¿Qué hay que hacer para ser más influyente en Twitter?

Respuesta corta: Identificar a tu público, generar interés y aprovechar el formato. Te explico cómo con datos y herramientas.


Este no es el típico post lleno de mucha teoría y sin datos que puedan apoyar los argumentos. Para demostrar mis palabras he realizado un experimento con mi propia cuenta de Twitter. Presento primero los resultados, luego te explico lo que he cambiado para lograrlo y acabo con unas conclusiones que espero te sean de utilidad.

Resultados

Para evaluar los resultados he tomado como referencia los datos de los 28 días anteriores al experimento. El experimento fue realizado durante 28 días (del 10 de octubre al 6 de noviembre) y la comparativa se hace entre las medias de ambos periodos. Los resultados se pueden resumir en varios puntos.

Datos de Analytics de Twitter

Primero el dato que se pueden comparar directamente y el más importante del experimento.

  • Tasa de interacción: Mejora del 175%. Pasando del 1,2% al 3,3%.

Ahora los datos relativos a valores absolutos. Se habla de mejora de resultados en %. Pero hay que tener en cuenta que la actividad de la cuenta se ha multiplicado por 3. Pasamos de hacer 41 tweets en 28 días a 119 en los siguientes 28 días. Eso es un aumento del 190%. Eso implica que la mejora debe ser mayor que esa cifra para ser mejora real.

  • Impresiones: Mejora del 258%. Pasando del 363 al día a 1.300 al día. Se mejora el número de impresiones. Hay tweets que llegan a más personas. A porcentaje similar, la ganancia es relativa a alcance de red. Nuevos usuarios ven nuestros contenidos.
  • Clics en enlace: Mejora del 868%. Pasando de 48 a 468. Mejora considerable.
  • Retweets: Mejora del 591%. Pasando de 23 a 159. Mejora considerable.
  • Favoritos: Mejora del 1.023%. Pasando de 21 a 236. Mejora considerable.
  • Respuestas: Mejora del 150%. Pasando de 10 a 25. Este factor empeora ligeramente en % (es menor del 190%). Es un factor que depende de si el contenido que se comparte invita a la conversación o no. En este caso los contenidos son solo informativos y no buscan la interacción.

Y mirando indicadores ajenos a la cuenta:

  • Número de Klout: De 58 a 62 en 4 semanas.
Captura de pantalla de la evolución de Klout hasta la finalizazión del experimento.
  • Tweets con más interacciones de la cuenta (según Favstar): 5 tweets del periodo de los 28 días alcanzan el top 10 de tweets más populares de la cuenta desde su creación (2007). (lo puedes comprobar en mi perfil de Favstar). Entre ellos el más popular hasta el momento.

Una de las preguntas que podría plantearse aquí es si creció el número de seguidores. Y eso es algo que no puedo responder. La cifra total se mantuvo aproximadamente igual pero hay un dato a tener en cuenta y que puede observarse en el gráfico de Twitter Counter de la cuenta (la zona gris es el periodo correspondiente al experimento).

El caso es que aproveché el periodo para hacer limpieza de seguidos, pasando de 950 a 668 (casi 300 seguidos menos). Sabiendo ese dato, puede que el hecho de quedar estabilizado sea un indicativo de equilibrio y que haya habido una subida de seguidores debida a la actividad equilibrada por la acostumbrada bajada de seguidores al realizar limpias de seguidos. Pero es un dato que no puedo contrastar, es sólo una hipótesis (aunque razonable).


Las claves para conseguirlo

A continuación enumero las claves para conseguir una mejora similar. Primero hablaré de las más complejas y luego de las sencillas.

  • Identificar la mejor hora para publicar. Esto te lo pueden decir varias herramientas como Social Bro o Twiteroid. Herramientas que pueden usar con otras como Buffer para gestionar la publicación sin tener que preocuparte de la hora en la que estás publicando.
  • Identificar a tu público objetivo. Esto parece más fácil de decir que de hacer, pero no debería ser un problema. Y no debería ser un problema pues tu público objetivo debería ser el que te está siguiendo. Si tu público objetivo no se parece en nada al público que te sigue seguramente sea mejor abrirse una cuenta nueva. Para poder comprobar el público que te está siguiendo sólo tienes que echar un ojo a tu panel de Analytics de Twitter. En mi caso me muestra un perfil relacionado con la tecnología, el emprendimiento y el marketing entre otros.
  • Identificar los contenidos para tu público. Una vez conoces a tu público debes pensar en el tipo de contenido que puede interesarle. En mi caso pasa por ofrecer recursos y enlaces de servicios útiles en los ámbitos que hemos detectado. Aquí toca buscar fuentes que puedan darnos acceso al tipo de contenido que necesitamos. Hay muchas formas de lograrlo, la más sabia es disponer de un buen número de fuentes que nos provean de contenido. En mi caso un buen número de fuentes que consulto a través de mi lector de RSS y algunas otras que visito directamente que carecen de RSS (aunque hay que tener en cuenta que siempre hay herramientas para generar un RSS de una web sin RSS).
  • Publicar los contenidos que te gustaría descubrir a ti. Hay mucha gente que no comparte nada. Hay otros que comparten posts de blogs o noticias. Y luego están los buenos, los que comparten oro puro, los que comparten enlaces que merecen hacer la ola. El objetivo es convertirse en ese tipo de usuario.

Y las claves más sencillas son las puramente operativas:

  • Publicar siempre con foto y enlace. Twitter es cada vez más parecido a Facebook y se presta más atención al contenido visual. Se presta más atención a un tweet que lleva una imagen adjunta además del propio enlace. Aquí hay que tener en cuenta que esta acción se empezó a aplicar en el experimento únicamente a partir de la segunda semana al observar que se daba más interacción en las publicaciones con imagen.
  • Publicar los enlaces directos. Si vemos algo que nos interesa en un medio o blog, descubrimos un servicio o una web, debemos enlazar directamente a dicho servicio. Enlazar a intermediarios hace que perdamos interés de la audiencia a medio y a largo plazo. Si lo que importa es una web o servicio o noticia, enlacemosla directamente. Parece obvio, pero no lo es.
  • Decir a quien puede interesar el enlace. Si publicamos foto y enlace nos queda menos sitio para escribir, aún así debemos sacar espacio para decir no sólo de que va el enlace sino a quién puede interesar.

Conclusiones

Pocas cosas más quedan por decir. No hay fórmulas mágicas. Pero es tan fácil y tan difícil como hacer un uso real de la palabra share. Puede que se haya usado demasiado pero sigue sin utilizarse de forma correcta en muchos casos. Compartir no significa publicitar sino más bien regalar.

Regalar lo mejor que se tiene, los mejores contenidos, no puede hacer otra cosa que despertar interés y convertirte en referente influyente.

Espero que este experimento te haya servido tanto como a mi.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated David Alcubierre’s story.