4 consejos para disfrutar de trabajar y viajar al mismo tiempo

No importa cual sea el motivo para querer surcar otras tierras, siempre es emocionante viajar. Pero como si fueran dos proyectos antagónicos: a medida que pasa el tiempo se hace más difícil hacer un lugar en el trabajo. A mi me apasiona trabajar y me apasiona viajar. Entonces hay una solución clara, hay que unir las dos pasiones. Así que planee un viaje por cuarenta días por California (EEUU), pero no me pediría licencia, continuaría trabajando remotamente. Espero no desilusionarlos:

“Viajar y trabajar no es una tarea sencilla, y lamentablemente no es para todos.”

Es por eso que vamos a realizar una breve guía de consejos desde mi experiencia.

Consejo 1: Con sinceridad, estamos listos? Entonces a prepararse.

Antes de empezar debemos conocer nuestros hábitos laborales y quizás entendamos que no estamos listos. Pero es bueno ser sinceros y saberlo. Que los sueños no nos desborden y entren en conflicto con nuestra realidad.

¿Puedo realizar mis tareas desde otro lado y enviarlas con los medios actuales? ¿Puedo delegar ciertas tareas que requiere mi presencia, y que esto no afecte mi productividad ni la relación con los clientes?

No importa si las respuestas son positivas o negativas, no debemos detenernos. Uno tiene que lograr modificar su rutina para poder trabajar plenamente de forma remota. ¿Pero uno realmente va a poder cumplir sus obligaciones? Les aseguro que en principio fue más una cuestión de fé, así que empecé a trackear mi trabajo:
En mi caso empecé a utilizar Tempo en Jira, y así empezar a tomar las horas y los minutos que le dedico a cada tarea. A mi me sirvió como una forma de medirme a mi mismo. Comencé con un tiempo considerable, para tener un muestreo representativo de mi trabajo. Descubrí mis propios ritmos de trabajo, cuando trabajaba más, cuando llegaba a mis objetivos, que no siempre estaba unido a la cantidad de horas del trabajo.

Pero de que me estas hablando. ¿Esto tiene que ver con viajar?!!! Si, cuando uno sale de su rutina, a tener experiencia nuevas, en un entorno distinto, el tiempo fluye en su propio nuevo ritmo. Y esta bueno conocerse a uno mismo, saber como uno funciona para poder prevenir y responder rápidamente de forma natural. Es una forma de prepararse.

Hagan la prueba de trabajar desde otro lado que no sea el lugar donde uno lo hace corrientemente. Si vemos que nuestro desempeño baja por estar trabajando remotamente, estaría bueno analizar si realmente uno puede irse a trabajar a la distancia.

Consejo 2 Mantente siempre un paso adelante.

Al viajar la agenda laboral se flexibiliza, se desdibujan los límites de cuando termina el trabajo y comienza el descanso. Es hermoso, y es peligroso. Hay que tener cuidado.

Yo viajé solo, podía ir eligiendo mi camino, algunas cosas estaban planificadas y otras se decidían en el momento. Averiguaba con anticipación los lugares con conexión a wifi y tenía en cuenta los tiempos de movilidad. Si posponía el trabajo un poco, sabía que no habría problema. Podría recuperar las horas más tarde. Vos manejarás tu tiempo, y es por eso que les doy este consejo:

Nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Adelanta el trabajo que puedas adelantar. Y hazlo aprovechando las horas muertas!

Intenta ir un paso adelante! Cuando uno viaja esta lleno de horas muertas, horas que uno desperdicia, como el tiempo de espera en el aeropuerto. Son edificios bien equipados que ofrecen cafeterías, enchufes para conectar todos tus aparatos electrónicos, Wi-Fi, y uno no tiene mucho que hacer ahí adentro más que esperar. Hay que utilizar todos esos tiempos muertos para trabajar. Por que? Por un lado hará mas amena la espera, pero además cada hora de trabajo adelantado eran horas de tranquilidad. Mi viaje tenia muchas escalas, conexiones de vuelos, planee muchas horas de trabajo y reuniones en el aeropuerto.

Siempre tenía a mano el material de trabajo. Uno puede aprovechar para bocetar, escribir un mail, escribir un poco de código.

Adelantar horas permitía flexibilizar mi horario. Era una forma mas responsable que me permitía disfrutar de ambas cosas, del trabajo y del viaje.

