‘Lovers’, ‘haters’ y personas que crean cosas

Ten claro quién es el mercado.

Existe un rasgo de personalidad llamado actitud de disposición que predice si te va a gustar algo o no te va a gustar.

Implica que si eres pesimista, siempre estás de mal humor y lo odias todo y a todo el mundo, probablemente, si se te presenta algo nuevo, no te va a gustar. En cambio, si eres contagiosamente feliz, probablemente te guste todo lo nuevo.

Todos conocemos nuestra pronta predisposición a las cosas, y es que existe un tercer grupo que sabe bien de qué va eso, o al menos, debería aprovecharlo.

El mercado manda

Los haters dudan, tienen una postura crítica. Los lovers confían, tienen una actitud optimista. Los creators crean, tienen una postura pro-activa y de servicio.

El mercado se compone tanto de lovers como de haters, ellos son el mercado.

No se puede con todo, no puedes abastecer todo y hacer que todo el mundo ame lo que haces. Tienes que jugártela y siempre apostar por unos, sabiendo que habrá otros muchos a los que no les guste lo que haces. Esta es la razón número uno que te está frenando para hacer lo que realmente quieres. No importa lo que piensen los demás, deja de pensar en lo que los demás dirán y verás como las cosas vienen a ti, créeme. Una vez entiendes esto, conectarás mucho mejor con una audiencia más específica y con valores afines a los que podrás aportar valor real.

«Make your lovers proud. Make your haters jealous».

Gracias al mercado ganamos exposición.

Gracias a los haters obtenemos un feedback excelente y tan brutalmente honesto, que se puede utilizar para mejorar lo que tenemos. Te retan a mejorar. Y lo que es mejor, cualquier publicidad es buena publicidad. Así que asegúrate de trackear todo el feedback posible y ver de qué hablan.

En las redes hay más lovers que haters, aprovéchalo, en ellos te apoyarás de manera incondicional para ofrecer lo que tienes. Existe una tendencia global en el mercado, y es que el usuario se convierte hoy en el marketer. Consumimos y compartimos lo que consumimos.

«Lovers gonna love. Haters gonna hate. Creators gonna create».