Cómo conectar con personas

Por @antonReina #enfermerajipi (NEFanzine abril 2018)

anton Reina
Apr 3, 2018 · 6 min read

-Es usted un camarero muy eficiente, jovencito -me dijo aquella señora tan señoreada, tan arreglada y tan bronceada.
-Muchas gracias -respondí halagado y extrañado, sin pensarlo demasiado.

20 años después de aquella breve conversación, sigo sin saber realmente si en realidad se refería a que mi servicio había sido eficiente, efectivo o eficaz.

RAE vs Druker

Todo está conectado. Todo son relaciones. Todo son conversaciones. Soy enfermera. Mi gran misión es cuidar. En particular de mí y después de ti. Cuidar de nosotros, de vosotros y de ellos. Cuidar de personas, familias, grupos y comunidades. Me importa el bien común. Por eso pienso, estudio, investigo, intento, reviso, reintento y reinvento. Hago aquello que parece lo mejor para prevenir desequilibrios, compensar desigualdades, defender vulnerabilidades, fomentar lo saludable, participar en política, gestionar recursos o asesorar consultas. El punto de partida está en mi propia perspectiva. Es inevitable.

Todos somos conectores. Siempre he pensado que todos somos iguales. Unos más iguales que otros, de acuerdo, pero todos somos personas. Estamos hechos de lo mismo y tenemos un cuerpo físico y químico. Sentimos una serie de emociones y estados de ánimo muy parecidos. Incluso tenemos patrones de conducta similares. Desde pequeño me ha llamado la atención esa magia que ocurre cuando nos comunicamos sin palabras ni imágenes. Hay algo que nos une más allá de la piel. Existe un medio que nos conecta. Porque nos portamos según lo que somos y nos comportamos según lo que nos rodea. Todos somos enlaces, nexos, uniones. Presentamos a otras personas, compartimos ideas, colaboramos en proyectos, apoyamos sueños, repartimos acciones o aprendemos motivaciones.

Pero… ¿sabemos conectar? Para la salud comunitaria, tal vez sea tan importante saber conectar como saber cómo conectar. Hay quien tiene esa habilidad innata de conectar fácilmente con los demás. Habla con la gente y se hace visible, establece contactos y nuevas conexiones constantemente. Parece un comercial de la vieja escuela o un viejo de mi pueblo, pero el caso es que se acuerda de la gente y les pregunta, sigue sus vidas y sabe qué decir en cada momento, responde bien, ayuda a tiempo y aporta valor. Conectar requiere aptitud, aunque también es una actitud.

Y es que todo gira en torno a las relaciones. Dinámicas de comunicación. Procesos de interacción constante que establecemos, de manera simultánea, consciente e inconscientemente. Relaciones. Contigo. Conmigo. Con los demás. Con la vida y con el mundo. Porque todo está relacionado. Todo está conectado. Todo son conversaciones. Todo es información en constante movimiento. Todo es comunicación… o intercambio. Ya lo he dicho. Relación de ayuda, encuestas de valoración, sesiones de motivación, entrevistas de trabajo, conversaciones y diálogos. Historias, cuentos, relatos y metarrelatos. Comunicación y metacomunicación.

¿Por qué conectamos? Me llama mucho la atención la búsqueda de elementos, aspectos, modelos, teorías, estilos, habilidades, medios, leyes o técnicas de comunicación, aproximación, interacción, tacto y contacto entre iguales. Es vital. Para educar en salud, para colaborar en cualquier proyecto, para trabajar en equipo, para estudiar necesidades, para planear cuidados, para intervenir, para enseñar, aprender, comunicar, educar, informar, persuadir, aconsejar o responsabilizar en salud… No sé por qué conectamos. Cada cual tiene sus motivos y sus necesidades, así como su propia concepción del mundo. Tal vez será mucho generalizar, pero solamente alcanzo a responder que conectamos para vivir.

La vida es conexión. Básicamente vivimos por y para relacionarnos, nutrirnos y reproducirnos. Unos sentimos o decidimos el sentido que tiene todo eso. Otros simplemente nos dejamos vivir lo mejor posible, o más bien intentamos sobrevivir lo mejor que podemos. Tal vez tenemos que hablar de motivación, resonancia o interés de cada persona. Tal vez sea igualmente relevante tener en cuenta nuestra situación. Tal vez la vida son las condiciones particulares de cada uno. Tal vez todo esté definido dentro de un sistema biopsicosocial, cultural, global, planetario, galáctico o multiversal. No tengo ni idea. El tema se me va de las manos. Solamente puedo preguntarme por cómo ocurren esas conexiones de las que me doy cuenta y esas a las que llamamos evidentes. No tienen por qué ser las mismas.

