Por qué escribo en Medium

(…y por qué deberías animarte a escribir tú también)

Llevo blogueando desde 2007. Ininterrumpidamente. Empecé en Blogger con un blog personal que migré a wordpress con dominio propio al cabo de unos pocos meses, maripuchi.es.

Cuando empecé a bloguear, no tenía claro ni lo que era un blog, solo sabía que necesitaba escribir. Un poco de esto, un poco de lo otro, opinión (mucha), cosas familiares, recuerdos, politiqueos… El caso es que, sin comerlo ni beberlo, al cabo de unos meses me leían bastantes más personas que mi familia y mis amigos de toda la vida. En aquel tiempo, esto no es un dato menor, pues sin redes sociales, un post con tirón se compartía en foros o por email.

A finales de 2009, ya con Facebook y Twitter razonablemente como los conocemos hoy, el blog pasó a un segundo plano y, aunque nunca lo dejé del todo, empecé a escribir mucho menos. En 2010 abrí un blog en el dominio cristinajuesas.net, que hoy ya no existe (ni el blog, ni yo tengo el dominio, pero eso es otro cantar). Era un blog de corte más profesional, en el que hablaba sobre comunicación, marketing y redes sociales.

En 2011, fundé unadocenade.com junto con dos socios. Un blog de listas (concretamente de docenas) sobre temática variada. Trabajamos duro y en 2012 ganamos el premio Bitácoras a mejor blog cultural, por aquello de la cultura general…

Unadocenade.com sigue vivo, pero soy una persona inquieta, así que este año decidí empezar a escribir en inglés. No me apetecía comprar un dominio, ni comenzar en una plataforma al uso (tipo wordpress.com, Blogger o incluso Tumblr) y Medium me pareció el lugar perfecto.

¿Por qué? Pues aquí van algunas de mis razones:

1. No tienes que preocuparte por el diseño (ni por nada)

Te lo dan hecho. Y es precioso. Un tamaño de letra adecuado, posibilidad de personalizar razonablemente los posts con diferentes formatos y fotografías.
¡Hasta puedes hacer collages de fotos!
No significa que tú, por tu cuenta, con cualquier otra plataforma no lo puedas conseguir también, pero te supondrá un esfuerzo que aquí no tienes que hacer.
Aquí sólo tienes que escribir… y publicar… y leer… y disfrutar… y nada más.

2. Puedes tener varios blogs de diferentes temáticas

Aquí se llaman publicaciones. Pues perfecto. Yo ahora mismo tengo dos propias (en inglés) y publico en “Medium en español” (obviamente en español). Todo en la misma plataforma, sin salir de “casa”. Cada publicación tiene sus seguidores. Habrá fans que te sigan allá donde publiques y habrá otros que se interesen por una temática concreta. Incluso habrá personas que sigan tu perfil (o sea, todo lo que publicas) y otras personas que únicamente seguirán una de tus publicaciones. Y cada una de ellas funcionará de una forma diferente, tendrá un ritmo (tú mismo le darás un ritmo)… Solo hay que acostumbrarse.

3. La comunidad

Si habéis leído la introducción, os podréis imaginar que mis blogs ya tienen una comunidad a su alrededor. Sin embargo, el hecho de publicar en inglés hace que tu comunidad varíe. Muchos de mis seguidores y amigos hablan inglés o, al menos, lo entienden. Pero el hecho de publicar en otro idioma hace que tu comunidad se abra. En Medium cualquier persona del mundo puede acceder a un post mío únicamente buscando por las etiquetas.

Para los que os (nos) cuesta entrar en la comunidad… Cuando uno empieza a bloguear, los lectores no suelen caer del cielo, hay que buscarlos. Escribir sobre temas interesantes y artículos interesantes ayuda. Además, en Medium podemos escribir respuestas a otros posts (que aparecen a su vez como posts) o dejar mensajes a los autores. Podemos compartir en otras redes sociales lo que escribimos, pero, en el tiempo que llevo en Medium me he dado cuenta de que la comunidad de esta red es muy potente, pero funciona de forma distinta a otras redes de blogs.

También tenemos la posibilidad de escribir en las publicaciones de otros, como esta misma “En español”, lo que abre nuestras posibilidades y nuestro horizonte como escritores.

4. Los borradores

Adoro la opción de dejar el post en borrador y poderlo compartir con otras personas de la plataforma, que te dan su feedback y enriquecen tu contenido, o con terceros, que ven el post tal y como se va a publicar, con sus fotos y su formato definitivo.

De hecho, el único fallo que le veo a los borradores es que no sean multiplataforma (ahora mismo si escribes desde el teléfono, el post lo tienes que publicar desde el teléfono; lo mismo que si escribes desde el ordenador).

5. Compartir

Me diréis: “pero si compartir se puede compartir desde cualquier blog hoy en día”. Cierto, pero la opción que te da Medium de compartir una frase como si fuera una foto es única y es una pasada. Y no tengo más que añadir en este punto.

De hecho, poco más tengo que añadir ya… Si tenéis ideas animaos. Si no las tenéis, aquí encontraréis un estupendo lugar para leer y buscar inspiración.

Medium está apenas comenzando. Sus grandes líneas están por escribir. Me gusta pensar que formo parte de ello. Me gusta pensar que juntos llegaremos a sitios donde ahora ni nos imaginamos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.