La ansiedad — Quarter Life Crisis

Ansiedad por encontrar un destino, que todos parecen haber encontrado ya. Ansiedad de no perderse ninguna historia del News Feed. Ansiedad por ser el mejor, el número uno, el alpha, y a la vez, ansiedad de tener demasiadas responsabilidades. Ansiedad porque acabando de comprar el iPhone 6s, ya anuncian la llegada del 7.


Si puedo resumir en una sola palabra, la sensación de estar montado en una quarter life crisis — que a propósito cada vez es más común — esa palabra sería, ansiedad.

No importa cuantas veces me digan que el creador de Zara no tenía nada hasta cumplidos los 40, en mi mente 25 años son demasiados para no haber logrado grandes objetivos. La culpa la tiene Justin Bieber y la era del YouTube, haciendo ricos y famosos a niños de 15 años. ¿Cómo es posible que niñas que aún no acaban el colegio tengan millones de seguidores en Instagram? El daño que a los milennials nos ha hecho la proliferación de frases motivacionales acompañadas de fotografías espectaculares es inmenso.

La ansiedad nos revuelve todo por dentro y nos hace cuestionarnos día a día, pero ella misma nos mantiene pegados al sofá y al celular, quejándonos de lo que no somos. Alguna vez leí en algún lado que el poder más grande que está en nuestras manos, es la capacidad única e irremplazable de ser nosotros mismos.

Aunque no esté seguro de quien quiero ser y mucho menos de como lograrlo, cada vez estoy más consciente de quien no quiero ser y de que hacer para no resultar allí.

De los 20 a los 25, sólo surgen preguntas, preguntas y más preguntas. De los 25 a los 30, es tiempo de encontrarles respuestas.

Juan Sebastián Valencia | Medium Español