100 clichés lingüísticos a evitar, cómo escribir peleas con hachas y más — ESCRIB025

Olu eletu
En resumen, se tiende a confundir la disponibilidad con la sinonimia. Tenemos la sensación de que así nuestro estilo es más «rico» y «expresivo». No vemos que lo que estamos haciendo en realidad es delatar nuestro gusto por el floripondio, o las rémoras de nuestras redacciones escolares, al anteponer la profusión a la exactitud — recia característica de la literatura patria — ¡incluso en una acotación de diálogo! Tampoco parece que nos demos cuenta de que el recurso continuado al uso de presuntos sinónimos «para variar» acaba siendo tan cantoso como si hubiéramos repetido infamemente unos cuantos dijo.
— Extraído de «Estilo rico, estilo pobre», de Luis Magrinyà

¿Qué es esto?

«Escribiduría» es una recopilación diaria de cinco enlaces relacionados con el mundo de la escritura de ficción y la autopublicación. No está sujeta a la actualidad, sino al interés del contenido enlazado. Si quieres saber más, lee esto.



La imagen de cabecera está bajo una licencia libre. Puedes descargarla a tamaño completo y sin modificaciones aquí. No te olvides consultar los detalles de la licencia para ver cómo la puedes usar.


¿Quién hace esto?

Mi nombre es Iván Lasso. He sido blogger en varias publicaciones profesionales, escribiendo sobre software, Internet, cómics y blogging. También hago cómics sobre informática básica y cultura digital en Proyecto Autodidacta. De vez en cuando, escribo además cosas de ficción. Puedes saber más de mí en mi sitio personal. También me encuentras en Twitter y en mi página de Facebook, Proyecto OMA. Y no dejes de revisar mi perfil en Medium para ver las otras publicaciones que tengo, como estas dos: