Alí y Nino: amar en tiempo de odio

‘Alí y Nino’, ediciones Asteoride 2012. Fotografía: María Entrialgo Retoque: Elena del Rivero Fernández Agradecimientos: Román Arias

El libro del que os voy a hablar hoy es Alí y Nino (Kurban Said, Viena, 1937). Cuenta la historia de amor, durante el inicio de la Primera Guerra Mundial, de un aristócrata musulmán y una princesa cristiana en Bakú, Azerbaiyán. Es uno de los libros que más me ha sorprendido en los últimos años, y eso que no es uno de mis géneros favoritos. Al final la reseña me ha quedado un poco más larga de lo que yo las suelo hacer, pero la he escrito y reescrito varias veces hasta que, creo, he conseguido expresar lo que significó para mí. Os recomiendo mucho, mucho, leerlo.

Narrador en primera persona

Después de esta introducción, os confieso que, en realidad, me costó bastante arrancar a leerla e incluso lo dejé en el primer capítulo. Y es que, cuando hay un narrador en primera persona, y este tiene un sistema de valores tan distinto al tuyo, es más difícil conectar. En este caso Alí es el que habla, y al principio me aburría y me cargaba un poco su soberbia. Las primeras personas son siempre complicadas, y más cuando, por ejemplo, sus opiniones sobre cómo se debe comportar la mujer son tan diferentes a las nuestras, los occidentales. Porque este no es un libro de fantasía con una cultura inventada o ligeramente basada en otra real, son problemas y temas muy actuales, que te hacen pensar y acordarte sobre todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Y sin embargo se escribió hace ya ochenta años.

Como os decía lo abandoné, pero brevemente. Creo que lo que me empujó a seguir leyéndolo fue cómo está escrito, el cuidado en las descripciones de Bakú y de Azerbaiyán: se le sale la arena y el sol por los bordes de las hojas, abrirlo es como destapar una caja llena de luz. Además tenía curiosidad por saber cómo iba a evolucionar la relación entre ambos protagonistas.

Argumento

Al final, resultó que Alí y Nino es en realidad una metáfora de las relaciones entre oriente y occidente. Y más concretamente, la historia de un país que lucha por sobrevivir entre ambos mundos. Azerbaiyán, límite entre Asia y Europa, intenta encontrar su identidad propia.

A través de lo que les va sucediendo a los personajes vamos viendo ese tira y afloja entre estas dos culturas tan distintas, que se necesitan, se aman, y que parece que están destinadas a no poder convivir nunca. Pero, y aquí llega el punto más importante de la narración, hay un momento en el libro donde Alí se da cuenta de que no puede pedirle a Nino que cambie, porque él ama lo que ella es; y a Nino le pasa lo mismo, entiende que ella lo quiere por quién es Alí.

Lo bonito de la historia es que comprenden de dónde nace su amor y se aceptan tal y como son: se respetan. Y teniendo en cuenta las circunstancias del momento, el inicio de la Primera Guerra Mundial, llegan a la conclusión de que en que el único lugar del mundo donde pueden convivir en paz es en Bakú, porque ellos y sus culturas son la esencia y origen de Azerbaiyán.

Nino, una mujer por delante de su tiempo

Personalmente, el personaje de Nino es mi preferido. Es tan moderna, con una forma de pensar tan de nuestros días, que si este libro hubiese sido escrito hace cinco o diez años hubiese pensado que es anacrónica, y que el autor habría usado como referencia a una chica de su entorno sin intentar adaptarla al tiempo de la historia. Es uno de los personajes más redondos que me he encontrado, tiene manías, gestos y frases recurrentes, y mucha personalidad. Además cambia durante la historia sin perder su esencia. Sin ninguna duda es uno de los personajes femeninos más bonitos que me he encontrado.

Conclusión

Pero no solo eso. En mi opinión tiene un discurso anti-belicista. Como ya sabéis, la Primera Guerra Mundial estalla, y Azerbaiyán se ve en medio de ella. Aquí voy a intentar no desvelaros el final, pero creo que el autor intenta explicar cómo, en un conflicto armado, da igual quién gane al final, lo importante es que los equilibrios se rompen. Nadie gana.

Estatua móvil creada por la artista Tamar Kvesitadzeen en Batumi, Georgia

El problema con el autor

La historia del autor es también muy interesante, porque en realidad Kurban Said es un pseudónimo. Si que parece que hay bastante consenso en que es Yusif Vazir Chamanzamili (1887–1943) por algunos datos de su biografía. No obstante también consta como autores o coautores Lev Nussimbaum (1905–1942) y la baronesa Elfriede Ehrenfels (1894–1982) quienes habrían tenido acceso al manuscrito y lo habrían modificado incluyendo partes de la obra del escritor georgiano Grigol Robakidze (1881–1961). En realidad que no se sepa quién es el autor creo que le hace un favor a la historia, porque la desliga de una persona en particular, y la hace ser más del pueblo Azerí.

Si queréis más

Se estrenó una película el año pasado, que aún no he visto, pero por el trailer parece muy bonita, y personalmente María Valverde creo que es un muy buen fichaje de casting. Además, ya os he dejado en enlace de video a la escultura de Alí y Nino, disfrutadla, y leed el libro.

Ficha técnica

Autor: Kurban Said
Título: Alí y Nino
Título de la edición original en alemán: Ali und Nino
Editorial: Libros del Asteroide
ISBN: 978–84–92663–59–0
Género: Novela romántica/aventura
Páginas: 295
Encuadernación: Tapa blanda
Traducción: Isabel Payno