6 Duras Verdades Que Te Harán Una Mejor Persona

Este artículo fue escrito por David Wong para Cracked.com. A día de hoy lo sigo considerando lo mejor que leí en internet. Cuando lo leí en su momento, realmente me ayudó mucho a ordenar varios aspectos de mi vida. Y conozco varios casos de personas que les ha sucedido lo mismo. Basta con que entren ahí y vean la sección de comentarios, es realmente muy lindo lo que sucede. Desde hace bastante que venía queriendo realizar una traducción, para que le sea posible llegar a todavía más personas que tal vez no dominen el inglés. Es un texto de una sinceridad atroz pero que te golpeará con fuerza y te dejará pensando. Quizás hasta te ayude. La vida es algo complejo, no es la solución mágica a todos tus problemas, pero puede llegar a ser un buen puntapié inicial. Si realmente te mueve una fibra en el interior, por favor pasate por el artículo original, dale un Me Gusta, compartilo, dejá un comentario o algo.


Siéntete libre de dejar de leer en este mismo momento si tu carrera está marchando genial, si tu vida es emocionante y si estás feliz en pareja. Disfruta el resto de tu día, amigo, este artículo no es para ti. Estás haciendo un gran trabajo, todos estamos muy orgullosos de ti. Así que para que no sientas que has desperdiciado un click, aquí tienes una foto de Lenny Kravitz usando una bufanda gigante.

Para el resto de ustedes, quisiera probar algo en primer lugar: nombren cinco cosas impresionantes sobre ustedes. Anótenlas o simplemente grítenlas fuerte. Pero acá está el truco: no pueden poner en la lista nada de lo que sean (por ejemplo: “soy buena persona”, “soy honesto”), en vez de eso solo anoten cosas que hagan (por ejemplo: “acabo de ganar un torneo nacional de ajedrez”, “hago el mejor chile de Massachusetts”). Si esto te resulta complicado, bueno, entonces estas palabras son para ti, y vas a odiar profundamente tener que escucharlas. Mi único argumento de defensa es que todas estas son las cosas que hubiera querido que alguien me dijera en 1995 más o menos.

#6- Al Mundo Solo Le Importa Lo Que Pueda Obtener De Ti

Supongamos que le han disparado a una persona que amas. Él o ella yace en medio de la calle, sangrando y gritando. Un sujeto aparece de pronto y dice: “Hazte a un lado”. Observa la herida de bala de tu ser querido y saca una navaja de su bolsillo, va a realizar una operación allí mismo en la calle.

Le preguntas: “¿Es usted un doctor?”

El sujeto dice: “No.”

Dices: “Pero tenés idea de lo que estás haciendo, ¿verdad? Fuiste médico en el ejército o algo así…”

A esta altura el tipo se enfada. Te dice que él es una buena persona, que es honesto, que siempre llega a tiempo a todos lados. Te dice que es un gran hijo y que tiene una vida plena y llena de pasatiempos divertidos, y que nunca jamás dice malas palabras.

Confundido, le dices: “¿¡Pero qué importa todo eso cuando mi [esposa/esposo/mejor amigo/padre] está ahí sangrando?! Necesito alguien que pueda operar una herida de bala. ¿¡Puedes hacerlo o no?!”

Ahora el hombre se pone nervioso. ¿Por qué estás siendo tan superficial y egoísta? ¿Acaso no te importa ninguna de sus otras cualidades? ¿No oíste cuando dijo que siempre recuerda el cumpleaños de su novia? Sabiendo todas las cosas fantásticas que hace, ¿realmente importa si sabe realizar una cirugía?

En ese momento de pánico, lo agarras con tus manos llenas de sangre de los hombros y lo sacudes mientras gritas: “¡Si! Te estoy diciendo que ninguna de esas mierdas importa, porque en esta situación específica, necesito a alguien que pueda detener una hemorragia, pedazo de idiota.”

Entonces aquí está mi terrible verdad acerca del mundo adulto: ese eres tú en casa situación en cada día de tu vida. Solo que tú eres el sujeto confundido con una navaja en su bolsillo. El resto de la sociedad es la víctima sangrando.

