La espera

Me gustaría que sepas que la distancia sí apremia,
que el tiempo no se puede contemplar
que hay otros a mi alrededor,
que es tarde y no puedo dormir,
que aunque lo intento, te recuerdo
que hay nuevos horizontes, pero aún apareces,
que en esta larga noche el pecho me oprime, 
las sábanas estorban y el aire es denso,
que aunque me cueste reconocerlo, quiero escucharte, sentirte.
Porque aunque sé que volverás, 
la distancia no se acorta con el pensamiento.
Y aunque es evidente, te extraño.
Más a mi pesar que al tuyo.
Porque tú allá eres feliz 
y yo aquí sigo en la espera,
esa... la interminable
.