Cartas (XVIII)

El mar

Hay algo en lo infinito, cristalino y hondo del mar que me atrapa y que me hace volver cada amanecer cuando el instante de resplandor sucede, después de que la tormenta que la noche anterior trajo, amaina.

El mar se parece mucho a vos.