Elucubraciones literarias

Reseñas aleatorias con una en inglés de ñapa

Ninguno de estos libros se reseñará (Oh well!!!)

La puntuación de 4.5 se debe a unos pocos “typos” en esta entrega más que en las otras dos. La trilogía de “The Scourge” es excelente y la última novela la mejor. No sé si leer ahora la saga de “The Beast of Maug Murai” no resulte ser tan buena como esta.


Para los seudointelectuales existen dos tipos de novelas: la erudita y la de acción. La primera consiste en referencias oscuras, exceso de simbología, reflexiones abigarradas y extensas disquisiciones filosóficas, dirigido todo a unos pocos que están por encima de la torre de marfil. La segunda, cuyo adjetivo la describe, va dirigida a las masas. Las buenas novelas, en mi opinión, tratan de balancear, de algún modo, ambos aspectos.

El blog del inquisidor pretende irse al primer extremo. La acción se limita a los últimos dos capítulos. El resto consiste en comentarios de carácter filosóficos y simbólicos tan extensos que resultan aburridos. Lo peor es que cae en lo pedante porque buena parte de la simbología el autor, amablemente, nos la explica. No hay oportunidad para que un lector activo trate de manifestarse.

No habría mayores inconvenientes con lo anterior de no ser porque no ocurre nada. En serio, nada. No hay acción, todo se nos dice, excepto en los últimos dos capítulos donde han quedado tantos cabos sueltos que no hacen ninguna diferencia.

El título es engañoso. Si bien aparece un blog “escrito” por un inquisidor, funciona solo como excusa para el resto de la trama (si es que hubiera alguna). El blog que leemos es el de Theresa, la narradora.

No es la primera vez que me encuentro con un texto que pretende hacer uso de una nueva tecnología que el autor no entiende. Ese es el caso de esta novela. En algún momento, Theresa se pregunta si alguien lee su blog y mi respuesta inmediata fue “No, nadie”. Nadie lee ni escribe un blog cuyas entradas promedios son de 25 páginas, excepto quienes están por encima de la torre de marfil. Los blogs no funcionan así. La novela pudo muy bien titularse “El diario en papel de Theresa”.

En cuanto a aspectos técnicos, salvo contados errores ortográficos, la redacción es muy buena. No obstante, el uso excesivo de la cursiva (itálica, bastardilla o como quieran llamarle), incluso cuando no corresponde, hizo que la novela fuera aún más pesada de leer.

El blog del inquisidor aspira a ser una novela erudita, carente de acción, que más bien parece dirigida a unos pocos que apenas conocen las nuevas tecnologías.


Rusty Fischer no es mi escritor favorito. El hombre escribe un montón, publica casi todo lo que escribe y encima lo pone disponible para descarga gratuita.

Este libro es una compilación de doce cuentos que se desarrollan en el pueblo ficticio de Snowflake, Carolina del Sur. Fischer es meticuloso en la creación del lugar. Después de leer sus cuentos, el lector se puede hacer una idea de cómo es y cuáles son sus atractivos principales. Y también de cuán aburrida es la vida de sus blanquísimos habitantes.

Los cuentos son predecibles: una pareja heterosexual tiene su final HEA (felices para siempre, por sus siglas en inglés). Las variaciones a ese tema son pocas; Fischer no se caracteriza por desviarse de lo que le funciona. El detalle es que al quinto cuento el lector agradecería un negro, un latino o algún otro extranjero por algún lado, un homosexual, un bi o un trans… algo que haga la cosa más interesante. Por cierto, un conflicto profundo tampoco vendría mal.

Fischer escribe bien, con pocos errores, modismos controlados y técnicamente correcto. Todas sus voces narrativas, sean masculinas o femeninas, jóvenes o viejas, suenan iguales. La sorpresa no se le da muy bien o la rehuye a toda costa.

Cualquier texto de Fischer es buena opción para una lectura sin muchas pretensiones. Esto no es alta literatura. Para algo más profundo, mejor buscar otro autor.


La ñapa:

This is the first time that a living author follows publicly my reading progress. There has been a couple of dead ones but it’s not the same feeling. Anyway, I thought it’d be nice to let K. Larsen know what’s my take on her novel.

Tug of War is the typical romance with a classic love triangle with a twist: they’re really lousy people. It’s well written although I did find a couple of typos. My main complaint may not be Larsen’s fault: the ebook was difficult to navigate. An index would’ve made easier the reading experience.

The story itself, as stated above, is nothing out of the ordinary. I was able to predict Clara’s choice from the start. There’s a couple of plot twists to shake things up a little bit, but it’s clear nothing will change the established outcome. This is one of the weakest aspect of the novel. The other is the title. It’s spoken by Clara while thinking about her feelings for these two guys, Sawyer and Dom, but she’s also a compulsive liar, so we know she’s not torn, she’s just lying to herself. Unless the actual tug of war is between what Clara pretends to be and what she really is. But that is material for academic analysis.

The strongest aspect is the characters’ development. Each member of the triangle has some good qualities and some really bad ones. I couldn’t decide which one of the male characters was worse, Sawyer, the martyr, or Dominique, the rich boy. On the other hand, Clara is Scarlett O’Hara’s favorite child. Her name is ironic since transparency isn’t her thing. She uses people, she lies, she’s egocentric, she’s untrustworthy, and she thinks with her cunt. I love her. She’s a great character. When I finished reading I thought that she choose the guy she was meant to be since they both are awful and deserve each other. Besides, once you know her past her choice comes as no surprise.

Why three stars you ask… -1 for the predictability, and -1 for everything else: the typos, the title, the non-indexed ebook, and the no mention of condoms. Characters can do whatever they want with their fictitious bodies but, please, use a condom.

I enjoyed reading Tug of War. The multiple layers of the three main characters alone made it worth it.


Publicadas originalmente en www.goodreads.com.