“Branding” a prueba de bombas

Coca-Cola como marca vale más de 80 mil millones de dólares. No estoy hablando de los activos físicos, las fábricas o las reservas de dinero; estoy hablando del nombre Coca-Cola y todo lo que representa.

Hipotéticamente hablando si el día de mañana Pepsi decide bombardear todas las fábricas y oficinas de Coca-Cola la empresa aun tendría con que pedir un préstamo. ¿Por qué? Porque el nombre y los 80 mil millones que vienen con él estarían intactos. Ninguna bomba puede destruir lo que significa Coca-Cola en la cabeza del consumidor.

Este es un concepto de mercadeo que muy pocos entienden, el branding no se basa en hacer un logo bonito o escribir una frase inspiradora, el branding se basa en crear una idea consistente en la mente del consumidor. La marca Coca-Cola, que consiste primordialmente en “felicidad” y “compartir”, no vive en un logo, vive en nuestras cabezas. Todos relacionamos Coca-Cola con estos dos conceptos bien sea que vivamos en Bali o la ciudad de Panamá.
 
Estas son malas noticias para Pepsi. 
 
Si después del bombardeo Coca-Cola decide relanzar su producto todo volvería a la normalidad, la soda se vendería a millares igual que antes. Pues lo que hala el consumo; básicamente lo que significa Coca-Cola en la cabeza del consumidor, es intangible y por ende inmune a explosiones. Por eso el banco le otorgaría el préstamo a la empresa, el nombre Coca-Cola le garantiza a la institución financiera que es posible recuperar el dinero.
 
Piensa en tu marca y en que quieres que represente, nunca sabes cuando te van a bombardear o cuando vas a necesitar un préstamo.

Explora nuevas maneras de pensar. Únete a nuestra comunidad en Facebook.


Originally published at blog.configura.info.