Decodificando a Omar Little, un vengador gay en ‘The Wire’

Image for post
Image for post
El actor Michael K. Williams interpreta a Omar Little en la serie ‘The Wire’. Foto: HBO.

La belleza profanada

La primera vez que aparece, Omar vigila (y posteriormente asalta) una de las caletas de Avon Barksdale, narco y objetivo principal de la Policía de Baltimore. Lo asiste en este asalto un muchacho a quien parece estar iniciando en el arte del despojo, en una relación erastés-erómeno. Su carácter de principiante los pone en el radar de la organización de los Barksdale, pues el jovencito deja escapar el nombre de Omar en plena acción delictiva. Brandon, el efebo, recibe toda la atención de Omar. Lo besa en público y le acaricia los rizos bajo el sol. Viven juntos. En una escena en la que Brandon maldice, Omar lo calla admirando la hermosura de sus labios. La «profanación de la belleza de Brandon», como lo interpreta Eric Beck (2009), motiva luego cierto tipo de venganza de Omar contra Barksdale.

Lo que entra y sale de la boca

En The Wire se insiste en la idea del «juego». La industria del narcotráfico y la guerra contra las drogas constituyen el «juego», que es el poder en constante traslación en distintos niveles. Del «juego» se espera todo. El «juego» se concibe como una fatalidad autorregulada. La soplonería merece las máximas sanciones porque interrumpe o acelera la muerte y la cárcel, los dos finales posibles para los jugadores. El degradante acto de soplar amenaza la integridad del «juego» . Un soplón traiciona el «juego» y renuncia así a la dinámica en cuyo eje normativo se hace hombre. Por eso debe ser aniquilado. Se trata de una visión de lealtad masculina que ha sido ampliamente explorada y relacionada con los hombres delincuentes. En La ciudad y los perros, Vargas Llosa (2005) relata la tragedia del Círculo, un grupo de estudiantes del Colegio Militar Leoncio Prado dedicados a robar, beber, jugar cartas, masturbarse en grupo, abusar sexualmente de animales y otras actividades castigadas en el recinto. El personaje del Jaguar justifica la muerte de un soplón porque «es lo más asqueroso que puede ser un hombre» y «no hay nada más bajo y repugnante». La misma visión prevalece en la organización de Barksdale.

Un ciclo de miserias

Las esquinas de Baltimore amanecen en absoluta calma los domingos. Los gángsteres acuerdan no atacarse entre sí durante el día de servicio cristiano, cuando desfilan por las calles casi todas las mujeres y los niños. La violación de esta «tregua del domingo», en perjuicio de Omar y su abuela, evidencia la vocación protectora del malandro. Un soldado de Barksdale abre fuego contra Omar y una bala atraviesa el sombrero de la anciana que lo crió. El mismo Avon Barksdale reprende la imprudencia de los suyos y ordena comprar un nuevo sombrero a la señora.

Referencias:

Beck, Erick (2009). Respecting the middle: The Wire’s Omar Little as neoliberal subjectivity.

Medium en español

La publicación oficial de Medium en español

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch

Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore

Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store