¿Cómo conectamos? Transmitimos ideas y pensamientos, poniéndolos en común con los demás de alguna manera. Tal vez hablemos el mismo idioma, utilicemos los mismos signos y pronunciemos las mismas palabras. Tal vez consideramos que estamos usando el mismo código, o un medio que nos permite expresar, conversar o comunicar de manera útil. Sin embargo, está claro que no podemos dejar de sentir, percibir, atribuir distintos significados y distintos matices cada uno a nuestra manera. De aquí la importancia de saber y poder conectar con cada persona, cada familia, cada grupo o cada comunidad.

¿Sabemos conectar? La educación para la salud depende mucho de las conexiones que realizamos. Tiene mucho que ver con tener ciertas habilidades comunicativas. Hay que saber conectar con los demás. Todo consiste en emitir, recibir, buscar, compartir, atacar, defender, hacer, dejarse hacer, aceptar, evitar, digerir, transformar y eliminar al mismo tiempo. Una idea aparece en tu mente y, consciente o no, vas a buscar sobre ese algo que piensas, necesitas o te gustaría. ¿Sabemos responder? Una pregunta en el mostrador de admisión. Unas palabras de calma en la consulta. Unos datos delicados en la historia clínica. Una mirada por encima del ordenador. Una mirada a los ojos para saludar al llegar o al irse. Siempre estamos conectando física, emocional, mental, cultural, social y espiritualmente. Aunque no sea lo mismo una relación en vivo y en directo, en persona, que virtualmente, en grabado y diferido.

¿Qué conectamos? Tampoco lo sé. Conectamos con, por y gracias a relatos, cuentos, diálogo, conversación, discusión, tertulias, conflictos, ideas, historias, cultura, información, comunicación… Y todo eso, ¿son los mensajes o el medio? Porque las sensaciones, sentimientos, senticiertos, percepciones, concepciones, teorías, modelos, pensamientos, pensaciertos, creencias y todo eso que nos une (o separa) podrían ser medios o mensajes al mismo tiempo. Conectamos con, por y gracias a todo eso que nos une o separa. Podría ser el origen o el final de todo. Tal vez el medio es el mensaje, como decía Mc Lujan. Podríamos conectar con todo eso o gracias a todo eso que estudiamos en los temas de Relación de ayuda, Comunicación, Educación y Promoción de la salud.

El mundo, la vida y la salud. Todo lo que nos rodea está formado por relaciones. Conexiones. Conversaciones… Sé que estudiamos cada canal, cada elemento o cada aspecto de la comunicación por separado, con las particularidades de cada modelo. No sabemos si estamos conectados por ondas o partículas. Ideas o palabras. Imágenes o sonidos. Olores o sensaciones. Aire o vacío. Cada día me sigo preguntando cómo conectamos en todos los aspectos de la vida y si no habrá un modelo definitivo para educar, asistir, prevenir, comunicar, participar en salud… Con ciertas personas conectamos directamente, nos llevamos bien incluso sin conocernos, y cuando hablamos con ellos la conversación fluye naturalmente y se crea un ambiente agradable. Mientras que con otras personas directamente se puede sentir la tensión en el aire.

¿Y si todo está conectado? ¿Y si todo es lo mismo? ¿Y si somos gotas fluyendo en un mar de luz? ¿Y si nuestro camino como planeta nos lleva a convertirnos en un sol, un fuego, una estrella o una explosión de luz? En ese caso no habrá más salida que la aceptación y el disfrute… Porque si hay algo que conecta de verdad, que aumenta el vínculo o sentimiento de unión, es tomárselo todo como un juego. Reír, cantar, bailar y disfrutar contando historias (también escuchándolas). Tal vez deberíamos observar más, prestar más atención y escuchar más. A nosotros mismos y a los demás. Conociéndonos y comprendiendo mejor, mucho antes de actuar, intervenir, gestionar, ayudar o cuidar.

#enfermerajipi desde #FanzinEnfermería

Apuntes de Enfermería holística y otros artículos de…

#enfermerajipi desde #FanzinEnfermería

Apuntes de Enfermería holística y otros artículos de @antonReina como enfermera Hippie en NuestraEnfermeríaFanzine

anton Reina

Written by

#enfermerajipi #masajeSentado. https://antonreina.com

#enfermerajipi desde #FanzinEnfermería

Apuntes de Enfermería holística y otros artículos de @antonReina como enfermera Hippie en NuestraEnfermeríaFanzine