¿Dónde está mi brújula?

De pequeño, en el cole, participé en una excursión en un bosque. La idea era hacernos descubrir todos los elementos que conlleva este lugar: tipos de arboles, animales, ríos… Aparte de todo esto hicimos un juego que era buscar un tesoro escondido en una de las partes del bosque. Nuestro equipamiento era un mapa y una brújula. Para empezar nos dieron indicaciones para ir hacia la primera pista. En cuanto llegamos a esta teníamos otra para ir a la siguiente, etc. Aquel día no me di cuenta de lo importante que acababa de aprender. Hasta hace un año no me di cuenta realmente.

Después de leer varios libros de desarrollo personal o crecimiento personal, sobre cómo ser emprendedor o asistir a seminarios y sesiones de coaching realicé lo que me enseñaron este día:

  • Para llegar al objetivo nadie usaba el mismo camino pero todo el mundo llegaba.
  • Nadie tardaba el mismo tiempo pero todo el mundo llegaba.
  • Durante el camino te juntabas a veces con otros y ayudabas o te ayudaban porque al final estábamos disfrutando del «viaje».
  • Celebrabas a cada etapa o cada pista.
  • Descubrías, mientras avanzabas, cosas nuevas: árboles, animales, flores…
  • No tenías miedo porque sabía que tenía que ir hacía allí y con un objetivo.
  • Podrías ir al ritmo que quisieras.

En la vida a veces estamos perdidos. ¿Qué hacemos? ¿Dónde coño he dejado mi brújula? ¿En casa de mis padres? ¿En mi trabajo? ¿En mi relación de pareja?

No hace falta ir a buscarla, solo hace falta recordarla. ¿Cómo hacerlo? Es sencillo, solo hace falta definir sus valores. Nuestros valores son nuestros indicadores o chuleta para tomar decisiones acuerdo con lo que somos y lo que queremos. Os dejo una lista no exhaustiva:

  • Excelencia
  • Familia
  • Amistad
  • Religión
  • Afecto y amor
  • Experiencia
  • Respeto
  • Fama
  • Reputación
  • Armonía interior
  • Responsabilidad
  • Arte
  • Aprendizaje
  • Honestidad
  • Riqueza
  • Autoestima
  • Honor
  • Sabiduría
  • Aventura
  • Humildad
  • Salud
  • Ayudar a la sociedad
  • Independencia
  • Seguridad
  • Ayudar a los demás
  • Influir en los demás
  • Seguridad económica
  • Belleza (física)
  • Innovación
  • Ser útil
  • Cambio y variedad
  • Liderazgo
  • Supervisar o enseñar a otros
  • Competitividad, ser mejor
  • Logro
  • Tener hijos
  • Comodidad
  • Mentalidad abierta
  • Trabajar con otros
  • Comunidad
  • Mérito
  • Trabajo con significado
  • Compromiso
  • Motivación
  • Trabajo fácil
  • Comunicación con los demás
  • Naturaleza
  • Trabajar solo
  • Conocimiento
  • Orden (tranquilidad, estabilidad)
  • Tranquilidad en el trabajo
  • Conciencia ecológica
  • Paz
  • Trascender, dejar un legado
  • Control
  • Placer
  • Verdad
  • Cooperación
  • Poder y autoridad
  • Vinculación
  • Creatividad
  • Posición social
  • Positividad
  • Vivir al máximo
  • Decisión
  • Precaución, evitar riesgos
  • Vocación
  • Dedicación
  • Pareja
  • Democracia
  • Pasión
  • Desarrollo personal (mi potencial, al máximo)
  • Patria
  • Desarrollo profesional
  • Perseverancia
  • Dialogo
  • Placer, disfrute
  • Dinero
  • Poder y autoridad
  • Distinción
  • Posicionamiento
  • Efectividad
  • Privacidad
  • Entusiasmo
  • Prestigio
  • Relaciones de calidad
  • Ética
  • Relaciones personales

La idea es escoger 10. Las que te definen. La dificultad es elegir los valores que realmente tienen resonancia en ti. No puedes dejarte llevar por lo que dicen tus padres, tus amigos, tu pareja, la sociedad, etc. Es lo más difícil. Siempre quieres que te sigan queriendo. Sin embargo para sentirse lleno y feliz tenemos que elegir desde el corazón no desde el punto de vista de otros. Es duro de ser tan objetivo pero ya veras que te va a sentir mucho mejor. Existe también muchos profesionales que te pueden ayudar a definirlos. Leyendo esas palabras notarás algo distinto cuando pronuncias y leas algunas de ellas. Por lo tanto serán esas las importantes. Es escuchar un poco más su intuición. Es difícil con todo el ruido mental que solemos tener por lo tanto puedes intentar respirar hundo varias veces para obtener más claridad. Existe muchas técnicas de relajación que te pueden ayudar como la integración somato respiratoria. En la web de este articulo encontrarás una guía muy interesante de bienestar y practicando esos consejos podrás estar más centrado a la hora de sentarte y escogerlos.

Por lo tanto cuando no sabes que hacer o no sabes hacia donde ir, pregúntate si tu elección está de acuerdo con tus valores y todo será más fácil. No significa que no te vayas a equivocar solo que por lo menos no tendrás esa sensación tan desagradable de haber elegido algo que no tiene nada que ver con tu personalidad y que hace que nos sintamos aún más perdidos.


Si te ha parecido interesante, no dudes en recomendarlo y compartirlo para ayudar a más personas. Muchas gracias.

Puedes disfrutar de otros artículos en www.autentiks.com.