Si quieres saber por qué la sociedad no te nota, o no parecen tenerte respeto, es porque la sociedad se encuentra llena de gente que necesita cosas. Necesitan que se construyan casas, necesitan comida para comer, necesidad entretenimiento, necesidad relaciones sexuales satisfactorias. Has caído en esa situación de emergencia, con una navaja en el bolsillo, desde el mismo momento en que llegaste al mundo, te han hecho parte de un sistema diseñado exclusivamente para satisfacer las necesidades de las personas.

Así que o mejor comienzas a satisfacer esas necesidades desarrollando un set único de habilidades, o el mundo va a rechazarte, no importa qué tan amable, bondadoso o educado seas. Serás pobre, te quedarás solo y te expulsarán a la fría calle.

¿Esto te parece cruel, grosero o materialista? ¿Qué hay del amor y la bondad, nada de eso importa? Obvio que sí. Siempre y cuando eso te permita hacer cosas por otras personas que no ellas no puedan conseguir en otro lado. Veamos…

#5- Los Hippies Se Equivocaron

Aquí tienen la mejor escena en la historia del cine (ADVERTENCIA: LENGUAJE EXTREMADAMENTE GROSERO).

Para todos aquellos que no puedan ver videos, se trata del famoso discurso de Alec Baldwin en la obra maestra del cine Glengarry Glenn Ross. El personaje de Baldwin –quien vas a pensar que es el villano- se dirige a un cuarto lleno de hombres y les abre un nuevo agujero en el culo, diciéndoles que todos y cada uno de ellos van a ser despedidos a menos que puedan “cerrar” las ventas que les han asignado:

“¿Buen muchacho? Me importa un carajo. ¿Buen padre? ¡Vete a la mierda! Ve a tu casa y juega con tus hijos. Si quieres trabajar aquí, CIERRA.”

Es brutal, rudo, y roza lo sociópata, y sin embargo es la metáfora más honesta y exacta de lo que el mundo espera de ti. La diferencia es que, en el mundo real, las personas consideran que está tan mal hablarte de esta manera que decidieron que es mejor simplemente dejarte fallar una y otra vez.

Esa escena cambió mi vida. Configuraría la alarma de mi teléfono para que la reproduzca cada mañana si supiera cómo hacerlo. Alec Baldwin fue nominado al Oscar por esa escena y es la única escena de la película en donde aparece. Como gente más inteligente ha señalado, la genialidad de ese discurso es que la mitad de las personas que lo vean van a pensar “Wow, ¿cómo será tener un jefe tan horrible?” y la otra mitad van a pensar, “¡Sí carajo! ¡Salgamos ya mismo de aquí y a vendamos bienes raíces!”.

O, como el blog Último Psiquiatra ha dicho:

“Si hubieran estado en ese cuarto, algunos de ustedes hubieran entendido que se trata sólo de un trabajo, sin embargo se habrían nutrido de la energía del mensaje, habrían aceptado los insultos del jefe y pensado “¡Este tipo es genial!”; mientras que otros de ustedes se lo hubieran tomado personalmente, este tipo es un idiota, no tiene derecho a hablarme de esa manera o –la maniobra más común cuando el narcicismo se enfrenta a un poder mayor que él- quedarse en silencio fantaseando con encontrar información que haga quedar al jefe como un hipócrita. Qué satisfactorio.”

Ese extracto es sobre una crítica a los “hipsters” y por qué les es tan difícil encontrar un trabajo (lo cual no le hace justicia, vayan a leer el artículo completo), y el punto es que la diferencia entre esas dos actitudes — amargado vs motivado — la mayoría de las veces determina si vas o no a triunfar en el mundo. Por ejemplo, algunas personas quieren identificarse con el discurso de Tyler Durden en Fight Club: “No eres tu trabajo.”

