​Detective Pikachu

Para aprender a ser Holmes

Pokemon Company tiene el ‘Logro’ de hacer con su franquicia juegos totalmente fuera de su zona de confort y no cargarla casi nunca.

Detective Pikachu es el mejor ejemplo de lo que digo pues el diseño del juego es una aventura gráfica de los de buscar objetos y dar muchos paseos para arriba y abajo en los escenarios donde controlamos a un niño que busca a su padre desaparecido en extrañas circunstancias donde Pikachu no tiene poderes eléctricos ni lucha pero tiene un poder de deducción, una labia que no la para nadie y un gorrito de Holmes en su cabeza, convirtiéndonos a nosotros por eliminación en Watson.

El juego hay que indicar que va destinado a los niños, si tienes mas de 20 no es para ti sino eres un fan de verdad de Pokemon. ¿Y porqué digo esto? Porque es una aventura gráfica donde la dificultad brilla por su ausencia para los ya pasados de la edad del pavo pero que puede servir mucho para los niños los cuales el desarrollo de fijarse bien en las cosas, deducir diversos escenarios y al final tener que dar una conclusión acertada a la investigación realizada puede ayudarles a resolver algún que otro problema real.

Gráficamente es la leche, al evitar el efecto 3D han invertido en que los modelados sean geniales, Pikachu es lo mas bonito, es tan redondo que lo achucharías, los escenarios van a la par aunque alguna vez son sosos, música correcta, doblado al ingles pero subtitulado al castellano de una forma genial.

A Layton le ha salido un competidor.