10 consejos para empezar como ‘freelance’

Antes de empezar a hablar sobre el mundo freelance, voy a contaros algo que vi hace poco en la televisión. Hace unos días en el famoso programa El Hormiguero de Antena 3, Antonio Banderas, como invitado especial esa noche, hacía una reflexión sobre las diferencias entre España y Estados Unidos, país donde él se ha pasado muchos años trabajando como actor.

Básicamente, el señor Banderas nos hablaba de una encuesta hecha en universidades españolas, concrétamente en Andalucía, y en universidades americanas. Esta encuesta preguntaba a los jóvenes estudiantes a que se querían dedicar cuando fuesen mayores. En España, los resultados mostraban una apabullante mayoría que deseaba ser empleada por el estado, como funcionarios. Sin embargo, en Estados Unidos, el siempre llamado país de las oportunidades, esa misma cantidad de alumnos, en torno al 75 % según el actor español, respondía a la pregunta diciendo que su objetivo era ser emprendedores y tener su propio negocio.

Así explicaba el malagueño como un país puede crecer de la manera que Estados Unidos ha crecido y sigue haciéndolo. Y no podría estar más de acuerdo, porque lo que necesita un país para crecer son jóvenes dispuestos a perseguir sus ideas, crear cosas, equivocarse, y antes o después, tener éxito.

Sin embargo, y aunque no nos podamos comparar con países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Australia, la era de Internet ha traído consigo muchas facilidades a la hora de crear un pequeño negocio online y en España hay cada vez más de estos llamados trabajadores freelance. Personas que persiguen su idea de negocio en solitario, ayudándose de las nuevas tecnologías y sin disponer de un negocio físico.

Con una rápida y sencilla búsqueda de Google podemos encontrarnos con escritores, traductores, diseñadores, desarrolladores, fotógrafos e incluso profesores que se ganan la vida como emprendedores online.

Viéndolo así, parece muy fácil, pero no lo es. Decidirse a trabajar por tu cuenta, sin un salario fijo y sin la seguridad que te da una empresa detrás de ti puede ser complicado, incluso aterrador para algunos. Por eso, aquí van 10 consejos aprendidos con el tiempo sobre cómo mejorar tus posibilidades de éxito como freelance.

1. Ten un plan B

Los comienzos son difíciles. Eres «nuevo en el negocio», no tienes clientes fidelizados y no tienes un sueldo fijo al mes. Por eso mismo, antes de empezar como freelance tienes que asegurarte de una cosa muy importante: Aunque no tengas ningún tipo de ingreso en los primeros meses de tu aventura en solitario, podrás mantenerte económicamente. Bien porque hayas ahorrado durante tus últimos años trabajando en una empresa, porque aún vives con tus padres, etc. En caso de no cumplir este requisito, lo mejor es que empieces con tu negocio a tiempo parcial, sin renunciar a tu trabajo fijo hasta que hayas crecido lo suficiente como para vivir como Freelance.

2. Usa un contrato y cobra por adelantado

Queramos o no siempre habrá gente que se quiera aprovechar de nosotros, y más si estamos empezando y no tenemos a una empresa detrás respaldándonos.

Por esto mismo, nunca trabajes sin firmar un contrato, por muy general y básico que este sea, en el que queden bien claro los servicios que vas a proveer a tu cliente y el pago que él te hará a cambio.

Al mismo tiempo, uno de los mayores problemas al que se enfrentan los freelance que trabajan por Internet, son los pagos tardíos o incluso los no pagos de sus clientes, que cuando reciben las primeras copias del trabajo realizado parecen desvanecerse como fantasmas. Por esto mismo, si quieres ser un freelance serio y cubrirte las espaldas pide siempre una parte del pago por adelantado antes de empezar a trabajar. Puede ser la mitad del total o en caso de ser un proyecto muy grande una tercera parte, programando otro pago en la mitad del trabajo.

3. Tu reputación es tu marca como ‘freelance’

Igual que las empresas tienen que cuidar su marca si quieren tener éxito, como freelance, tienes que cuidar muy mucho tu reputación, porque esta será la clave a la hora de conseguir nuevos clientes.

Asegúrate de tener un buen portfolio, ya sea en tu propia página web o en otras páginas destinadas a esta tarea como Dribbble para diseñadores o Pinterest e Instagram para fotógrafos. Enseña en él solo tus mejores trabajos, de los que estés orgulloso y seguro de que gustarán a tus posibles nuevos clientes.

