Nunca

Nunca te canses de ser amable. Aunque te respondan con dureza. Aunque te ataquen con egoísmos. Aunque intenten aprovecharse de tu bondad.

Nunca te canses de ser amable aunque las situaciones no sean como planeas. Aunque tus sueños parezcan derribarse hasta llegar al suelo. Aunque la vida te golpee una y otra vez. Aunque todo parezca cuesta arriba.

Nunca te canses de ser amable aunque nadie te acompañe. Aunque seas un alma sola en medio de un camino hostil. Sigue fiel a ti mismo y encontrarás un buen compañero de viaje.

Procura ser el tipo de persona que te gustaría conocer.

Nunca te canses de ser amable. Nunca pierdas tu esencia. Nunca dejes que gane el desánimo o que te destruyan los miedos. Que no se imponga el odio. Siempre mira hacia adelante y no te dejes vencer.

Nunca te canses de ser amable y solo así encontrarás alguien que también te encuentre y que te ame.

Enero de 2016.