El enemigo a vencer: El miedo

By Robert Albornoz

“Always do what you’re afraid to do.” ― E. Lockhart,

Es un sentimiento visceral que llega a detener nuestro corazón, que genera una sensación de vacío, en algunas ocasiones produce mareo y en el peor de ellos nos llega a paralizar. Analiza qué sientes cuando hago las siguientes preguntas: ¿Y si lo que estoy haciendo no es lo correcto? ¿Y si desperdicio años de mi vida en una idea que no va funcionar? ¿Y si me rechazan? ¿Y si no estoy lo suficientemente capacitado como para dirigir este proyecto? ¿Y si no puedo con todo? ¿… Y si fracaso?

El sentimiento que quizás te invade mientras lees estas preguntas, determina y determinará tu forma de reaccionar ante la idea de emprender por tu cuenta o ser emprendedor. Y estas preguntas aplican para casi todos los aspectos de la vida, como: relación de pareja, de amistad, de trabajo, tus hobbies, entre otras cosas mas. No te ha pasado que te has interesado en aprender a tocar un instrumento musical, y al ver videos o amigos tocando, te dices a ti mismo: “esto es muy difícil, no lo voy a poder hacer”. Éstas respuestas pre-establecidas y generadas por nuestro subconsciente, son condicionadas y han venido dadas por años de escuchar a través de diversos medios, que no somos lo suficientemente capaces de hacer nuevas cosas y que finalmente, terminan limitando o determinando algunas de nuestras respuestas mas contraproducentes en el tiempo. Por lo que, con respecto a este punto recomiendo leer “Thinking, Fast and Slow” by Daniel Kahneman, para que así logremos entender la importancia de nuestras primeras reacciones ante ciertas situaciones.

De la misma manera ocurre cuando estás emprendiendo en un proyecto o idea, en cuanto empiezas a excavar y profundizar, te das cuenta que necesitas aprender cosas nuevas para así poder sacar la idea hacia adelante. A pesar, de que una sensación de inseguridad te invade, estás en camino a todo un nuevo universo de situaciones que desconoces, y te sacan de tu zona de confort. Y allí te encuentras tú, saltando al vacío teniendo tu idea como paracaídas, con un pánico inmenso a que este no se abra. Ha que no se abra porqué no estás seguro si es bueno, no sabes si tiene la resistencia necesaria para soportar tu propio peso, no sabes si lo podrás controlar a medida que vayas cayendo, no sabes si eres lo suficientemente capaz para saltar del avión y confiar en tus instintos para manejar ese paracaídas en el descenso.

Son incontables las dudas que rondan nuestras mentes, porque el temor saca provecho de ello, al punto de detenernos por completo y bloquear todo movimiento que quiera salir de tu cuerpo. ¿te suena familiar? Bienvenido al club, eres uno mas de los millones que, como seres humanos que somos, sentimos miedo.

“Don’t be afraid of being scared. To be afraid is a sign of common sense. Only complete idiots are not afraid of anything.”― Carlos Ruiz Zafón

He descrito y desarrollado de una forma bastante cercana aquel sentimiento que llamamos “miedo”, y hago hincapié en ello, porque al final debemos entender que, para afrontarlo, en primer lugar debemos reconocer que existe dentro de nosotros, y que forma parte de la gama de emociones que pasan por nuestro pensamiento día tras día. El siguiente paso es aprender a transformar esa energía y esa potencia, en un motor que te impulse, que te motive, que transmita adrenalina a tu cuerpo y termine siendo impulsor de tu propia fuerza interna.

A lo largo de los años he aprendido que todo sentimiento dentro de nuestro ser es energía. Como ya saben, la energía no se destruye, solo se transforma, y en esta pequeña oración está la clave. El sentimiento de miedo no lo vas a destruir, no lo vas hacer desaparecer, lo vas a transformar. Lo vas a transformar en adrenalina, que te va impulsar a ser mejor, a buscar soluciones, a buscar respuestas, a ser una persona más preparada para asumir los retos, a ser la persona que los retos lo motivan y no lo asustan. Ese es el secreto. Aprende a transformar la energía del miedo, de pánico, de frustración, en energía que se libere en forma de una fuerza que potencie tu creatividad, tus ganas de mejorar, tus ganas de volar fuera de tu zona de confort. Controla tu fuerza interior, domina tus sentimientos, abre tu mente y serás dueño de tu destino.

“A person who never made a mistake, never tryed anything new” — Albert Einstein

Robert Albornoz / CEO&Founder Media Wanderlust / Twitter: @Robert_Albornoz / Instagram: @robertjourney / Company Twitter: @web_wanderlust

Revisión y edición:
Dra. Elizabeth Castillo Medina / Twitter: @elizadberock
Dra. Olga Margarita Minguett / Twitter: @minguesita