Ventajas y desventajas de ser intern/pasante

El proceso de tesis fue algo muy cansado, no solo tenía que entregar una tesis escrita, sino también hacer una colección, con textiles originales, con los mejores acabados, con esto y con aquello. Así que dormía súper mal, comía pésimo, vivía en un completo estado de estrés de que alguna de mis prendas no quedara, de que algo saliera mal y no logrará hacer la entrega a mis asesores, de que la musa de la escritura me abandonara durante la tesis escrita… Todo me tenía hecha un manojo de nervios. Cuando por fin se acabaron todas las presentaciones y entregué la tesis escrita pensé: me voy a dar un par de meses antes de conseguir trabajo.

OBVIO, la vida dijo: ni madres, y cuando solo había ‘descansado’ una semana me llamaron de la revista ‘X’ para que entrara a hacer un intership. Evidentemente me emocioné muchísimo. Fui a la entrevista y, pues nada, un par de días después me dijeron: vas, serás la pasante de la sección de moda.

Realmente no me importaba nada, ni el dinero (el cual realmente ni fue mencionado). Solo estaba emocionada de tener lo más cercano a mi primer trabajo. Así que me presenté el primer día, muy arregladita, de tacones y todo. Mi jefa lo primero que me dijo fue tienes que ir a la función de prensa de tal película y luego te tienes que ir a entrevistar a medio cast. Casi me dio un infarto porque no tenía idea de qué preguntar, no sabía nada y pues así comenzó la era de A en la revista ‘X’.

Todo transcurrió muy normal y las semanas fueron pasando. Me encargué de escribir muchos artículos relacionados con las noticias más relevantes del mundo de la moda, de asistir a desayunos, a lanzamientos de colecciones, a aperturas de tiendas. El primer reto real fue asistir a la editora de moda en un shooting que, evidentemente, sí iba a ser publicado — no como cuando estaba en la escuela, que hacíamos fotitos y solo las veían mis papás y ni entendían nada, pero me decían que estaba muy ‘bonito’ — . Durante la planeación de ese shooting aprendí muchas cosas que no había hecho antes; fue una experiencia muy cool y lo mejor es que la editora dijo: ya nos matamos dos días seguidos, mañana nos vamos a tomar el día. No es que los jefes barco sean cool, es que un jefe que entiende que además de las responsabilidades también se necesita descanso, es alguien que tiene un lado humano y no solo robótico de trabajar y trabajar y trabajar como si no hubiera un mañana.

La editora cool, tuvo que irse y yo me quedé en su lugar mientras encontraban a alguien más. Seguí haciendo lo mismo, entrevistas, desayunos, bla bla bla, escribir, bla bla bla, más y más y más de lo mismo. Un par de meses después llegó la editora nueva y bueno realmente ni llegó. Ni se aparecía por la oficina y yo seguía haciendo todo su trabajo, partiéndome en dos para poder asistir a todos los eventos y para escribir notas.

Un buen día decidió aparecer y solo apareció para robarse las ideas y las propuestas que yo había hecho para el siguiente shooting. La verdad es que era joven, (estúpida) e inexperta y solo me enoje y seguí haciendo lo que tenía que hacer, lo cual en realidad era el trabajo de esa mujer aunque no me pagaran ni medio peso y yo llevara mucha de la responsabilidad.

Un día me mandaron a entrevistar a cierto empresario famoso y su equipo de PR me trató pésimo. Me enojé muchísimo porque ellos me habían buscado a mí para que YO hiciera la entrevista. Después de eso llegué con mis editoras y les dije: Gracias, pero ya aprendí mucho y ya me voy, bye (obvio de una manera más polite).

A principios de este año hice otro internship en una agencia de publicidad (sí, ya sé, qué tendría que hacer yo ahí). Entré porque, literal, toqué la puerta y me dijeron: preséntate mañana. Y pues nada, así fue, me presenté, me robé la computadora del jefe y me pusieron a trabajar en cosas que la verdad ni entendía bien. Ahora que lo pienso creo que las primeras dos semanas las pasé en blanco, no sabía ni qué estaba haciendo pero lo hacía.

Estaba en el departamento de arte, para lo cual necesitamos un poquito de contexto. El primer semestre de la carrera llevé una clase dedicada solamente a enseñarme a usar Photoshop, la cual no sé porque pero pasé y la verdad es que no aprendí nada. No sé si fue que mi maestra era medio mala o que la que era mala era yo, pero no aprendí más cosas muuuuy básicas. Así que bueno, el primer reto de este intern, fue usar Photoshop sin quejarme y pidiendo ayuda a todos mis compañeritos porque HIJOLE, neta no sabía nada y me las vi negras.

Pasaron las semanas y aprendí muchas cosas, no solo de Photoshop, sino también de la publicidad, (re)aprendí a lidiar con un ambiente de puros hombres y a los chistes misóginos… le contesté al jefe, me volví loca, o sea no llevaba ni tres días y yo ya le estaba contestando al jefe como adolescente malcriada.

Solíamos quedarnos todas las semanas hasta tarde, hasta las dos o tres de la mañana. En esas semanas de intern, comí más pizza que en toda mi vida. También me tocó comer muchísimo pastel porque durante ese tiempo que estuve por lo menos hubo cuatro cumpleaños.

La verdad es que a diferencia de mi primer intern, este estuvo muchísimo mejor. Todos me trataron increíble, me enseñaron cosas, me tuvieron paciencia, me alimentaron con pizza o alitas y bueno, me fui porque descubrí que no tenía nada que hacer ahí: que el mundo de la publicidad no es para mí, que está igual de podrido y de vacío que el de la moda y que bueno en ese caso mejor hago algo que si me apasione.

Así que una vez más me fui y aquí estoy tratando de tener mi propio negocio y enfrentando la vida con las cosas que he aprendido.

Así que bueno…

VENTAJAS:

  1. Siempre, bajo cualquier circunstancia, vas a aprender y mucho.
  2. Vas a conocer mucha gente y en una de esas de ahí puede salir un trabajo que te guste más.
  3. Hagas lo que hagas, la responsabilidad nunca va a ser completamente tuya porque pues solo eres el intern.
  4. A diferencia de lo que pintan en las películas, NO vas a hacer cafés o a llevar recados.
  5. Si tu jefa es chida vas a aprender más, sino recuerda que siempre tienes que cuidar un poquito tus ideas porque el mundo en general está lleno de gente que se puede aprovechar de tu inocencia.
  6. Después de un periodo de prueba y si tu desempeño es bueno, SEGURO te contratan.
  7. Por más que por momentos creas que es una perdida de tiempo, no lo es, porque neta que si aprendes.
  8. Por más ‘feo’ que le respondas al jefe, si tienes una buena idea o punto, no te van a regañar, no pasa de que te vean feo y ya.

DESVENTAJAS

  1. En la mayoría de los interns no pagan o pagan muy poco.
  2. Tienes que aguantarte si alguien se roba tus ideas (ay ya, lo siento, me enojé mucho con esa mujer robadoradeideas, osh)
  3. Si vas a publicidad, seguro ya no vas a volver a dormir nunca porque SIEMPRE hay alguna cuenta pendiente o algún pitch que entregar o algo.
  4. Si tu desempeño no es bueno, SEGURO no te van a contratar.

No fueron los peores interns, agradezco a todas las personas que me tuvieron paciencia y que me enseñaron cosas. Gracias a eso ahora sé más y ya no estoy tan joven (estúpida) e inexperta como antes.

Ustedes, ¿qué cosas han vivido en sus internships? Comenten acá abajo si tienen algún consejo o anécdota.

A.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.