La tecnología es un medio, no un fin

Ayer leí un blog que me pareció interesante porque dejaba en evidencia un par de errores que veo que cometemos a menudo: La (Inutilidad de la) Medición Online. Como resumen, el post explica que a veces nos perdemos en metodologías, estrategias y demás zarandajas cuando a veces, bajar a la calle, o leer los comentarios a tu promoción en Facebook te puede dar más pistas de lo que está pasando que cualquier software que estés usando.

Más de una vez nos dejamos seducir por los cantos de sirena de la tecnología: que si pon tus documentos en la nube, que si lánzate a las redes sociales, que si has de instalar un CRM, y así sucesivamente con cualquier cachivache que parezca mínimamente moderno. Y no voy a negar la utilidad de todas estas herramientas, pero creo que falta un análisis a fondo de cada empresa antes de ponerse a pagar licencias de software.

Cada empresa tiene su cultura, y cualquier intento de infomatizar un proceso, un departamento u optimizar un proceso, va a tener como resultado en una fricción entre la cultura existente y la que se quiere imponer. Un ejemplo claro, y anterior a toda esta moda, son los sistemas de Calidad. Puedes hacer los mejores procesos, las mejores auditorías, que si no existe la cultura de calidad, todo va a quedar en un montón de documentación que nadie se lee, nadie actualiza y que va a crear más resistencia que el ir a ver una película de Ingmar Bergman en versión original y sin subtítulos.

Cualquier cambio, cualquier giro, necesita estar apoyado y soportado por la dirección general. Y con esto no me refiero a que paguen las cuotas, sino que se involucren y se impliquen en el proceso, porque es de cajón que si el director financiero se salta los procesos para hacer su trabajo en el ERP, es bastante difícil que sus colaboradores los sigan a pies juntillas.

Así que ya te puedes gastar el presupuesto de diez años en software para mejorar la relación con el cliente, en cuantificar y medir tus procesos, en optimizar la contabilidad y las finanzas, si nadie con mando en plaza le da apoyo de forma explícita y palpable, acabaréis todos usando el excel para las cuatro cosas de contabilidad, un papel para llevar el seguimiento del cliente, y en el fondo, habréis tirado el dinero porque nadie usará esa inversión.

Recordar, la tecnología es un medio, no un fin. Sino tienes carnet de conducir, comprarte un coche no hará que vayas más rápido.