Pero, la verdad, es que sí eres tu trabajo, totalmente. Obvio, tu “trabajo” y tu empleo pueden no ser lo mismo, pero en ambos casos no eres nada más que la suma de todas tus habilidades útiles. Por ejemplo, ser una buena madre es un trabajo que requiere una habilidad. Es algo que una persona puede hacer que es útil para otros miembros de la sociedad. Pero no te confundas: tu “trabajo” — la cosa útil que haces para otras personas- es todo lo que eres.

Hay un motivo por el que los cirujanos son más respetados que los comediantes de internet. Hay un motivo por el que los mecánicos son más respetados que los hipsters desempleados. Hay un motivo por el que tu trabajo va a ser la etiqueta que tu muerte va a tener en los noticieros (“Futbolista muere en un accidente”). Tyler dice: “No eres tu trabajo”, pero también fundó y administró una exitosa compañía de jabones y se volvió el líder de un movimiento político y social internacional. Él era completamente su trabajo.

O piénsalo de esta manera: ¿recuerdas cuando Chick-fil-A se opuso al matrimonio gay? ¿Y cómo, a pesar de las protestas, la compañía continuó vendiendo millones de sándwiches a diario? No es porque el país concuerde con ellos; es porque hacen su trabajo de preparar sándwiches deliciosos jodidamente bien. Y eso es todo lo que importa.

No tiene que gustarte. A mi tampoco me gusta cuando llueve en mi cumpleaños. De todas maneras llueve igual. Las nubes se forman y la precipitación sucede. Las personas tienen necesidades y asignan valores a las personas que conocen. Son simples mecanismos del universo y no responden a nuestros deseos.

Si te quejas de que no eres un cerdo capitalista y estás en desacuerdo con que el dinero lo es todo, sólo puedo responderte: ¿Quién dijo algo acerca del dinero? Te estás perdiendo el punto…

#4- Lo Que Produzcas No Tiene Que Generar Dinero, Pero Tiene Que Beneficiar a Otras Personas

Probemos con un ejemplo sin dinero así no te cuelgas de nuevo de ese punto. La demografía que lee Cracked son en su mayoría hombres en sus 20 y tantos. Por eso en los comentarios y en mis inboxes he leído decenas de historias año a año de tipos miserables y solitarios que insisten en que las mujeres no se les acercan a pesar de que ellos son los sujetos más buenos del mundo. Podría explicar qué es lo que está mal con este pensamiento pero mejor voy a dejar que Alec Baldwin lo explique:

En este caso, Baldwin está haciendo el papel de esa atractiva mujer en tu vida. No van a decírtelo tan explícitamente como él –la sociedad nos entrenó para no ser honestos con otras personas- pero la ecuación es la misma: “¿Buen muchacho? ¿A quién mierda le importa? Si vas a trabajar aquí, cierra.”

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto? La chica de la librería que se parece a Zooey Deschanel con la cual soñás todo el día y todas las noches. En 10 años ella va a ser una cirujana. ¿Tú que vas a ser?

“¿Qué? ¿Estás diciendo que no voy a poder conseguir chicas a menos que tenga un buen trabajo y un montón de dinero?”

No, tu cerebro salta a esa conclusión para que tengas una excusa para culpar a cada persona que te rechace tildándolos de egoístas y superficiales. Te estoy preguntando: ¿qué tenés para ofrecer? ¿Sos inteligente? ¿Gracioso? ¿Interesante? ¿Talentoso? ¿Ambicioso? ¿Creativo? OK, ahora, ¿qué haces para demostrarle esos atributos al resto del mundo? No digas que eres un buen muchacho, ese es el mínimo indispensable. Las chicas lindas tienen a muchachos siendo buenos con ellas 36 veces al día. El paciente está sangrando en la calle. ¿Sabes cómo operar o no?

“Bueno, ¡no soy sexista ni racista ni avaro ni egoísta ni abusivo! ¡No como todos esos idiotas!”

Lo lamento, sé que esto es difícil de escuchar, pero si lo único que puedes hacer es listar una serie de fallas que no posees, entonces aléjate del maldito paciente. Hay otro muchacho ágil y atractivo con una prometedora carrera esperando su turno para acercarse y operar.

