Miss Peregrine, o qué difícil es adaptar un libro

Andrea, la creadora de este post, es editora, fan de las novelas YA y Potterhead. Dice ser LA autoridad en Miss Peregrine, y le creemos. Si quieres seguirla de forma tradicional, este es su Twitter.

Es muy difícil convertir un libro en película. Sobre todo cuando es un libro con un mundo inventado, complicado. Las películas de Harry Potter son de las pocas que lo han logrado, y aun así siempre faltan cosas y otras salen mal. Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children no es la excepción pero aun así resulta.

No soy fan de Tim Burton, así que entré al cine predispuesta a odiar la película. Lo único que le concedía como acierto era que no saliera Johnny Depp. También leí que hizo miles de cambios con el afán de ser “más poético” y yo me esperaba una mugre. No lo es.

Para quienes leyeron el libro será una sorpresa encontrarse con que la mitad de la película corresponde 100% al primer libro pero lo demás es un híbrido extraño de inventos de Burton y el tercer libro, Library of Souls. El segundo de la trilogía es MUY malo, por eso el que se lo salten resulta un acierto. El universo creado por Ransom Riggs (autor del libro) está perfectamente bien representado, aunque un poco rebajado para ser más una película de niños que de Young Adult, whatever that means. ¿Yo soy YA? Nunca lo sabremos. Lo único que me resulta súper burtoniano, sin que esté mal, es cómo representó los hollows.

Lo que sí resulta innecesario molesta un poco es el intercambio de personajes entre Emma y Olive. No es poético. Tal vez sea yo, pero me parece una necedad. ¿Por qué la novia, que en el libro era más una heroína, no puede ser pelirroja? ¿Por qué siempre tiene que ser rubia? (Y se los digo yo que invierto mucho tiempo y dinero en ser güera.)

Además, le falta un poco al “viaje del héroe”: en el libro Jacob es un niño rico –su familia es dueña de una cadena nacional de farmacias — que tiene UN SOLO amigo. Es un paria, sus papás no lo pelan por vivir peleando. De verdad, lo único que tenía era su abuelo. Cuando Jacob descubre que es “peculiar” todo esto cambia. A lo largo de los tres libros su poder va a creciendo y lo domina, se convierte en quien estaba destinado a ser. Aquí todo es mucho más apresurado y nunca realmente “cumple con su destino”.

El final es un poco un desastre y los villanos no están suficientemente desarrollados, la conclusión es mucho más fácil que todo por lo que tienen que pasar los peculiares en el libro y por eso entendería que los súper fans se decepcionen. Pero para mí, la película funciona y es divertida si no la comparas con el texto. De hecho, puede que su mayor logro sea llevar a muchos niños a leer los libros. Si no sacan secuelas, no pasa nada y ya seguro nos ahorramos la “gran conclusión” dividida en dos películas insoportables como las de Hunger Games. Por eso Miss Peregrine’s funciona, porque es justamente una adaptación entretenida y nada más. Y no sale Johnny Depp (¿ya lo había dicho?).

Ah, y no, no es el nuevo Harry Potter. Nada es el nuevo Harry Potter.


Publicado originalmente en elhyp3.com el 4 de octubre de 2016.