Hay que tocarse más y mejor

anton Reina
May 1, 2018 · 6 min read

Es lo que me produjo el efecto 2000:
-¡Mami, quiero ser masajista!

@antonReina
#enfermerajipi

Hace más de 20 años que soy enfermera. Siempre sentí una especial sensibilidad por el lenguaje no verbal, los comportamientos de contacto en la gente y las sensaciones táctiles que forman parte de las relaciones interpersonales. Todo eso, llamado Háptica o ciencia de lo táctil, es también cada vez más explorado y explotado por la tecnología para desarrollar sensores, pantallas o realidad virtual. Es un tema tan amplio e interesante que prefiero abordarlo de manera subjetiva. Te lo recomiendo. Desde dentro. Desde lo físico. Desde mi cuerpo. Desde mi piel… Explóralo tú también desde tu cuerpo y desde tu piel.

Allá por el año 2000 sufrí un efecto al que llamé: ¡Mami, quiero ser masajista! Ocurrió después de invertir mi primer sueldo enfermero en un ordenador por piezas y un curso de reflexología podal. Ambos me marcaron para siempre. Uno abrió mi mente a internet y a las infinitas posibilidades que tiene estar cada vez más conectados en lo digital. El otro me convenció de la importancia que tienen los pies en particular, y la piel en general, como reflejo y base de nuestra salud. Desde entonces he querido saber más sobre los masajes, porque tocar a las personas produce unos efectos que llegan mucho más allá de lo físico.

El masaje es un medio. Me apasiona el tacto como medio para cuidar. Porque en el fondo me parece que es la base de todas las relaciones humanas. Más allá de hacer daño, agredir, forzar, humillar, manipular, transmitir rechazo o incluso matar, me interesan otras posibilidades, más relacionadas con la salud y el bienestar: Tocar. Tocarse. Dejarse tocar. Palpar. Explorar. Calmar. Aliviar. Transmitir apoyo. Presencia. Comunicar… Tacto entendido como sentido corporal, con el puedes percibir información interna o externa. Tacto entendido también como canal para emitir información no verbal, mucho más allá de lo físico, mental, emocional y social. Tacto como capacidad para percibir necesidades, como habilidad para medir intensidades y adecuar nuestras acciones mensajes, acciones o reacciones. Tacto como una virtud de prudencia y mesura, imprescindible para cuidar bien.

Tocar para cuidar y para cuidarse. Pero no sirve cualquier tipo de masaje… En mi búsqueda de una técnica segura, flexible, accesible y sin ninguna intención terapéutica con la que poder intervenir en la comunidad, descubrí un masaje sentado de acupresión tradicional japonesa que me parece una herramienta todoterreno muy potente. Tiene una forma estructurada que se adapta a cualquier persona y a cualquier medio. Puedo usar cualquier silla y no hace falta quitarse la ropa… Vivo la aventura de llegar a mucha gente en poco tiempo y con el menor esfuerzo posible. Promociono el bienestar mediante pausas de contacto humano, sano y respetuoso. Propongo momentos para conectar consigo mismo en entornos laborales o académicos. Mejoro la salud creando rincones y ambientes amigables. Es mi desafío social como enfermero. Fomentar el tacto sin intención terapéutica. Para cuidar. Para aliviar. Calmar con las manos sin incurrir en ningún tipo de intrusismo profesional. Admiro y respeto a los fisioterapeutas. Por eso les propongo este enfoque para trabajar en equipo, colaborar y cooperar. Lo llamo concordancia.

Antes de tocar. Cualquier masaje comienza mucho antes de rozar la piel. El contacto físico empieza en la mente. En la necesidad y en las expectativas. A veces también en el corazón. En los sentimientos y en el ánimo de las emociones. Es la parte más importante. La previa al contacto… Porque nos dicen que cada vez estamos más fascinados por las pantallas y más desconectados por culpa de la tecnología. Nos dicen que la cultura del consumismo aísla al individuo, que intentamos evitar la soledad con falsos entretenimientos. Incluso empezamos a creer que nuestra manera de relacionarnos y expresar nuestra sexualidad está diseñada por la pornografía. Parece como si los algoritmos de búsqueda en internet fueran los que nos están educando sexualmente. Pero, ¿qué es lo nos une o nos separa realmente? ¿Acaso no será nuestro propio amor propio?

