Esto no es para celebrar

Hasta ahora el recorrido fué duro, compartimos con nuestros amigos, nos emocionamos al ver las historias de vida, recorrimos las calles para llenar las alcancias y pusimos nuestro 110% en estas 21hs de maratón; pero nos dimos cuenta de que nos queda aún mucho para llegar a la meta y necesitamos de vos para poder cumplirlo.

La unión hace la fuerza

Después del redoble de tambores del último computo notamos que debemos seguir donando, no podemos quedarnos con los brazos cruzados cuando vemos que nos falta mucho aún por caminar y para eso necesitamos de tu esfuerzo, tus últimos alientos y las últimas gotas de sudor.

El trabajo en equipo es clave y para darle más peso a tu donación Tigo apuesta por seguir mojando la camiseta, duplica la donación que hagas. ¡Si, escuchaste bien! Tigo duplica todas las donaciones que hagas a partir de ahora, es decir, si donás Gs 10.000 automáticamente estás donando Gs 20.000.

Si bien ahora va subir el cómputo, no significa que vamos a llegar a la meta a la medianoche, queremos pedir a la gente mucho compromiso. Queremos pedirte que sigas donando, que sigas moviendo a tu equipo de voluntarios con las alcancias, que sigas donando a través de tu celular por medio de todas las plataformas digitales por que gracias a vos va a ser posible que lleguemos a la meta.

Si vas a estar en la corrida de Itau, corré también para juntar moneditas en las alcancías; en vez de romper los chanchos rompé la rutina y sacá esa creatividad para juntar lo más posible en estas últimas horas.

Esto no es un motivo para celebrar, es una motivación que te seguimos acompañando e incentivando y sobre para demostrarte que tu donación si vale. Hagamos un último esfuerzo, aún nos queda mucho tiempo y debemos apretar el acelerador; repetimos, esto no es un motivo para celebrar sino es una llamada de atención.