5 cosas que están matando tu creatividad

Si cumples con al menos una de ellas podrías estar desperdiciando tu potencial.

1. Orden excesivo

Hay días que me levanto y ya tengo una serie de tareas pendientes por comenzar ASAP. Seguido me pregunto que hubiera sido de ese día si hubiera tenido la agenda libre y solo me hubiera dejado llevar por lo que en ese momento preciso tenía ganas de hacer. En mi experiencia así he compuesto mis canciones favoritas, escrito mis artículos más visitados y aterrizado mis proyectos más ambiciosos. Cuando manejamos una agenda no tenemos tiempo de pensar. Nos desenvolvemos como un instrumento más que como un individuo creativo y pensante. En medida de nuestras posibilidades debemos asignarnos un día sin agenda para dejar fluir lo que nuestra creatividad es capaz de hacer.

2. Autonomía

Si tienes una idea a medio pensar o un trabajo a medio realizar y sufres por no poder avanzar con la misma fluidez con que lo comenzaste, lo peor que puedes hacer es darle vueltas en tu cabeza hasta que la fluidez regrese. Siempre puedes acercarte a gente y preguntar su opinión. No importa que sepan o no del tema. Cualquier persona puede llenar los huecos que en ese momento no te permiten avanzar. Incluso con suerte podrías llegar encontrar a tu siguiente socio o colaborador.

3. Vergüenza

Sabemos que internet está lleno de trolls y que los más cercanos a nosotros muchas veces son los críticos más severos. En lo personal creo que no hay algo más difícil en la vida de un creativo que sentir la desilusión de tus más allegados. Sin embargo es algo del paquete y tenemos que aprender a dominarlo. No hay una formula mágica en este caso. Lo único que podemos hacer es aprender sobre que información nos sirve y cual nos puede crear conflictos.

4. Tecnología

Todos amamos tener servicios como Netflix, Evernote o Instagram. Nos hacen la vida más fácil pero también nos pueden hacer dependientes y unilateralmente receptivos. Y cuando pasamos mucho tiempo pasivos a que la tecnología nos facilite la vida, podemos perder la capacidad por crear. ¿Qué se puede lograr con una mañana sin conexión alguna con la tecnología? Mucho. Toma un par de horas con una libreta y algo (no tecnológico) que inspire tu creatividad. Puede ser leer un libro, ver un paisaje, beber café, acariciar un gato, etc.

5. Creamos para otros

Algo que gente que respeto me dice muy a menudo es que la clave para tener éxito con tus creaciones es haciendo cosas que te gusten a ti. Un creador no puede transmitir emociones que el mismo no ha sentido por carne propia. Corremos el riesgo de crear algo que en esencia se sentiría falso y, aceptémoslo, hacer cosas que no nos llaman para agradar a otros es aburrido.


Sobre el autor

Mike Solis es fundador de Jappico. Puedes conectar con él por Twitter, Instagram o Medium.