6 cosas (un poco ridículas) que las mujeres hacemos cuando nos gusta alguien (y no nos atrevemos a decírselo)

Consejo sobre cómo una mujer debe ligar… No le hagas ni caso, si te da la gana de hablar con el camarero habla.

A quien no le ha pasado… Te gusta una persona, no te atreves a decírselo pero quieres que se note… Sin que se note. Y ahí empieza el suplicio: estratagemas intrincadas propias de un guión de cine que no siempre (casi nunca) surten efecto.

Pues después de hablar con muchas amigas sobre este tema, he encontrado las 6 cosas (un poco raras) que las mujeres hacemos para que se note que nos gusta alguien sin que se note que nos gusta:

  1. Colocarnos cerca de él pero sin mirarlo a los ojos y empezar a hablar con todos los de alrededor menos con él.
  2. Invitarle a una fiesta en nuestra casa. Acto seguido invitar a más personas para que no parezca que sólo queríamos que viniese él.
  3. Machacarnos mirando su perfil de Facebook. Y rezar para que no sepa que lo hacemos.
  4. Ponernos ese modelito que nos piropeó una vez. Aunque sea invierno y el modelito sea de verano. («No, no tengo frío ninguno»).
  5. Pasar casualmente por donde vive. Pasar casualmente por donde trabaja. Pasar casualmente por donde dijo que iba a estar el domingo por la tarde.
  6. Hacernos de repente súper amigas de sus amigos.

Nota de la autora: Yo uso «él» porque a mí me gustan los «él». Pero si quieres, pon un «ella», alguna amiga gay me ha confesado que alguna de estas cosas también las ha hecho ella. ;)