¿Eso te rompe el corazón? OK, ¿ahora qué? ¿Vas a lloriquear sobre eso, o vas a aprender cómo realizar la cirugía? Depende de ti, pero luego no te quejes cuando las chicas se enamoren de los idiotas: se enamoran de los idiotas pero esos idiotas tienen otras cosas que pueden ofrecerles. “¡Pero soy muy bueno escuchando!” ¿Lo sos? ¿Porque sos capaz de sentarte en silencio durante horas esperando la oportunidad de que se acerque una chica linda (y luego pasar cada segundo imaginando qué suave debe ser su piel)? Bueno, adivina qué, hay otro tipo en su vida que sabe hacer eso, y también sabe tocar la guitarra. Decir que sos un buen chico es lo mismo que un restaurante promocionándose diciendo que sirven comida que no te hace enfermar. Eres como una nueva película cuyo nombre es “Esta película está en español” y su bajada es “Tiene actores actuando”.

Creo que esta es la razón por la que puedes ser un “buen muchacho” y aún así sentirte horrible sobre ti mismo. Específicamente…

#3- Te Odias A Ti Mismo Porque No Estás Haciendo Nada

“¿Entonces qué? ¿Estás diciendo que debería agarrar un libro sobre cómo conseguir mujeres?”

Sólo si el primer paso en el libro es “Conviértete en el tipo de persona que las mujeres quieren tener cerca.”

Porque ese es el paso que siempre es salteado. Siempre es “¿Cómo puedo conseguir un trabajo?” y no “¿Cómo puedo convertirme en el tipo de persona que un empleador querría contratar?”. Es “¿Cómo puedo hacer para gustarle a las chicas lindas?” en vez de “¿Cómo puedo convertirme en el tipo de persona que le gusta a las chicas lindas?”. Y es que esa segunda opción puede requerir que dejes de lado varios de tus hobbies favoritos y pongas atención en tu apariencia y dios sabe qué más. Hasta quizás tengas que cambiar tu personalidad.

“¿Pero por qué no puedo encontrar a alguien que simplemente le guste?”, te preguntas. La respuesta es: porque los humanos necesitan cosas. La víctima está sangrando, ¿todo lo que puedes hacer es mirar hacia abajo y quejarte de que las heridas no se curen solas?

Aquí hay otro video (NSFW):

Todos los que ven ese video inmediatamente se vuelven un poco más felices, aunque no todos por las mismas razones. ¿Puedes hacer eso por la gente? ¿Por qué no? ¿Qué es lo que te detiene de ponerte una metafórica zunga y capa y subirte a un metafórico escenario y agitar tu metafórico pene al público? El tipo de ese video sabe el secreto para triunfar en la vida humana: que hacer… lo que sea que sea eso que está haciendo… es mejor que no hacerlo.

“¡Pero no soy bueno en nada!” Bueno, te tengo buenas noticias: con suficientes horas de repetición encima puedes volver bueno en lo que sea. Yo era el peor escritor del mundo cuando era niño. Y tan sólo un poquito mejor a los 25. Pero mientras fracasaba estrepitosamente en mi carrera, pasé mi tiempo libre escribiendo durante 8 años seguidos, un artículo a la semana, hasta que finalmente pude conseguir dinero real gracias a eso. Me tomó 13 años ser lo suficientemente bueno para llegar a la lista de best-sellers del New York Times. Posiblemente me tomó 20.000 horas de práctica pulir la mierda de mi trabajo.

¿No te gusta la idea de emplear tanto tiempo en desarrollar una habilidad? Bueno, te tengo buenas y malas noticias. La buena noticia es que el mero acto de practicar va a ayudarte a salir de tu cascarón –fui capaz de soportar años de tedioso trabajo de oficina porque sabía que mientras tanto estaba aprendiendo una habilidad única. Las personas que abandonan porque el resultado tarda mucho en verse es porque no son capaces de comprender que el proceso ES el resultado.

