Mi Internet, tu Internet, su Internet

Sobre distintas facetas de la misma red, los puntos de vista de la gente, y las realidades que no lo son tanto.

La verdad, es que no pensaba hablar de esto, aun no. Realmente es una de esas historias que os anticipé en mi primera historia, y que dejamos para más adelante. Esta semana iba a escribir sobre las distintas posibilidades de Azure, pero aun le andaba dando vueltas a la forma de explicarlo para que, a pesar de ser un post técnico, fuese accesible para todo el mundo. Por suerte, di con un twit de Juan Luis que me llevó a este artículo:

En él, analizan un post de Andrew Watts en el que habla sobre como usa él Internet. El artículo me pareció interesante, pero no me gustó mucho porque trata el post como si fuese una generalidad y al contrario, Andrew, habla de su experiencia y en ocasiones dice que sabe que hay mucha gente que no lo usa de ese modo. En resumidas cuentas:

de un caso concreto no se puede deducir el comportamiento de todo el mundo.

No estoy libre de pecado. Aunque intento evitarlo y me riño cuando lo hago, prejuzgo como el que más y cuando hablo de este tema con gente el primer ejemplo que suelo sacar es mi propio caso: cuando empecé a desarrollar apps daba por hecho que todo el mundo escribía con el móvil en horizontal usando las dos manos. Para mi, que siempre lo he hecho así, me parece obvio que es más cómodo, más rápido, más ¡todo! Todos sabemos que la realidad no es esa, que la mayoría de la gente no lo usa así, pero era mi realidad y me veía como mi dummy de pruebas y dado que siempre lo había hecho así ni siquiera me plantee otras opciones.

Esto puede parecer básico y me diréis todos que estoy tonto por pensar algo así, pero ¿que me decís de otras cosas como…?: “¿la gente publica lo que va a hacer, lo que está haciendo o lo que ha hecho?”, “¿la gente usa apps especializadas?”, “¿la gente tiene activado el tono de llamada en su móvil?”, “¿la gente lee los avisos que salen en las apps?”. La respuesta a todo esto es como cantarían los de Jarabe de Palo: “depende”. Si observas el comportamiento de la gente con sus móviles en el metro, en fiestas, en la oficina, en la calle, etc. verás múltiples comportamientos. Verás gente que deja de atender a un concierto para compartir un selfie acreditando lo bien que lo están pasando a pesar de que se ha despistado tanto que ya no sabe ni que canción están tocando; sin embargo, también conocerás personas que no publican prácticamente nada y -¡oh, desgracia!- tienes que quedar con ellos para tomar una caña y que te cuenten como les va. Verás gente que en lugar de usar apps de walkie talkie, se pasan mensajes de voz por el Whatsapp, pero que sin embargo (como no han atendido al tutorial) no saben que si se pegan el teléfono a la oreja como si estuviesen llamando, el mensaje saldrá por el auricular en lugar del altavoz, y que así no nos enteraremos ninguno de lo que les cuentan. En definitiva, mediante la observación es fácil comprobar que no hay un comportamiento único, y a pesar de que presupongamos como va a actuar la gente, por mucho que creamos saber, no lo sabemos.

La gente es de lo más impredecible.

Esto mismo pero en otro ámbito lo he comentado muchas veces en las quedadas twitteras o cuando he estado con algún gurú del medio. Todos tenemos en mente el uso que hacemos de Twitter, y por similitud podría pensar que todo el mundo usa Twitter para informarse de cosas que le interesan profesionalmente y estar al día de lo que hacen algunas personas que le interesan. Sin embargo, por la gente a la que sigo, sé quien lo usa para contar su vida y no lee apenas nada de su timeline; también hay quien lo usa de patio de colegio, para chincharse unos a otros -incluso a veces insultarse- pero sobre todo reirse; también están esos jovenes y esas jovenas que lo usan para hablar entre ellos y contarse lo aburridas que son las clases o el “pedo” que se pillaron ayer y se conocen unos a otros haciendo twitcams nocturnas cuando están aburridos. Esto me deja claro que hay un mundo de posibilidades, y seguro que además de estas hay quien lo usará como feed de noticias, o como modo de estar cerca de sus estrellas, o para hacerse pasar por alguien que no es y vivir otra vida, o incluso seguro que hay quien diga:

“Twitter is for porn”

Esto que se puede ver con el uso del móvil y con el pequeño mundo de Twitter, es algo que pasa con la globalidad de Internet. Hay gente que cada día entra en sitios distintos y salta de aquí a allá, pero también hay gente para los que Internet es Facebook. Hay gente que sólo se mueve por Meneame, Finofilipino y Forocoches, o si son más internacionales tiran de Reddit, 9gag y los foros de 4Chan. Hay quien usa Internet sólo para buscar información profesional y que no sabrían trabajar sin la sabiduría concentrada de Stackoverflow. Algunos sólo lo usan para leer el periódico y hacer sudokus, mientras otros visitan páginas de conspiranoya y se adentran en la “Internet profunda” para ver a cuantos Bitcoins está el Uranio enriquecido -por si acaso-. Habrá estos y muchos tipos más, e innumerables combinaciones de gente que le de a más de un palo.

Esto, si por defecto profesional lo llevamos al mundo de las startups y nos ponemos a pensar en modo “lean” nos grita: “¡no pienses en lo que va a hacer el usuario y déjale experimentarlo!” y

“¡no mires sólo lo que hacen tu madre y tu abuela a no ser que quieras que sean tus únicos usuarios!”.

De hecho, si alguien estuviese planteándose hacer un nuevo producto y leyese el post de Andrew sin tener en cuenta que es sólo un caso y no se puede generalizar…

… probablemente querría traer a la vida al antiguo Internet y reinventar los foros o el IRC, o tal vez se planteara hacer una app de diario en la que sólo se pueda publicar una vez al día, o quizá pensaría que sería un gran éxito hacer una app en la que compartir información totalmente anónima de un modo sencillo.

Las cosas que se pueden deducir de ese post pueden ser muchas, pero todas erroneas si se lee pensando que todos los chicos de 19 años usan así Internet, del mismo modo que nos equivocaremos siempre que pensemos que sabemos lo que van hacer los usuarios cuando nos dirigimos a la gran masa.

Os dejo pensarlo, que el mensaje creo que ya ha quedado claro. Ya me contaréis que opináis.

PD: Una patata (tranquilos que no os etiquetaré lo entendáis o no, pues cada uno tiene su Internet):

La patata es de http://otaku-bo.deviantart.com/