Las 5 cosas que amarás de estar enamorado de una auxiliar de vuelo

Ha pasado mucho tiempo desde que escribí mi último artículo. Muchas cosas han pasado desde ese tiempo pero, bueno, empezaré a retomar mis actividades escriturísticas cada vez que tenga un tiempo.

Tengo el privilegio de estar enamorado de una auxiliar de vuelo. Vivir enamorado de una mujer que vuela 80 horas al mes y llega a hacer hasta 6 vuelos en un día es una experiencia fenomenal. Decidí entonces compartir las 5 cosas más chistosas, particulares o interesantes que tiene compartir mi vida con una auxiliar de vuelo.

1. Gali, Troli, Tripadi, Pernocta

Su lenguaje es a veces un poco marciano. No quise siquiera buscar cuál es la correcta ortografía de estas palabras, simplemente las escribí como las he escuchado. Escucharás “Arreglé el Gali” y te imaginarás todo menos que “Arregló la cocinita del avión”. Escucharás “Iba manejando el troli” y no podrás siquiera imaginar que se refiere al “carrito de las comidas”. Ya no se dirá “voy a amanecer en otra ciudad”, ¡NO! El término ahora toma la notación “pernocta”. Así es, es el mismo significado, pero simplemente han desarrollado un vocabulario superior. Una palabra que te dejará perplejo cuando la escuches por primera vez será “jurídico”. Yo, por lo menos, no logré dormir cuando encontré que significaba “preso”.

2. Viajes a 95% Off

No puedo decir que esto es lo mejor de todo pues puedo sonar materialista, pero definitivamente es algo genial. Tengo el privilegio de estar enamorado de una auxiliar de vuelo de la mejor aerolínea del país. Por tanto, los tiquetes los comprarás con un descuento brutal, casi 95 % off. Así es, “muerajen de embidia”. Y cuando acompañas a una mujer de estas a una pernocta, no cabrás de la dicha por disfrutar de los mejores hoteles del país. No dejarás de sentirte una sabandija pues es por ellas que puedes hacerlo, pero aún así disfrutarás mucho.

3. ¿Planeación? ¿Qué es eso?

Esto es un poco complejo. Cuando estás enamorado de una auxiliar de vuelo no es posible planear algo con más de un mes de anticipación. Así es, cuando eres auxiliar de vuelo, no sabes cómo será tu horario de trabajo el mes siguiente. No sabes si tendrás fines de semana con ella, si podrás celebrar tu cumpleaños con ella, si podrás ir a la despedida de tu amigo con ella, o si podrás ir al concierto de Wendy Sulca con ella. Esto es simplemente… FENOMENAL. Así es, esto te obligará a que cada plan sea improvisado o sea planeado con menos de 20 días de anticipación. Y, así suene contradictorio, muchas veces la improvisación es lo que mejor te sale. Ahora, se torna complejo cuando quieres empezar a planear un evento un poco más grande, por ejemplo, ummmm, un matrimonio. :)

4. En ocasiones te sentirás como una lombriz

La verdad es cuestión de autoestima. Sí, todo el mundo dice que tiene una autoestima en las nubes y que nada lo afecta. Así eres tú también querido lector. Pero bueno, yo soy un bicho raro. Sentirás un orgullo tremendo por esa mujer que te enamora y soñarás lo mejor para ella. Pero cuando te ves al lado de una mujer que viaja a todas las ciudades del país y del mundo, y se hospeda en los mejores y más lujosos hoteles, y tú lo único que podrás ofrecer es una noche en el hotel “Los cerros” comprado en Groupon, te empezarás a sentir como una escoria. Ellas dicen que saben que es “una vida prestada”, como lo he escuchado. Pero la verdad es que no te montas en una bicicleta después de que te acostumbras a montar en Corvette.

5. Te saludarán con nombre propio en la EPS

Vivir en un avión definitivamente le pasa factura al cuerpo. Los cambios de presión, los fuertes sonidos, caminar en tacones, comer a deshoras, son cosas que poco a poco van deteriorando la salud así se intente evitar a toda costa. Por esta razón, visitarás el médico con tu auxiliar de vuelo un par de cientos de veces al año.


Lo cierto es que vivir tu vida con una auxiliar de vuelo es una experiencia simplemente fantástica. Te enamorarás todos los días de sus historias, de su vocabulario, de las fotos que te mande durmiendo en los mejores hoteles. Si eres celoso te matarás la cabeza pensando qué hace en sus “pernoctas”. Afortunadamente no llego a ese extremo de celos y conozco muy bien a mi auxiliar de vuelo. Así que, amigo, si en tu camino encuentras a una de estas escasas mujeres, no la dejes ir, es tu mejor elección. :D

Si eres auxiliar de vuelo, si tu amigo está enamorado de un auxiliar de vuelo, o si simplemente te gustó el artículo, ¡oprime el botón “Recommend” y comparte el artículo!

Si no te gustó, te puedes entretener con mis otros artículos. Advierto que son un poco más agrios:

Las 7 razones por las que siempre serás un perdedor

Me aburrí de ser ingeniero. Ahora soy mesero

7 cosas que quisiera haber sabido antes de mi primer empleo