Consejo 3 Aprovechar el cambio horario a favor de tu rutina.

Me encantaba hospedarme en hostels, son lugares que tienen mucha vida, llena de viajeros de todo el mundo con sus historias y sus visiones. Me encanta viajar y socializar. Pero un hostel, no es un ambiente laboral, y esto no ayuda a la hora de convivir con una persona que quiere su momento de concentración.

Y por eso, lo más practico es definirse un horario de trabajo. Mas allá de la flexibilización esta bueno armarse una rutina. Y así coordinar con quienes te acompañen a encontrarte luego y antes de cierto horario.

Hay que buscarse el lugar más cómodo, cada uno prefiere distintas condiciones de trabajo. Y hay que buscarse el mejor horario. En mi caso decidí trabajar a la misma hora que en mi país como si no existiera cambio horario.

Con mis compañeros de oficina tenía una diferencia de 4 horas. Que finalmente decidí usar a mi favor. No hubo jet lag! me despertaba 4 horas mas temprano que el resto. Tenia un ambiente tranquilo, todos dormían y yo utilizaba los lugares comunes del hostel. Estaban vacíos y solo para mi. Me servían un buen desayuno y mi jornada laboral terminaba apenas pasado el mediodía, un horario completamente acorde para poder tomar tours diurnos y asistir a eventos nocturnos. Acomodaba mis horarios de sueño según el plan de cada día.

Durante la semana debemos guardar nuestra mayor energía para el trabajo. Y las actividades más extremas guardarlas para el fin de semana. De esta forma uno no acumula sueño y puede disfrutar mas a pleno toda la estadía.

Consejo 4 Confía en la tecnología, que está siempre a nuestro favor.

Por ultimo, muévete con libertad. Confía en ti mismo, en tus planes, y en la tecnología. Si! La tecnología es una gran aliada. Y tus compañeros de trabajo también!

Yo deje mi computadora de trabajo en mi oficina. Tuve que conseguir una macbook, donde intente cargar todo lo que pensé iría a necesitar y le dejé el acceso a mi computadora de escritorio a alguien de confianza.

Por mas previsor que uno sea, los imprevisto suceden. Con toda la adrenalina del viaje me olvidé de trasladar material de una computadora a otra, de proyectos de los que quizás no contaba trabajar.

Pero contaba con ayuda! En la oficina encendieron e instalaron un programa de manejo remoto (Team Viewer, pero pueden usar la tecnología que prefieran). Esto me pudo permitir tener presencia real en mi oficina sin estar fisicamente. Podía entrar en mi computadora y manejarla. Por ejemplo, podía ver cuales eran los últimos comandos en la terminal, que de otra forma no podría haber hecho. E incluso aproveche para pasarle música y videos a mis compañeros de oficina, para poder sentir que no estábamos tan lejos.

Hay cosas que uno no puede proveer estando lejos. Pero sabemos que hoy en día la tecnología nos acerca de una forma impensada.

Conclusión:

Este viaje pudo ser posible gracias al apoyo de todos en Lateral View.

Conocí muchas ciudades nuevas, mucha gente agradable local y del todo el mundo. Fui a lugares icónicos que siempre soñé visitar. Y también pude observar como había trabajado, cuantas horas dedique casi sin darme cuenta, en cuantos proyectos había avanzado. Utilice todas aquellas estadísticas que me acostumbre a tomar casi de manera inconsciente y me lleve una sorpresa:

Comparándolo con el mes antes de irme, el viaje no altero mi productividad. Incluso, las horas trabajadas habían sido mayores. Estaba enfocado en mi trabajo. Y a la vez me había dedicado a viajar: El resto del día era dedicado exclusivamente al ocio, estaba mucho mas conectado conmigo mismo, mas relajado.

Con mi viaje aprendi un mantra.

Hay que respetar el presente, y pensar el futuro.

Con los pies en el presente uno disfruta el momento, se enfrenta a su realidad, y se hace cargo de sus compromisos. Crea y descubre. Con la vista en el futuro uno aprende, planifica a su favor, y deja un camino que le permitirá que el presente sea mucho mas interesante de transitar.

Así que que pruébenlo. Se que no es fácil y no es para todos, pero vale la pena intentarlo. Anímense a disfrutar de viajar y trabajar al mismo tiempo.

Si quieres saber más sobre tecnología e innovación, visítanos en nuestro sitio de Lateral View o subscríbete a nuestro newsletter!