4. No seas mediocre

Ser emprendedor es duro y la única manera de tener éxito es sentir pasión por lo que haces y acompañar esta pasión con toneladas y toneladas de esfuerzo. Si no estás preparado para esto, es casi imposible que puedas llegar a conseguir tus objetivos como freelance. Trabaja lo más duro que puedas y no te conformes con nada que no sea la mejor versión de ti.

5. Promociónate

Escribe un blog, comparte tus opiniones y nuevos proyectos en las redes sociales, habla con tus amigos y conocidos sobre tu trabajo siempre que puedas, atiende a conferencias y habla con otros profesionales… La mejor manera de conseguir clientes en tus inicios como freelance va a ser mediante la gente que conozcas. Cuanto más hables de ti, más te tendrán presente cuando salga una conversación sobre un posible negocio en el que se necesite a un profesional de tu nicho.

Además, siempre es bueno poner en práctica algunas estrategias de marketing digital de las que hablo en una nueva entrada de mi blog.

6. Conoce tus números

Lleva las cuentas de la parte económica de tu negocio al día. Conoce tus ganancias con cada proyecto, tus ganancias mensuales, investiga de dónde vienen la mayoría de estos proyectos y cómo conseguir más.

Aprende a controlar lo que trabajas con cada proyecto, las horas que empleas. Cuando vayas cogiendo experiencia, en cuanto se te presente un nuevo trabajo sabrás el tiempo que te costará realizarlo y podrás hacer una oferta adecuada.

7. Aprende a decir no

Al empezar como freelance siempre es bueno aceptar todos los trabajos posibles, aunque solo sea para empezar a crearte un nombre y poder juntar un portfolio de proyectos exitosos que enseñar en el futuro.

Sin embargo, no es una buena idea aceptar proyectos cuando estás embarcado en otros que apenas te dejan tiempo para los nuevos, puesto que al final esto se verá reflejado en la calidad de tu trabajo.

Al mismo tiempo, habrá veces que te llegarán ofertas que sabes que no son justas y no te van a aportar apenas beneficios. Cuando se te presenten estos casos, aprende a decir no. No tienes por qué aceptar cualquier trato por el mero hecho de que estés empezando. Al fin y al cabo antes de empezar tu aventura como emprendedor has tenido una formación que ya debería ser suficiente resguardo para cualquier cliente que no confíe en tus habilidades.

8. Trata a tus clientes como si fueran los únicos

Cada uno de tus clientes debería de ser especial para ti cuando eres freelance, sobre todo en tus inicios. Al fin todos ellos son gente que ha confiado en ti para realizar algo que necesitaban en vez de confiar en cualquier otro profesional de la competencia.

Asegúrate de darles siempre la máxima calidad en cada proyecto, mantén el contacto con ellos después de acabado un trabajo, ofréceles descuentos cuando te son fieles durante largos periodos de tiempo o te recomiendan a otros conocidos. En resumidas cuentas, cuídalos, porque ellos son la base de tu éxito.

9. Pide opiniones

La única manera de mejorar en tu trabajo, y en cualquier cosa que hagas en la vida, es descubriendo las cosas que haces mal. Por eso, no dudes en pedir feedback a tus clientes cada vez que acabes un proyecto. Ellos te dirán más cosas positivas que negativas sobre tu trabajo, pero pon especial atención en el segundo grupo y asegúrate de corregirlas para la próxima vez.

10. No dejes de aprender

Ahora más que nunca, y gracias a las nuevas tecnologías, los servicios que queremos, sobre todo hablando del mundo online, están en continua evolución y perfeccionamiento. Si quieres llegar a tener una larga carrera como emprendedor y no ser «flor de un día», no dejes nunca de aprender. Dedica una hora del día a leer sobre nuevas tendencias, a estudiar un curso online sobre un nuevo lenguaje de programación o una nueva técnica de fotografía que se está poniendo de moda. Esto unido a la experiencia que vayas adquiriendo será lo que te haga un mejor profesional en tu trabajo.

Si sigues estos 10 consejos durante tus inicios en el mundo freelance tus posibilidades de éxito aumentarán en gran medida. Muchos de ellos los he descubierto después de cometer yo mismo lo errores de los que hablo o los he aprendido gracias a expertos en el campo. Si tienes alguna duda, no dudes en contactar conmigo y si sabes de algún otro consejo importante que crees que debería aparecer en la lista, comenta en esta entrada y lo tendré muy en cuenta.

Si te ha parecido interesante el artículo, no olvides de hacer clic en ese corazón de ahí abajo para que pueda llegar a más gente. ¡Gracias! ;)