Sobre Spotify, Netflix y Popcorn Time

Música, cine y series por menos de 10€ al mes

Popcorntime, la oficial, la buena, ha muerto. Atrás quedaron los tiempos de bonanza donde ver una película estrenada pocos meses atrás era tan sencillo como descargar un programa compatible con Android, iOS (jailbreak), Mac, Linux y PC, seleccionar qué querías ver, la calidad, los subtítulos y disfrutar de una manera rápida y sencilla de cine y series.

Algunos resisten, como Popcorn-time.se, pero su estabilidad siempre pende de un finísimo hilo, sustentado únicamente por la voluntad de sus desarrolladores de seguir dando dolores de cabeza a la gran industria audiovisual y de su servidor de .torrents.

Con la carta de ajuste en el televisor, es hora de analizar las alternativas.

El problema de la industria es que quiere cobrarte la entrada, poner la música, enseñarte cómo debes bailar y decirte qué debes consumir.

Estoy bastante cansado de acatar constantemente las normas del juego impuestas de modo unilateral: hay que negociar, hay que escuchar al usuario y definir un modelo integrado.

La cultura debe estar al alcance de todos, pero eso no significa que tú tengas más derechos de los que realmente tienes. No tienes derecho a disfrutar de películas de estreno gratuitamente por no tener ingresos, pero sí puedes acercarte a una biblioteca cercana y leer todo su archivo de libros o alquilar sus películas y discos si así lo requieres. Estoy aburrido de personas que se atribuyen derechos sin obligaciones: vives en una sociedad capitalista en la que sin dinero no tienes nada. La cultura es necesaria, pero no vital: la educación es vital y, aún así, el mundo está lleno de personas analfabetas e ignorantes que sobreviven sin mayor problema.

Tienes derecho a un trabajo y a una vivienda digna, pero tu obligación es pagar por lo que consumes. Si estás en desacuerdo con las reglas del juego, utiliza los arcenes legales:

  • Spotify ofrece una versión familiar de 5 miembros por 29,99€. Consigue un grupo de 5 amigos y tienes Spotify Premium con tu cuenta actual por 6€/mes.
  • Netflix ofrece un plan UltraHD con 4 pantallas (4 streamings simultáneos) por 11,99€. Consigue 4 amigos y lo tienes por 3€/mes, con tu propio perfil dentro de la aplicación para añadir cine y series a tu lista.

Resultado: cine, series y música por 9€ al mes.

¿Es 100% legal? No. La razón es sencilla: Spotify restringe la familia a

Usuarios que vivan en el mismo domicilio físico que el administrador.

Entonces, ¿puedo crear una ‘familia’ con mis amigos? De momento, sí.

Algo parecido ocurre con Netflix, y esto es lo que aceptas al darte de alta:

Aceptas no archivar, descargar, reproducir, distribuir, modificar, exhibir, ejecutar, publicar, licenciar, crear trabajos derivados, poner a la venta, o (salvo lo autorizado de modo expreso en estos Términos de uso) usar contenidos o información contenida en el servicio Netflix u obtenidos a través de él o en él.

¿Es posible que, en algún momento, me cierren las cuentas? Sí, es posible. Estás utilizando ambos servicios como la industria no quiere que lo hagas. Recuerda: ellos marcan las reglas del juego. ¿Te gustaría que siempre te eligieran para portero? Quizá, con el tiempo, aprenderías a aceptar tu posición bajo palos, pero en un principio nadie quiere ser portero. Y menos todavía si es indefinidamente.

Si existe la grieta y tu planteamiento es relativamente legal, no veo inconveniente en aprovechar — siempre desde mi propia ética — las distintas posibilidades que se abren ante ti.

Si eres una persona íntegra, no deberías hackear (escucho las risas de los hackers reales) los servicios de pago en tu propio beneficio.

Tú decides.