La auténtica historia de Nadia Otmani

Bou
Bou
Nov 27 · 4 min read

Tal vez os suene esta escena. Sucedió hace un par de días en Madrid:

La mujer que veis increpando a Ortega Smith se llama Nadia Otmani, y al poco rato de esas imágenes los medios empezaron a presentarla como superviviente de violencia machista, ya que según dicen, sufrió tres disparos por defender a su hermana de los ataques de su pareja.

Yo no creo que Nadia tenga más razón por ser víctima de VG, ni menos por no serlo, pero por lo visto los principales medios del país sí que lo creen. Así que esta es la historia de Nadia.

En 1998 Nadia Otmandi vivía en un piso de Madrid con su novio narcotraficante, el turco Alí Ihsan Korkmaz, que en aquel momento se encontraba en libertad provisional por tráfico de heroína.

El 15 de septiembre la policía detuvo a Alí mientras conducía y revisó el piso que compartía con Nadia, encontrando dinero procedente de la droga, documentos falsificados y varios kilos de paracetamol y cafeína, que se usan habitualmente para cortar heroína. Luego revisaron el otro piso de la pareja y descubrieron una planta de procesamiento y manipulación de heroína, con tres kilos de droga, una prensa hidráulica y otros instrumentos y productos químicos destinados a adulterar, prensar y empaquetar el producto.

El papel de Nadia no está claro: El País dijo en su momento que la habían detenido junto a Alí y con 1.740.000 pesetas en el bolso, y ABC dijo que la habían detenido en el piso y que el dinero no lo llevaba ella, sino el propio Alí en una mochila. Lo más curioso es que en la sentencia del caso no aparece Nadia por ninguna parte, a pesar de su detención.

El 23 de septiembre (ocho días después de detener a Alí) la policía detuvo a su jefe, Jesús García Freire, en la que fue la mayor incautación de heroína de aquellos años. Lo habían estado vigilando toda la tarde mientras cortaba droga en su chalet con su cuñado Fernando, y tras registrar la vivienda encontraron 147 kilos de heroína, más de 100 kilos de paracetamol y cafeína, varias pistolas, varias prensas hidráulicas para manipular droga y un millón de pesetas.

ABC asegura que Jesús controlaba a un grupo de ciudadanos turcos expertos en la manipulación de heroína, que compartía con Alí muchos contactos personales y que la detención de Alí fue clave para llegar hasta su jefe.

El periódico no dice cómo se llegó de una detención a la otra; pero la sentencia menciona que con Jesús y Fernando había una misteriosa “mujer sin identificar” que pasó la tarde cortando heroína con ellos, pero que no fue detenida, ni acusada, ni condenada.

El día 5 de octubre (doce días después de la detención de Jesús) Nadia ya se encontraba en libertad; y su cuñado la abordó mientras salía con su hermana, Rashida, del piso de esta. Dicho cuñado tenía nacionalidad turca (como los colaboradores de Jesús), un arma ilegal (como los colaboradores de Jesús) y varios antecedentes por tráfico de heroína (como los colaboradores de Jesús).

Según contaron en su momento Nadia y Rashida, el hombre acababa de llegar de Marruecos porque Rashida se estaba separando de él.

Las mujeres contaron a ABC que había llegado al portal intentando hablar con Rashida, que Nadia salió a la calle con su hijo en brazos para impedirle la entrada, y que él respondió pegándole dos tiros por la espalda. A El País le contaron una versión ligeramente distinta: en esta ocasión era Rashida quien salía a la calle con su hijo en brazos para hablar con el hombre; discutían, él sacaba la pistola para dispararle y Nadia se interponía entre ella y los proyectiles.

Sin embargo la sentencia cuenta una historia muy distinta: el hombre no intentó en ningún momento hablar con su pareja ni entrar en la casa, ni hubo ningún tipo de forcejeo ni de discusión, sino una ejecución con la propia Nadia como objetivo.

Según la sentencia la pareja había tenido una fuerte discusión debido a Nadia. Él cogió sus cosas y se fue de casa, Rashida llamó a su hermana, y juntas abandonaron la casa con el niño en brazos. Se encontraron al hombre de frente y este sacó su arma “sin mediar palabra y por sorpresa”.

Ellas se dieron la vuelta y el hombre disparó a Nadia por la espalda, en la décima vértebra dorsal, haciéndola caer al suelo. En ese momento y según la sentencia “para acabar con la vida de su cuñada” le disparó dos veces más en la cabeza, y a continuación salió huyendo ignorando completamente a Rashida.

La sentencia especifica incluso que la intención del hombre era claramente matar a Nadia: “Ninguna duda plantea la existencia de ánimo de acabar con la vida de la víctima, que se infiere de la naturaleza del arma utilizada, la corta distancia desde la que se efectuaron los disparos y la reiteración de los mismos cuando la víctima se encontraba en el suelo, los órganos vitales afectados y la conducta posterior de la víctima que salió huyendo del lugar de los hechos”.

Lo que acabáis de leer son datos obtenidos de las noticias que se publicaron en prensa en su día, y de las sentencias relativas al caso. A partir de ahí podéis decidir si creéis que Nadia es víctima de VG, o de otra cosa distinta.

Como he dicho, a mí me da igual. No creo que tenga más razón por ser una cosa, ni menos por ser otra.

Pero parece que para otros es importante esa distinción.

El saco del Coco

Ideas variadas sobre la ideología de género

    Bou

    Written by

    Bou

    https://mastodon.host/@bou

    El saco del Coco

    Ideas variadas sobre la ideología de género

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade