¿El amor en la era de las ‘apps’?

Me ofuscan estas cosas tan modernas,
no se si deba darte solo un like,
seguir en Instagram todas tus huellas
o darme un salto viendo tu Snapchat

Yo me crié en un mundo algo anticuado
por eso no te escribo a tu WhatsApp,
y a veces hago mal al darte un disco
en vez de un enlace a Spotify.

No se escalar murallas, es por eso
que temo tanto al muro de Facebook,
aun no sé si un «toque» es lo correcto,
o regalarte un trino en vez de un blues.

Que puedo hacerle yo, soy anticuado
prefiero una carta a un e-mail,
no busco inspiración en los tableros
mi musa eres tú no Pinterest.

Sé bien que puedo ser un poco raro,
si ayer te vi en Tinder y dudé,
me pasa que el amor robotizado
no es algo que me erize ya la piel.

Pues bien yo te propongo que dejemos
un día de lado el móvil, para ver,
si en medio de tanto amor moderno
un amor a la antigua puede ser.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.