Bruselas, el discreto encanto de la capital europea

Fresas y chocolate de Godiva / @xmoret

Bruselas es un destino infravalorado. Vale que no juega en la liga de grandes ciudades como Londres, París o Roma, pero la capital belga reúne atractivos sobrados que justifican como mínimo una escapada.

Tras regresar de mi última visita a la capital belga he comprobado lo mucho que le cuesta sacudirse los estereotipos. Desconozco si la visión es compartida por otros viajeros europeos, pero creo que, en general, los españoles tenemos una visión bastante distorsionada sobre ella.

El tópico más extendido la encasilla como una ciudad gris, anodina y poco interesante. Incluso hay quien la distingue como la Milán del Norte por ser poco agraciada e, incluso, algo sucia. Pero a poco que un@ deje a un lado esas ideas preconcebidas será capaz de disfrutar de pequeños grandes placeres.

Desde los más típicos, como el chocolate o la cerveza, hasta la posibilidad de explorar la ciudad desde la original perspectiva de sus dibujantes de cómic. Ningún viajero debería caer en el error de subestimar el discreto encanto de la capital belga. Estas son algunas pistas para descubrirlo.

· EL MUSEO DE INSTRUMENTOS MUSICALES

¿Sabías que el inventor del saxofón es belga? Adolphe Sax (1814–1894) es el leit motiv del Museo de Instrumentos Musicales (MIM), uno de los secretos mejor guardados de la capital belga que compite con otros centros de mayor renombre como el Bozar o el dedicado al pintor surrealista René Magritte que apenas lleva cinco años abierto.

MIM / @xmoret

El MIM no es sólo atractivo por el continente, un precioso edificio de estilo Art Nouveau de principios del siglo pasado. Su contenido es lo bastante interesante como para calificarlo de atracción indispensable en cualquier escapada bruselense.

El planteamiento de la exposición es impecable. La muestra, repartida por cuatro de las seis plantas con las que cuenta el edificio, permite un completar un exhaustivo recorrido histórico por las diferentes manifestaciones de este lenguaje universal.

El uso de recursos multimedia e interactivos lo convierte en una visita ideal también para realizar con niños. Todo invita a ver, tocar y escuchar los más de 1.200 instrumentos que contiene. El colofón es el restaurante de la azotea, desde cuya terraza se obtienen unas espléndidas vistas del centro.

· LA CERVEZA

Con 1.500 marcas y un consumo medio de 78 litros por persona y año, la cerveza en Bélgica es mucho más que una industria que factura 2.200 millones de euros al año y genera 4.500 empleos directos.

El país entero es un paraíso para los amantes de la cerveza. Y los españoles, con 80 litros por barba, lo somos. Incluso a los bebedores esporádicos les resultará atractivo participar de este ritual y catar las diferentes variedades: blanca, negra, rubia, pils, trapense, lambic, de frambuesa, de chocolate… Así hasta casi 600.

Nada se deja al azar. Las copas en las que se sirven han sido diseñadas especialmente para cada tipo de cerveza con el objetivo de potenciar su sabor, aroma y color.

Por eso no extraña su eslogan turístico: ‘Flandes es la caña’. Antes de lanzarse a recorrer los bares de la capital belga, conviene detenerse a conocer los distintos tipos de cerveza y los consejos para su degustación.

· EL CHOCOLATE

Una de las cosas que más admiro de los belgas es que se toman muy en serio todo lo que tiene que ver con el chocolate. Como creadores del ‘praliné’, o bombones con relleno, son unos auténticos maestros en el arte del cacao. Cada año producen 170.000 toneladas de chocolate.

Bruselas está plagada de boutiques de marcas de renombre como Neuhaus, Leonidas, Callebaut, Manon o Godiva.

Pasear por la céntrica galería de Saint Hubert y exponerse a la sucesión de escaparates donde estos orfebres del cacao exhiben sus creaciones con una puesta en escena propia de joyas de muchos quilates produce un placer difícil de superar, en especial para los más golosos. Atravesar una de esas puertas sublima todos los sentidos, en especial el olfato.