La mala noticia es que no tienes opción. Si quieres trabajar aquí, cierra.

Porque en mi no-experta opinión, no te odias a ti mismo porque tienes un bajo autoestima, o porque otras personas son malas contigo. Te odias a ti mismo porque no estás haciendo nada. Ni siquiera tú mismo puedes “amarte por lo que eres”, por eso eres tan miserable y me envías mensajes privados preguntándome qué creo que deberías hacer con tu vida.

Haz las cuentas: ¿Cuánto tiempo pasas consumiendo cosas que han hecho otras personas (TV, música, video juegos, sitios de internet) contra el tiempo que pasas haciendo tus propias cosas? Sólo uno de esos factores suma valor a tu existencia humana.

Y si odias tener que oír esto y quieres responder con algo que hayas oído de niño que suene como “¡Lo único que importa es que está en mi interior”, entonces sólo puedo decirte que…

#2- Lo Que Eres Por Dentro Solo Importa Por Lo Que Te Permite Hacer

Estando en el negocio que esto, conozco docenas de aspirantes a escritor. Piensan en ellos mismos como escritores, se presentan en fiestas como escritores, saben que bien en lo profundo tienen el corazón de un escritor. Lo único que les falta es ese pequeño paso final, que es realmente escribir cosas.

Pero, ¿realmente importa? ¿”Escribir cosas” es tan importante para decidir quién es o no un “escritor” de verdad?

Por el amor de dios, SÍ.

Mira, hay un argumento universal para defenderte de todo lo que he dicho hasta ahora y para cada crítica que has recibido en tu vida. Es la cosa que tu ego te dice para impedir que hagas cualquier esfuerzo por mejorar: “Sé que en el interior soy una buena persona”. También puede leerse como “Sé quién soy” o “Sólo tengo que ser yo mismo”.

No me malinterpretas: lo que eres por dentro lo es todo — el sujeto que construyo una casa para su familia desde los cimientos lo hizo gracias lo que era por dentro. Cada cosa mala que hayas hecho ha comenzado con un mal impulso, un vago pensamiento girando en tu cráneo hasta que tuviste que reaccionar. Y cada buena acción que has hecho es igual –“quién eres en tu interior” es la metafórica tierra sobre la cual crecerán tus frutos.

Pero esto es lo que todo el mundo tiene que saber y la mayoría no puede aceptar:

““Tú” no eres nada más que la fruta.”

A nadie le importa tu tierra. “Quien eres por dentro” no significa nada salvo lo que produces para otras personas.

Por dentro tienes una gran compasión por las personas pobres. Genial. ¿Eso hace que hagas algo al respecto? ¿Oíste sobre esa horrible tragedia en tu comunidad y dijiste, “Oh, esos pobres niños. Hazles saber que los llevo en mis pensamientos.”? Porque vete a la mierda si es así- averigua qué necesitan y ayúdalos a conseguirlo. Cien millones de personas vieron ese video de Kony, prácticamente todos ellos llevaron a esos pobres niños de África “en sus pensamientos”. ¿Qué hizo el poder colectivo de esos buenos pensamientos? Una mierda. Niños mueren a diario porque millones de nosotros nos decimos a nosotros mismos que importar es lo mismo que hacer. Es un mecanismo interno que controla la parte perezosa de nuestro cerebro para evitar que hagamos un trabajo real.

Cuántos de ustedes deben estar dando vueltas en este momento diciendo “Él/Ella me amaría si solo supiera que interesante que soy”. ¿De verdad? ¿Cuántas de tus interesantes ideas y pensamientos se manifiestan en el mundo? ¿Qué te hacen hacer? ¿Si tu chico/a de los sueños te siguiera con una cámara durante un mes, estaría impresionado con lo que ve? Recuerda, no pueden leer tu mente, sólo pueden observar. ¿Querrían ser parte de tu vida?

