FarCry 5

Cogerle tirria al enemigo

Tengo que confesaros algo muy importante, creo que ya tenemos esa confianza y creo oportuno el momento: nunca odie ni un poquito a ningún enemigo a los que me he enfrentado a lo largo de mis treinta años jugando a videojuegos, hasta que llego FC5.

Ubisoft le tiene bien cogida la fórmula de hacer videojuegos de mundo abierto donde tu te montas la película que quieras, y aquí lo han bordado. A nivel técnico es demoledor, ver lo que se ve sin ninguna carga ni tirón es perfecto, disfruto como nunca el ir corriendo a pata de sitio en sitio, algo que por ser asmático me es muy difícil. La fluidez con la que aparecen eventos, secundarias o cosas vivas que ocurren en tu camino hacia la misión principal es lo peor (en el mejor sentido) como el ir a un sitio se te puede complicar tanto y ser tan divertido es lo mejor. La libertad de poder abordar cualquier cosa de mil maneras ayuda a este placer pues una vez conocidas tus habilidades nada difíciles de retener mentalmente tú y tu mando os convertís en uno y controláis la mente del personaje del juego.

Un doblaje de cine acompañan a un guión de serie B que en mi opinión no defrauda, lo mejor los enemigos. Como decía al comienzo de está columna nunca en mi vida habia tenido tantas ganas de acabar con los malos, es del palo de que me cruzo con cualquiera y me paro para ir a por el, aunque afecte un 0,00001% en mi avance del juego y reconozcámoslo, FarCry se ha convertido en la saga de los mejores malos.

Like what you read? Give Packo Jacko a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.