La bonita nace, la guapa se hace y la atractiva se reinventa.

La belleza surge en tu interior y se proyecta al exterior. Ya sea que la tengas por genética, por el esmero en tu arreglo o por tu auto-confianza y el desarrollo de una personalidad irresistible (o por una maravillosa combinación de las tres), conocerte a fondo, identificar tus fortalezas y saber cómo llevarlas al máximo es la clave para que el mundo conozca la versión más inolvidable de ti misma.

Ser bonita no lo es todo, la imagen que proyectamos al mundo se constituye de varios aspectos como la personalidad, la inteligencia y la autoestima.

Una búsqueda del bienestar físico y psicológico para construir desde el interior la belleza exterior, la importancia de aceptarnos a nosotras mismas para poder explotar el potencial que poseemos, porque aprender a ser atractiva va de la mano de ese reconocimiento y, también, de renunciar a conductas que resultan perniciosas como la obsesión por ser perfecta, el estrés o la resistencia a envejecer.

¿De dónde puedo ser bella?… La respuesta está dentro de ti, como tú te sientas es lo que proyectas…

Trabaja de adentro asía afuera, empieza por tu espíritu, por tu alma, emociones y todo esto se reflejara en tu vida exterior.

No importa lo que estés viviendo, todos los días tienes la oportunidad de ser mas bella.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.