Todos necesitamos caricias y apego desde que nacemos. Tanto como el calor, la comida, el descanso o la seguridad. Tocarse es algo tan natural como reprimido. Por eso tenemos que reivindicar y promocionar el tacto para la salud. Aumentar el contacto en la sociedad, en el sentido más amplio, para fomentar el bienestar y la paz. Es algo tan utópico como suena, tan necesario como parece y tan difícil como concederse una pausa. Lo que más cuesta es creer y sentir que te mereces un buen trato. Dar generosamente y pedir una caricia, un abrazo, una sonrisa, un masaje o un gesto de respeto y buenas maneras.

La mejor oportunidad ocurre ahora. Hace años que escribo sobre massage marketing en mi blog y estoy seguro de que en esta sociedad actual hay que tocarse. Cada vez más. Darnos más abrazos, más besos y más masajes. Por parejas, tríos, grupos o en solitario. Hace falta más tacto y contacto humano. Tenemos que reconectarnos urgentemente para sobrevivir al estrés. A la infoxicación. A esta tecnología que muchas veces nos acerca a los que están lejos, pero nos aleja de los que tenemos cerca. La oportunidad es ahora. Empieza por ti. Aquí y ahora. Me da lo mismo que seas hombre o mujer. Si tienes con quién practicar como si no. Si lo necesitas, desahógate, por favor.

Alíviate de vez en cuando. Sí, hablo de sexo. Se trata de tí. Nada más. Nada menos. Hazlo por tí. Por nadie más. Porque nadie es menos. Sólo si te hace falta. No te ofendas. Hay que tocarse. Siempre lo digo. Se sabe que simples gestos como caminar descalzos, tocarse los pies, cepillarse la piel o estimular el cuerpo con la naturaleza suelen ser beneficiosos para la salud. Sin embargo, solemos olvidarnos de nuestra relación con nosotros mismos. ¡El respeto y el amor propio son lo mismo! Si lo necesitas, dale su importancia. Quiérete. Tu propia sexualidad se lo merece. Solamente lo sabes tú. Es una parte de tí. Una manera de mimarte. De amarte. De valorarte. De cuidarte… Descúbrete, como dice este poema con el que honro a todas las enfermeras escritoras… Nadie te obliga a leer. Ni a tocar. Ni a tocarte. Si lo necesitas, explora. Si no, pasa la página. Eso es todo ;)

DESCUBRIRSE

Esta obra de Ester Álvarez Guillén está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Descubriendo mi erotismo:

“De pié, frente al espejo, me miro desnuda por primera vez con ojos de quien ama su cuerpo. Un cuerpo tantas veces castigado con dietas, con insultos, con complejos… siempre criticado y desvalorizado. Me miro con deseo y pasión, veo una piel sedienta de caricias, admiro la belleza de cada centímetro de mi cuerpo, único y poderoso. Cierro los ojos y puedo sentir mi piel erizarse, comienzo a tocarme, sueño… imagino todo aquello que me gusta sentir. Me excito y me relajo al mismo tiempo, sintiendo cada caricia, sabiendo que este es mi momento, solo para mi, donde nada malo puede acontecer, donde solo yo tengo el control y puedo llegar hasta donde yo quiera. Descubro sensaciones que estaban ocultas, lugares que eran prohibidos, fantasías reprimidas, gemidos silenciados… Y entonces llegas tú, ¡orgasmo divino!, apareces cuando menos me lo espero y me inundas con tu poder, te dejo llegar y te dejo partir en un instante de unión entre mi cuerpo y yo.”

Autoerotismo, ese gran desconocido… poderoso creador de orgasmos, placentero objeto de fantasías infinitas… ¡eterno tabú!

#enfermerajipi desde #FanzinEnfermería

Apuntes de Enfermería holística y otros artículos de…

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store