En este artículo no vamos a darte una lista de ideas para montar tu propio negocio (eso sería privarte de la oportunidad de sumirte tú mismo en la aventura de descubrirlo).

Lo que haremos, en cambio, será darte algunos consejos prácticos para identificar oportunidades en el mercado y servirte de ellas para crear tu propio negocio.

Comencemos por el principio:

Técnicamente, puedes venderle cualquier cosa a cualquier persona, siempre y cuando sepas cómo hacerlo.

Jordan Belfort, apodado “El lobo de Wall Street”, es famoso por su ejemplo del bolígrafo. Si no lo conoces, echa un vistazo a la representación que hace Leonardo Di Caprio en la película inspirada en su vida:

¿Impresionado?

La tradición suele mostrar la siguiente fórmula:

Necesidad existente = Oportunidad de negocio

Desde luego, no siempre existe una necesidad tangible en el mercado en el momento exacto en que se presenta la oportunidad de crear un negocio, así que muchos tiburones deciden que es conveniente crear una necesidad.

Para comprender mejor cómo funciona esto, debemos diferenciar entre necesidades biológicas y necesidades emocionales.

Una necesidad biológica garantiza que las personas seguirán comprando comida todos los días.

Una necesidad emocional garantiza que un grupo de personas seguirá comprando el último modelo del Iphone aunque el modelo que tienen todavía funcione perfectamente.

Las necesidades biológicas están orientadas a satisfacer hambre, sed y sueño, por ejemplo; mientras que las necesidades emocionales otorgan status, autoestima o comodidad.

¿Cómo elijo entre una necesidad biológica y una fisiológica para montar mi propio negocio?

Hay dos aspectos clave que debes tomar en cuenta para decidir en qué rumbo orientar tu negocio:

  1. La demanda del mercado
  2. Tu conocimiento del producto o servicio que vas a ofrecer

Demanda del mercado

No basta con suponer que tu idea es fantástica y que tu negocio será rentable, debes llevar a cabo una investigación de mercado que contemple:

  • Las necesidades actuales de tus prospectos
  • Cómo y por quién están siendo cubiertas
  • Qué tan satisfechas están las personas con las soluciones de la competencia
  • Qué tan abiertas están a la posibilidad de probar algo nuevo

En principio, montar una fábrica de papel higiénico es proponer un negocio que viene a satisfacer una necesidad existente y perdurable, ya que es de orden biológico. Sin embargo, hacerlo en una ciudad pequeña que ya cuenta con una fábrica de producción estable, demanda constante, relación calidad-precio positiva y lealtad de marca por parte de los consumidores, no sería muy buena idea.

Tu conocimiento del producto o servicio

Jamás pongas tu dinero en un bolsillo que no conoces, puede que esté roto y dejes caer toda tu fortuna en la calle.

Los grandes empresarios del mundo lo saben: en su libro “Padre Rico, Padre Pobre”, Robert Kiyosaki explica la razón por la que invierte en bienes raíces (que es, de hecho, la misma razón por la que ha tenido éxito en ello):

A Robert le gustan las bienes raíces

Es sencillo y obvio: debes elegir un mercado que conozcas, pero también (y esto es lo ideal siempre) debes elegir un mercado que te despierte el hambre de éxito.

monta tu propio negocio por pasion

No montes un negocio propio pensando únicamente en el dinero. Ya hemos hablado de esto, pero es importante reforzarlo cada vez que haga falta:

Las personas más ricas del mundo han construido su fortuna persiguiendo una pasión, no persiguiendo dinero

Si piensas que la única forma de hacerte rico es perseguir el dinero con desesperación, entonces es probable que no necesites montar tu propio negocio sino seguir trabajando para alguien más.

Así que, ¿cómo saber qué puedes vender y a quién?

Solo hazte un par de preguntas:

  1. ¿Qué te apasiona?
  2. ¿A quién más le interesa o apasiona lo mismo?
  3. ¿Qué problemas están teniendo esas personas?
  4. ¿Cómo puedes solucionar ese problema?