-correcto