Un verso suelto

G. es un tipo que vive inmerso en el aroma del buen café recién tostado.

Todo el mundo debería disfrutar de su pasión. Pasión que contagia de forma natural cuando nos habla de café.

Y es que cada frase es una lección. Lección que acompaña de una demostración práctica servida en taza. Y cada taza, pasa por los diferentes tipos de cafeteras que se encuentran en su taller clandestino. Máquinas que él mismo repara gracias a su experiencia trabajando como técnico electro-mecánico años atrás.

“Soy un verso suelto” nos dice. Y lo es. Un verso que se transforma rápidamente en auténtico Rock & Roll cuando nos desvela varios trucos sobre cómo preparar buen café en una modesta cafetera italiana.

Nos enseña, nos guía y nos prepara otro café. Uno de sus cafés favoritos de Etiopía. Nos aconseja reposarlo para poder apreciar todos sus matices escasos minutos después.

Todos deberíamos ser un verso suelto. Un verso forjado entre melodías con sabor a café mientras creamos cosas desde nuestras verdaderas pasiones, inquietudes y conocimiento.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Asier Marqués’s story.