Del odio y el amor hacia mi hipersensibilidad

A veces imagino a todas las personas que he conocido (en diversas fases de mi vida) sentadas en una sala, conversando sobre mí... Y siempre termino creando situaciones así:

— Sí, es que ella es muy tierna. — Ya, pero tiene un geniecito… — ¿Qué dices? Es demasiado paciente.. — Nada que ver, se frustra rápido y te manda a volar. — Bueno, pero tiene un lado divertido. — Más bien, pervertido. — ¿Eh? ¡Pero si ella es es puro amor y ternura!

¿Estamos hablando de la misma persona?
He ahí el quid del asunto.

Todas esas soy yo. Cada una de las facetas que muy pocas personas conocen en conjunto — aún no se a ciencia cierta si eso es bueno o malo — , ya que tiendo a mostrar sólo una parte de mí, dependiendo de la circunstancias en que conocí a esa persona, mi relación con ella y el entorno en el que esté.

Lo único malo, es que todas esas personas podrían coincidir en una sola cosa: soy demasiado sensible.

Me suelen afectar demasiadas cosas, ya sea alejamiento de personas a las cuales tengo algo de aprecio, peleas, discusiones por malentendidos con personas muy importantes para mí, hasta cosas tan pequeñas como una película, un libro muy intenso, una canción muy triste o un pequeño corto sobre perritos que me recuerden a mi labrador.

Odio eso. Odio que todo me afecte a ese punto. Odio no poder discutir fuertemente con alguien porque termino llorando de impotencia si la persona no me entiende. Odio que mi mente me juegue pensamientos ilógicos y me sienta triste por eso.

A veces siento envidia de las personas a las que todo les “resbala”. Porque lamentablemente no soy lo suficientemente fuerte aún para hacer frente a esto.

Luego me retracto porque siento que si todo me “resbalara” me perdería un montón de momentos, de experiencias, de lágrimas de felicidad.

Aún no llego a un punto medio. Aún sigo trabajando en eso. Espero algún día poder controlarme a mí misma.

Algún día.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.