¿Cual es la diferencia entre misinformación y la desinformación?

ElDeadline22
eldeadline
Published in
5 min readMar 30, 2022

--

Las barreras del idioma fomentan la difusión de información falsa en las comunidades de habla hispana.

Por: Anacaona Rodriguez Martinez, Lucy Cabrera, Gustavo Garcia

elDetector de Univision Noticias es la primera plataforma de chequeo de datos (fact-checking) en español en EE. UU. Foto cortesía del elDetector.

Al igual que el COVID-19, la desinformación se expande como un virus. La desinformación e información errónea se propaga entre las comunidades más vulnerables, pero detrás de una pantalla, más comúnmente detrás de una pantalla de un celular o computadora por medios de las redes sociales. Referente a las vacunas, la desinformación ha causado que muchas personas hayan decidido no vacunarse contra el COVID-19.

La misinformación y desinformación se amplifican muy fácilmente con unos pocos toques en su dispositivo móvil. La información se comparte más cuando es más llamativa y causa una reacción a nivel emocional ya sea positiva o negativa. ¿Qué es la información errónea y desinformación? ¿Y cómo se categoriza?

Liz Lebrón, gerente de investigación del Laboratorio Latino Anti-Desinformación, una asociación entre Voto Latino y Media Matters for America, explicó la diferencia entre misinformación y desinformación.

La intención hace la diferencia:

Misinformación — información errónea — es información falsa que es compartida inocentemente y que apela a las cosas que valoramos y se divulga en espacios familiares como WhatsApp.

“Hay gente que está genuinamente mal informada. Hay personas que simplemente tienen esa información y la comparten, y no son necesariamente malos actores.”, dijo Lebròn.

Desinformación es información falsa creada con la intención de causar perjuicio. Por ejemplo Rusia creó una campaña de este tipo de contenido durante las elecciones presidenciales del 2016 y 2020 para desestabilizar y crear caos usando cuentas en Facebook, Instagram, y Twitter. Estas cuentas estaban asociadas con la organización Internet Research Agency, que está vinculada con el Kremlin, esto de acuerdo con Young Mie Kim del Brennan Center for Justice.

Lebrón también mencionó que los actores que crean y comparten la desinformación son sofisticados. Crean información que no es fácil de refutar, y crean narrativas que ponen duda sobre temas populares en las redes sociales.

¿Por qué importa la diferencia entre estos términos en el contexto del coronavirus?

Un análisis de la indecisión sobre la vacunación contra el COVID-19 en hispanos y afroamericanos — que revisó todos los estudios realizados en los EE. UU. sobre la indecisión entre estos dos grupos étnicos — encontró que aproximadamente una de cada tres personas hispanas dudaba en recibir la vacuna. Eso se comparó con aproximadamente uno de cada cuatro estadounidenses adultos que dudaron en recibir la vacuna en todos los estudios analizados.

Una de las razones destacadas por dudas sobre las vacunas, entre muchas, fue la “exposición a mitos y desinformación”. El análisis fue realizado por Jagdish Khubchandani y Yilda Macias, y se publicó en Brain, Behavior, & Immunity — Health.

De acuerdo con la compañía AdVerif.ai, — una empresa de inteligencia artificial que proporciona soluciones de verificación de anuncios — este tipo de contenido se puede categorizar en más o menos tres grupos: democracia e integridad electoral, salud pública y pseudociencia, medios sintéticos y manipulados.

Tipos de información

Las categorías de desinformación son contenido fabricado, comedia y sátira, contenido engañoso, contexto falso, contenido impostor, contenido manipulado, y una conexión falsa entre contenidos. Lebron dijo que “lo que pasa es que la gente toma ese contenido de las redes y lo comparten con sus redes sin saber del daño de los efectos de la información falsa”.

Un ejemplo que ella ofreció en torno a la información errónea y la desinformación acerca de la vacuna contra el coronavirus fue: “Hay una diferencia entre decir que la vacuna no es segura y que los CDC le están mintiendo acerca de qué tan segura es la vacuna. Un reclamo es simplemente mala información sobre la vacuna, y el otro está poniendo a una institución gubernamental en el centro de esa narrativa para sembrar desconfianza”.

La intención hace la diferencia. Credito: Gustavo Garcia

¿Cómo puedo comprobar que la información que estoy viendo es verdad o mentira?

La misinformación o desinformación son muy parecidas ya que tienden a confundir y hacer dudar a cualquier persona sobre qué decisiones debe tomar con respecto a la vacuna. Entonces, ¿qué se debe hacer cuando se tiene dudas?

Lebrón dice que la mejor manera de decidir si la información que está viendo es veraz, es considerar la fuente de la información.

“Creo que, especialmente en las comunidades inmigrantes, es posible que las personas no sepan que algo que están viendo no proviene de una fuente confiable,” explicó.

Especialmente con la vacuna, hay fuentes en tu propia comunidad que te pueden ayudar si no sabes si algo está correcto, de acuerdo a Lebrón, como doctores, amigos, y organizadores de su comunidad. Con temas de la vacuna y el coronavirus, también dijo que lo ideal es preguntar a su doctor primario para saber sobre los síntomas y efectos secundarios. Sugirió Lebrón que si tienes miedo de vacunarse, es una buena idea preguntar a un vecino o amigo que ya se haya vacunado para que le expliquen por qué decidieron vacunarse y cómo se sintieron después.

Lebrón también sugirió cuestionar la información que tú estás viendo: “Si está viendo algo en una plataforma cerrada, como Telegram, piense cuál es el contexto original de lo que está viendo.”

Graphic: Gustavo Garcia

Así como hoy en día se utilizan las vacunas como herramienta para combatir el virus del COVID-19, se han desarrollado herramientas como elDetector de Univision Noticias — la primera plataforma de chequeo de datos (fact-checking) en español en EE. UU. — para combatir el problema de la desinformación en las comunidades de habla hispana. Pero al igual que la vacuna, también se ocupa de la participación de las personas para que funcione.

--

--