· EL CÓMIC

Tintín es una celebridad en Bruselas. El personaje de cómic creado por el dibujante belga Hergé es probablemente el que goza de mayor fama internacional, pero no es el único. Los Pitufos o Lucky Luke también ocupan un lugar destacado en el corazón de los belgas, que cuentan con centenares de estos artistas de la viñeta.

El amor por los cómic se percibe en casi cada rincón de la capital belga. Por ello, una de las formas más sugerentes de descubrirla es a través los coloridos murales que sorprenden al viajero en distintos puntos de la capital.

La ruta del cómic permite recorrer la ciudad contemplando algunas de las escenas más famosas representadas sobre enormes fachadas. Para los incondicionales, resulta indispensable la visita al Centro Belga del Cómic, que acaba de cumplir 25 años.

· BRUJAS, GANTE, AMBERES…

Con una extensión similar a la de Cataluña, Bélgica es un país relativamente pequeño y con una excelente red ferroviaria. A menos de un par de horas en tren desde Bruselas se puede acceder a interesantes ciudades de Valonia o Flandes como Amberes, Gante o Brujas.

Especialmente aconsejable es la visita a esta última, una ciudad medieval que de tan bella parece irreal. Los canales, las calles adoquinadas o las fachadas de ladrillo perfectamente conservadas convierten cada uno de sus rincones en postales perfectas.

La plaza Burg, con su imponente torre, y la próxima Markt flanqueada por una sucesión de fachadas de cuento deberían marcar el inicio de toda visita a Brujas, sin perder de vista la posibilidad de realizar un recorrido en barca por sus canales.

Tejados de Brujas / @xmoret

· MÁS QUE MEJILLONES

Todos los turistas que visitan la capital belga quieren probar los típicos mejillones acompañados de las míticas (y extracrujientes) patatas de doble fritura, pero Bruselas tienen bastante más que ofrecer a los paladares de sus visitantes.

La mejor muestra de ello son los más de cien restaurantes que cuentan con al menos una estrella Michelín repartidos por todo el país, lo que sitúa a Bélgica como uno de los países con mayor proporción de galardones por número de habitantes y una reputación culinaria que rivaliza con París.

A los belgas les encanta cenar fuera, de ahí que la capital ofrezca un amplio abanico de opciones: desde las típicas freidurías hasta locales que sirven especialidades griegas o asiáticas, pasando por los restaurantes regentados por la nueva hornada de chefs locales que buscan dar una vuelta de tuerca a la cocina tradicional.

· LA NOCHE BRUSELENSE

Bruselas es una ciudad fantástica para salir de marcha. La oferta de pubs, cafés, teatros o bares con música en directo es extensa.

A ello se une el carácter animado y extrovertido de los belgas (que no te extrañe verlos bailar en masa encaramados a las barras de los garitos) y la presencia en la ciudad de jóvenes de toda Europa que convierten la noche bruselense en una de las más cosmopolitas del continente.

El entorno de la Bolsa (Bourse) en pleno corazón de la ciudad goza de un ambiente animadísimo cualquier noche de la semana. En este área se encuentra el Delirium Tremens, uno de los locales míticos para los adoradores de la cerveza.

Muy cerca de allí, detrás de la Bolsa, se extienden dos de los barrios clásicos de la noche bruselense. Sainte Catherine y Saint Gery se extienden alrededor de las plazas que llevan el mismo nombre. Ninguna visita a la capital belga debería considerarse completa si no se disfruta de la velada en alguno de estos rincones.

· LA GRAND PLACE

No importa las veces que se visite. Situarse por primera vez en el centro de la Grand Place y observar la belleza los edificios que la rodean, en particular la increíble ornamentación de la fachada del Ayuntamiento, es un momento que se recuerda para siempre.

La Grand Place es una joya declarada Patrimonio Mundial por la Unesco. Sin duda se trata de una de las plazas más bonitas del mundo y el lugar lógico desde el que comenzar cualquier visita por la ciudad.

Cada dos años, los bruselenses cubren el suelo de la plaza con un tapiz multicolor formado por miles de flores. La próxima ocasión para presenciarlo será agosto de 2016.

Grand Place / @xmoret

Originally published at blogs.lasprovincias.es on December 19, 2014.