(((Amar))) es contracultura enfermera.

Por @antonReina #enfermerajipi (NEFanzine noviembre 2017)

anton Reina
Mar 29, 2018 · 5 min read
https://issuu.com/nefanzine

El mundo que nos rodea puede parecer un poco surrealista, porque está lleno de paradojas. La tierra arde, la gente se divide, nos enfrentamos por nimiedades, la política antepone intereses económicos a salud pública y olvidamos priorizar el bienestar o la dignidad de las personas. Hay tanta belleza y cosas buenas, sin duda, como hambre, pobreza, cambios climáticos, persecuciones inhumanas, maltrato, esclavitud, guerra, violencia, racismo, abusos de poder, obsesión por la estética, drogas mal usadas, consumismo insostenible, religiones fanáticas y migraciones forzadas.

Ante tal panorama surgen el inconformismo, la contracultura y las revoluciones, como reacciones más o menos críticas con lo establecido. Se cuestiona la manera de pensar, de gobernar, de hacer o de gestionar los recursos en la sociedad o parte de ella. Se critican aspectos de lo establecido y lo vemos claro: hay que hacer algo para cambiar o compensar todo eso que no nos gusta. Nos preocupamos. ¿Quién propone ideas? Alguna que cualquiera pueda implementar aquí y ahora mismo. ¿Es posible? Sin recursos ni más preparación que una buena disposición. ¿Y si hablamos del amor? En serio. ¿Con paréntesis? Son ondas, es una emisión. La palabra amar resuena desde el título.. ¿Bastará con hablarlo?

(((Amar))) es contracultura

Si te digo que amar es contracultura, tal vez llame tu atención pero no conseguiré que sientas más amor. Ni por ti, ni por mí, ni por nadie. Por lo tanto, en lugar de considerar que el amor es un sentimiento, porque los sentimientos no obedecen al pensamiento, vamos a mirarlo como una relación. Algo que puedes cultivar desde dentro, contigo, por y hacia ti. Algo que también puedes sentir hacia los demás y emitir al mundo que te rodea.

¿Qué es el amor? Evidentemente no me refiero al amor como deseo, atracción, excitación ni placer. Ni siquiera hablo del amor romántico platónico tópico de la literatura y el cine. Sin miedo de rozar lo religioso, pretendo dirigir el tema hacia el amor como resultado de un estado mental. El amor como un derivado de nuestra actitud hacia la vida y el universo. El amor como una relación que comienza con uno mismo y se extiende al resto del mundo. Es una cuestión espiritual, necesaria para dar sentido a la existencia. Es una cuestión de salud, necesaria para respetarse, para autocuidarse y para respetar al prójimo.

Otro murciano mucho más sabio, famoso, poeta e influyente que yo, ya lo trató como algo sagrado hace casi mil años. El gran filósofo andalusí Ibn Arabi (Murcia, 1165-Damasco, 1240) abordó el tema como una religión en sí misma, la religión del Amor, estudiando sus leyes más allá de la vida y la muerte.

¿Se puede sembrar, cuidar y cosechar? Lo que sí puedes hacer es cultivar el amor. Amar. En el sentido más artístico, filosófico y espiritual de la palabra. Ejemplos más contemporáneos, como el chileno Humberto Maturana, consideran que el amor no se enseña, sino que se cultiva con aceptación y respeto, dando ejemplo. Amar educa. El Dalai Lama nos recuerda que sonrisas, amor y juego van de la mano, porque el amor y la compasión son necesidades humanas. Para Karol Wojtyla el punto de partida, el motor y la meta de toda cultura debe ser el amor. Propuso construir entre todos una “civilización del amor”.

Pensemos por tanto que el amor no surge por las emociones. Vamos a considerarlo como un arte, una habilidad digna de ser estudiada, practicada y demostrada. Necesitamos compensar toda la violencia basada en culpa, vergüenza, juicio, crítica y exigencias que nos imponemos o autoimponemos las personas. Es necesario amar a la humanidad en el sentido más filantrópico de procurar el bien desinteresado a los demás. Tenemos que estudiar y practicar una comunicación no violenta, apoyando campañas como The No Hate Speech Movement del Consejo de Europa (@nohate_speech) y fomentando la tolerancia tanto en Internet como en nuestro día a día familiar o laboral, personal o profesional.

(((Amen))). Así, sin tilde.

Un camino de crecimiento personal que los budistas han abordado de manera muy práctica y pragmática ha sido considerar que la esencia del amor está compuesta por 4 elementos básicos: bondad, compasión, alegría e inclusión. Es una manera muy cercana de empezar a reflexionar y meditarlo, para practicar y cultivarlo. Sin ir más lejos, Thich Nhat Hanh, maestro zen y activista por la paz, lo expone claramente en este vídeo de 6 minutos:

  • El amor es bueno. La bondad entendida como un sentimiento que se puede generar simplemente respirando, respetando y aceptando de buena gana, primero a sí mismos y después hacia la persona o personas que tengas a tu lado en cada momento. Practica la bondad para producir más amor.
  • El amor es compasivo. Hablar de compasión supone comprender el sufrimiento ajeno y desear aliviarlo. La compasión es una actitud, más parecida a la solidaridad que a la pena o lástima. Es reír o llorar juntos. Si comprendemos y compartimos el dolor, lo sufrimos menos. Practica la compasión para producir más amor.
  • El amor es alegre. Cuando hay amor, hay alegría y gozo. Van de la mano. Con el juego y la sonrisa. Todo lo que nos haga sufrir no es amor. Es otra cosa. El verdadero amor te hace sentir bien a ti y a los que te rodean. Practica la alegría para producir más amor.
  • El amor es inclusivo. La inclusión es lo que reúne a la pluralidad. Todo es lo mismo, materia y energía. Todos estamos compuestos de lo mismo. Todos somos lo mismo. Cuerpo, mente, emociones, individuos, comunidades… El amor lo incluye todo. No hay fronteras reales. Es la Ley del UNO. Es el One Love de Bob Marley. Si amas la vida, te amas a ti, amas lo que te rodea y amas a los que te rodean. Sin excepción. La riqueza de la diversidad.

La salud también son conversaciones… y (((amor)))

Éste es un punto de partida para muchas más reflexiones como #enfermerajipi y, teniendo en cuenta que la salud también son conversaciones físicas, mentales, emocionales o digitales, como dice Chema Cepeda en la edición de Septiembre del Fanzine de Enfermería, vamos a concluir con este titular para la posteridad: La salud también son conversaciones… y (((amor))).

Webgrafía

http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

http://contraculturaenfermera.blogspot.com.es/2013/10/crecimiento-traves-de-lamanifestacion.html Lidia Marín

La contracultura es un mito comercial Thomas Frank

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/cultura-y-contracultura-del-amor-1153577.html

Astorquiza Fierro, P. (2002). Ser y amor. Fundamentación metafísica del amor en Santo Tomás de Aquino. Universitat de Barcelona

Arabi, Ibn. Tratado del amor. Vol. 26. Edaf, 1996. Ibn Arabi

https://tnhspain.org/thich-nhat-hanh/ Thich Nhat Hanh

https://saludconectada.com/salud-digital-conversaciones/ Chema Cepeda

#enfermerajipi desde #FanzinEnfermería

Apuntes de Enfermería holística y otros artículos de…

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store