Sábado, 1 de octubre de 2016

De: Tamara Vázquez
Asunto
: He vuelto :)

Sé que llevo muchos sábados sin enviarte un correo, pero es que estos meses he vivido unas semanas bastante intensas en las que apenas he tenido tiempo para escribir. Y eso es bueno: vivir y no pasarte la vida sentada frente a un ordenador…
 
Estos meses he tenido tiempo de enamorarme y de desenamorarme, he trabajado como voluntaria, he conocido dos países, he viajado a ciudades que ya apenas recordaba… Estos meses he reído como cuando era niña y he llorado como en mi adolescencia. He tenido tiempo para aprender, para leer, para reflexionar… todos ellos malos hábitos que a veces me han hundido en la más profunda de las tristezas y que, otras, en cambio, me han surtido de ideas nuevas, me han mostrado caminos que recorrer y me han ilusionado.
 
Y si por momentos he tenido la tentación de dar un vuelco total a mi vida, la buena noticia es que por ahora todo va a seguir igual y que podré volver a escribirte, no sé si todas las semanas (no soy tan prolífica escribiendo cuentos), pero sí con cierta asiduidad.
 
Quizá ya leíste este texto que colgué en Facebook, pero si no, estas son algunas ideas que escribí en Katmandú, donde he trabajado en un proyecto de comercio justo durante el mes de agosto. Allí he conocido a personas maravillosas y algunas costumbres y filosofías que me he traído conmigo a Madrid.

Y te dejo también este vídeo que una de mis compañeras de viaje me envió hace unos días.

Me gusta mucho la idea de escribir un relato y traducirlo en imágenes. Y, por supuesto, me encanta el idealismo que destila. Ese amor por vivir cada día, cada experiencia, cada momento. Me casa mucho con uno de los libros que he leído este verano: De la brevedad de la vida, de Séneca. No, no te lleves las manos a la cabeza. Puede parecer una lectura pedante y difícil, pero es todo lo contrario. Así que, si no conoces este ensayito, te recomiendo que lo leas. Sobre todo si sientes que tu tiempo se escapa sin hacer lo que realmente quieres.

Y esto es todo por ahora. Ya sabes que, como siempre, estaré encantada de que continúes la conversación por email. Si lo prefieres, también puedes dejarme un comentario en el blog o en las redes sociales.

¡Feliz fin de semana!
 
Tamara


Si estas historias te parecen inspiradoras, SUSCRÍBETE AQUÍ y recibe una copia cada sábado en tu correo. Yo te estaré muy agradecida porque habrás contribuido a que esto crezca. ¡Y quién sabe qué podremos hacer cuando seamos muchos!