Boceto nº15


Pero entre ella y yo hay un maleficio por ser felices, por olvidar la semana llena de cotidianidades y trabajo frío. Ese maleficio dice que no nos pertenece el tiempo, que éste escapa de nosotros cuando estamos juntos y será siempre un suspiro lo que tendremos de él, cada vez que miremos un reloj podremos sonréir si estamos juntos, se nos hará de noche rápidamente dice el maleficio (y pondrá esos ojillos de sueño que dicen que duerma más, y yo querría redescubrirla), las horas serán minutos y estos no serán nada para nosotros dos; ¿qué es un minuto?, un beso, y ese minuto parece no existir dentro de él.

El pelo mojado quiero, si llueve

la carrera loca que trunca el aliento

y te acerca al abismo,

por haberte perseguido.

Llevarme los árboles caídos sin pudor,

porque entiendo mis pecados.

No me importa ser rechazado

y pringarme con la risa adherida

de perseguirte a donde te exilien.

Necesito que existas como esas veces

en algún banco sentada,

saberlo en los años que reme en galeras

dentro de su estela, que duermes junto a mí,

mientras gano la espalda al futuro,

y sin ensuciar un hálito de la llamada felicidad.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.