Porque lo único que te estoy pidiendo es que apliques para ti mismo el mismo estándar que aplicas para todos los demás. ¿No tienes algún molesto amigo cristiano cuya única ayuda para todo el mundo es “rezar por ellos”? ¿No te vuelve loco? No me interesa si los rezos funcionan o no; no cambia el hecho de que eligieron el tipo de ayuda que no requiere que se levanten del sofá. Se abstienen de cualquier vicio, tienen pensamientos puros, su tierra interna es tan pura como puede serlo pero, ¿qué fruta crece allí? Y deberían saberlo mejor que nadie, he robado la metáfora de la fruta de la Biblia. Jesús dijo algo del efecto de que “un árbol es juzgado por su fruta” una y otra y otra y otra vez. Entiendo, Jesús nunca dijo “Si quieres trabajar aquí, cierra”. No, él dijo: “Cada árbol que no de una buena fruta debe ser talado y arrojado al fuego.”

Las personas no se toman bien que alguien les diga esto, así como los vendedores no se tomaban bien que Alec Baldwin les diga que necesitaban que les crezcan las pelotas o mejor se resignaran a tener que lustrarle los zapatos. Lo cual nos lleva al último punto…

#1- Todo Tu Interior Va a Luchar Contra el Progreso

La mente humana es un milagro, y nunca vas a verla tan bellamente en acción como cuando lucha contra todas las evidencias que le indican que es hora de un cambio. Tu psiquis está equipada con capas y capas de mecanismos de defensa diseñados para acabar con cualquier cosa que intente hacer que las cosas no se mantengan tal y como están — pregúntale sino a cualquier adicto.

Así que ahora mismo, algunos de ustedes leyendo esto estarán sintiendo como su cerebro los bombardea con razones estúpidas para rechazarlo. Por propia experiencia, puedo decir que esto se da de las siguientes formas…

*Interpretar intencionalmente cualquier crítica como un insulto

“¿¡Quién se cree que es para llamarme inútil y perezoso?! ¡Una buena persona jamás me hablaría de esa forma! Escribió todas estas cosas sólo para sentirse superior y hacerme sentir mal con mi vida. ¡Voy a pensar mi propio insulto para igualarle el marcador!”

*Centrarse en el emisor para evitar oír el mensaje

“¿Y quién es ESTE sujeto que me viene a decir A MI cómo tengo que vivir mi vida? ¡Oh, es tan exitoso y poderoso! Es solo un estúpido escritor en la internet. Voy a averiguar algo de él que reafirme que es un estúpido y que todo lo que está diciendo es estúpido. Este tipo es tan presuntuoso que me dan ganas de vomitar. ¡Vi su viejo video de rap en YouTube y pienso que sus rimas apestan!

*Centrarse en el tono para evitar oír el contenido

“Voy a ponerme a releer todo esto mil veces hasta que encuentre un chiste que sea ofensivo si lo sacas de contexto, y entonces voy a hablar y pensar sólo sobre eso. ¡Escuché que una sola palabra es capaz de volver a todo un libro invisible!”

*Revisar tu propia historia

“¡Las cosas no están tan mal! Ya sé que el mes pasado intenté suicidarme, ¡pero me siento mejor ahora! Es enteramente posible que si continúo haciendo las cosas que estoy haciendo ahora, ¡eventualmente todo mejorará! Voy a tener un gran descanso, y si continúo haciéndole favores a esa chica linda, ¡eventualmente se enamorará de mi!”

*Pretender que cualquier auto-progreso de alguna forma haría que dejaras de ser tu mismo

“Oh, ¿se supone entonces que tengo que tirar todos mis mangas y en vez de eso meterme en un gimnasio por seis horas diarias y broncearme como uno de esos idiotas de Jersey Shore? Porque, según entendí, ESA ES LA UNICA ALTERNATIVA.”

Etcétera. Recuerda, la miseria es cómoda. Es por eso que tantas personas la prefieren. La felicidad requiere esfuerzo.

Además, coraje. Es increíblemente reconfortante saber que mientras no crees absolutamente nada en tu vida entonces nadie va a poder atacar tus creaciones.

