Sé la persona que todos recuerdan

Levanta la mano y di lo que piensas.

Conviértete en el que tiene ideas, en el que las dice y en quien luego las defiende.

Sé el que se equivoca, pide disculpas y sigue avanzando.

Sé aquel que baila, el que canta y el que ríe fuerte.

Sé el que se va a la hora y sin miedo porque sabe lo que vale.

Convéncete tú y luego convence al resto.

Conviértete en la persona que eres, no en la que te gustaría ser.