Opinión

Uncharted 4 y la nueva PlayStation 4.5

Naughty Dog lo ha hecho nuevamente. Ha sabido darnos uno de los juegos con los mejores gráficos que podamos haber visto en una consola, videojuego que demuestra que las consolas también pueden presumir de potencia.

Uncharted 4 me ha llevado ha pensar en la nueva PlayStation 4.5 o PlayStation 4 Neo. Todos sabemos que se va a anunciar en esta E3, si bien podría ser una consola totalmente diferente, también podría quedar como «la nueva PS4». Lo que me pregunto es, ¿hace falta esta consola?, ¿acaso no es suficiente con una consola que pueda correr Uncharted 4 a más de 30 FPS mayormente estables y a 1080p? Para mí, decir que «sí» es un gran error.

Esto lo saqué directamente del ‘gameplay’.

Discutir por el tema no es fácil. Al trabajar solo para una consola, Naughty Dog tiene una posición privilegiada. El éxito que tienen a sus espaldas ya asegura que, aunque lancen una nueva IP, como The Last of Us, va a triunfar por motivos propios tanto como por fama del estudio. Además que se puede permitir unos tiempos de desarrollo largos para crear una tecnología muy bien adaptada a su única plataforma, a diferencia de otros estudios.

Y ojo, ya no hablo solo de calidad gráfica, que es algo relativamente sencillo de conseguir, sino de estabilidad, de experiencia sin cortes (no hay tiempos de carga en Uncharted 4 cuando mueres), de detalles que requieren detrás una programación y un tiempo normalmente amplio (tras interrumpir una conversación de un compañero en Uncharted 4 con otro evento, este la retoma de forma natural) que luego termina lastrando un proyecto; y así un largo etcétera.

Tampoco debemos pasar por alto los trabajos de ‘The Witcher 3’ o incluso ‘The Order 1886’ (a nivel gráfico)

No siempre tenemos en cuenta que la tecnología de las videoconsolas va más allá de hacer juegos más detallados. En ese sentido, la PS4 y Xbox One seguro que son más que suficiente… para unos pocos elegidos. Los demás grandes estudios que deben estar a tres consolas y crear una buena tecnología que les permita trabajar para ellas a la vez que optimizar rápido y dejando un juego bonito detrás. Seguro que ven bien cualquier potencia extra.

Tal vez si los estudios tuvieran más tiempo y no hubiera una competencia extenuante cada año por sacar un videojuego que marque la generación, seguramente estaríamos viendo más ejemplos conmovedores de lo que pueden dar de sí las consolas, pero parece que esto ya no es posible. Saltar con más velocidad entre generaciones de consolas quizá esté en parte provocado por esto, porque cada plataforma se queda pequeña más rápido a unos estudios que prefieren y necesitan poder bruto antes que optimización.

Solo hay que ver el trabajo de Naughty Dog en estos 5 años:

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.