Es mucho más fácil sentarse y criticar las creaciones de otras personas. Esta película es estúpida. Los hijos de esa pareja son insoportables. La relación de esa otra pareja es un desastre. Ese tipo rico es un hueco. Ese restaurante apesta. Ese escritor de internet es un idiota. Mejor voy a dejar un comentario exigiendo que la web lo despida. ¿Ves? He creado algo.

Oh, espera, ¿olvidé mencionar esa parte? Si, sea lo que seas que intentes construir o crear — ya sea un poema, una nueva habilidad o una relación- vas a encontrarte inmediatamente rodeado por no-creadores que van a arrojarte mierda. Quizás no directo a tu cara, pero lo harán. El borracho de tu amigo no quiere que te mantengas sobrio. Tu amigo obeso no va a querer que comiences una dieta. Tu amigo desempleado no va a querer que arranques una carrera.

Solo recuerda, ellos solamente están expresando sus propios miedos, ya que insultar el trabajo de otras personas es su excusa para no hacer nada por ellos mismos. “¿Por qué debería crear algo cuando las cosas que otras personas crean apestan? Recontra hubiera escrito una novela hoy mismo, pero mejor voy a esperar a que se me ocurra algo bueno, ¡no quiero escribir la próxima Crepúsculo!” Siempre y cuando se mantengan sin crear nada, su trabajo siempre va a ser perfecto y fuera de alcance. O, si producen algo, se asegurarán de hacerlo con una gran ironía. Harán algo tan intencionalmente malo que dejará en claro a todo el mundo que ese no es su verdadero esfuerzo. Su verdadero esfuerzo sería increíble. No como la mierda esa que hiciste tú.

Lee nuestra sección de comentarios –cuando se pone fea, siempre es desde el mismo ángulo: Cracked tiene que despedir a este columnista. Este idiota tiene que dejar de escribir. No hagan más videos. Siempre se resume a “Dejen de crear. Esto es totalmente diferente a lo que habría hecho, y la atención que están recibiendo por esto me hace sentir mal conmigo mismo.”

No seas esa persona. Si eres esa persona, no seas nunca más esa persona. Eso es lo que hace que la gente te odie. Eso es lo que hace que te odies a ti mismo.

Entonces, ¿qué tal esto?: Un año. El final del 2015, esa es tu meta. O un año a partir de cuando seas que estés leyendo esto. Mientras otras personas te dirán “¡Haz una promesa de Año Nuevo de perder 10 kilos este año!” yo te digo que hagas LO QUE SEA- agrega cualquier habilidad, cualquier mejora a tu set de herramientas de ser humano, y vuélvete lo suficientemente bueno en eso como para impresionar a la gente. No me preguntes qué –demonios, elige algo al azar si no se te ocurre nada. Toma una clase de karate, o baile de salón, o cerámica. Aprende a hornear. Construye una pajarera. Aprende a hacer masajes. Aprende a programar. Filma una porno. Vuélvete un superhéroe y combate el crimen. Abre un canal en YouTube. Escribe para Cracked.

Pero el punto es que no quiero que te concentres en algo genial que vas a hacer que suceda para ti (“Voy a conseguir novia”, “Voy a ganar mucho dinero…”). Quiero que te concentres totalmente en adquirir una habilidad que te haga ligeramente más interesante y valioso para las otras personas.

“No tengo dinero para empezar clases de cocina.” ¡Entonces por el amor de dios googleá “Cómo cocinar”! Hoy en día incluso ya filtraron todo el porno, es más fácil que nunca. Tendrás que matar a las excusas. O las excusas te matarán a ti.

Si quieres puedes dejar constancia de tu proyecto en nuestro foro o en los comentarios y volver a chequearlo el año que viene, recuérdatelo. Me da intriga si aunque sea una persona va a hacer esto, pero si sucede vamos a ver hacia atrás, no solo en qué fue lo que hizo sino por qué. No tienes nada que perder y el mundo te necesita. Aquí tienes un video de un corgi rodando por las escaleras.