Pokémon Go llegó a México

A punto de cumplir un mes desde su lanzamiento, el juego para móviles, Pokémon Go, llega a Latinoamérica.

Si bien ya es sabido por muchos, la app contó con millones de descargas ‘ilegales’ en esta región del mundo a través de sitios de terceros que instalaban el juego mediante sencillos trucos o tiendas virtuales falsas, permitiendo con esto que una gran horda de treintones salieran a la calle con la firme misión de atrapar alos pequeños monstruos que, una vez más, revivieron la emoción de hace 15 años mediante el estímulo y la lubricación de esa pequeña glándula de nuestra alma llamada nostalgia.

Descubrimiento de cadáveres, robos, caídas, choques y pleitos, son tan solo algunas de las maravillas que el juego logró provocar de manera indirecta en otros países donde la fiebre fue mayor.

Pero no todo es tan malo, a pesar de no ser usuario activo, ni fanático de la marca, me parece muy divertido ver a la gente jugando emocionada .

¿Qué nos espera a los mexas?

Desafortunadamente, nuestras ciudades no están hechas para que un maestro Pokémon desarrolle al máximo sus habilidades: cafres al volante, inseguridad, baches, coladeras destapadas, terreno irregular y un sinfín de curiosidades que podemos encontrar en parques y avenidas, harán que la atrapada no sea fácil y el reto mayor.

Aún así se va a poner bueno.

¿Qué debemos tomar en cuenta ahora que Pikachu, hermano, ya es un mexicano?

  1. No todo lo que brilla es oro
    Las cacas de perritos inocentes que viven con humanos idiotas que no conocen las bolsas plásticas para recoger, podrán ser fácilmente confundidas con un Grimer. Esos no los atrapes.
  2. Anteponer siempre la razón
    Esto siempre podrá salvarte la vida. No importa cuántas ganas tengas de atraparlos todos, siempre habrá gran diferencia entre lanzarte de noche a capturar un Vaporeon a Central Park, o toparte con un desagradable Gengar en la zona del metro Tacubaya.
  3. No lances la pokebola a la primera criatura que veas
    Ese Jynx en San Pablo, probablemente no sea un Jynx.
  4. Come -casi- gratis
    En verdad os digo, no tardarán en brincar las promociones cafés restaurantes o bares, que te invitarán a atrapar mostros en sus locales a cambio de un bonito descuento. ¡Aprovéchalos ya!
  5. Diviértete un chingo
    Hay lugares que sin duda van a hervir de gente, sobre acá en la CDMX si tomamos en cuenta la densidad de población. Cuando eso suceda, la pokefiesta estará en las calles. Date.

Ya no sorprende leer en redes sociales a gente odiando (todo) tanto al juego como a quienes lo juegan; como si les estuvieran arrancando los pezones, a esos ignóralos.

Es más, insúltalos.

Felices atrapadas.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Ch Ro’s story.