Se pasan el día jugando en la arena

Mati (6 años) y Pau (8 años) nos han contado que se pasaron la mañana del martes en el arenal, con algunos chicos y chicas más, haciendo un taller de geología.

Guiados por su profesor, hicieron un agujero muy grande en la arena. Y después enterraron unas cuantas tablas, puestas unas al lado de las otras. Y después, las enterraron, y pusieron encima arbolitos, y caminos, y un pequeño lago con agua. Y entonces se pusieron a los dos lados del arenal, y con los pies empujaron las tablas desde los lados, unas contra otras, muy poco a poco.

“Y se hicieron montañas, PAPI”.

Y de paso ya saben lo que son las placas tectónicas, y las fallas, y la erosión… No los nombres, claro (en dos días ya se les habrán olvidado), pero preguntadles que son y recordarán el nombre, y recuperarán el concepto recordando el trabajo en equipo, y la arena, y los arbolitos, y los coches en miniatura, y las escenas de pánico en los clics de Playmobil y los muñequitos de LEGO por el terremoto (AH!), y los puentes derruidos y las nuevas montañas con un paisaje nuevo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.