La idea de que el micromanagement es algo malo está bastante difundida. Se supone que debemos buscar la forma de que la gente que lideramos sea autónoma y pueda hacer el trabajo sintiéndose cómoda con la responsabilidad, la tarea y el nivel de autonomía.

No obstante, enfrentémoslo, hay momentos en los que las cosas salen mal y hay que intervenir. Aquí van 6 situaciones que saqué de este artículo de Forbes:

  1. A strategy is changing.
  2. The enterprise is taking on a new endeavor.
  3. There’s a new leader, employee or unit.
  4. An employee or leader fails to execute, or a project continues to linger.
  5. A customer registers a serious complaint.
  6. Results are disappointing.

Dicho esto, resulta crucial la forma en que abordamos esta tarea de ir más a detalle. Esto involucra desde el nombre (supervisión cercana sería un mejor nombre que micromanagement) hasta el tiempo (no podemos hacer supervisión cercana de todo y durante un tiempo demasiado prolongado, estaríamos teniendo otro problema en este caso).

Seguimos pensando..

Originally published at http://ift.tt/2j6QuNh on January 11, 2017 at 07:00AM.