¿Y por qué no The Stranglers?

¡Hola a todas!

Me estreno como colaborador de ésta página (muchas gracias por invitarme) con una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez escuchando un disco:

¿Por qué X no están considerados entre los mas grandes, con lo buenos que son? o ¿Qué determina que un grupo acceda al Olimpo del Rock en el imaginario colectivo?

Cada uno tenemos nuestras preferencias pero a mi esto me pasa siempre escuchando a (entre otros grupos) The Stranglers. Pensándolo fríamente me parece que han llegado a poseer todo lo necesario para ingresar en ese selecto club: calidad musical incontestable, inquietud artística que ha permitido una evolución constante en su música, influencia sobre bandas coetáneas y posteriores, actitud sobre el escenario, conciencia social, cierto éxito comercial y, a día de hoy, cuatro décadas de carrera ininterrumpida (si bien es cierto que a partir del año noventa y tras el abandono de Hugh Cornwell, guitarrista y una de las voces principales, la formación ha experimentado varios cambios).

No me explico por qué algunas bandas se convierten en “grupos malditos” o “de culto” siendo igual de buenas y teniendo el mismo éxito que otras contemporáneas suyas, cuyo recuerdo sí perdura a través de las décadas. Supongo que responderá a una complicadísima combinación de factores (que generalmente incluyen drogas, escándalos y disturbios en los conciertos).
En el caso particular de The Stranglers, a parte de todo lo anterior, creo que se debe a que pese a que fueron incluidos sucesivamente en el saco del pub rock, el punk y la new wave (y fueron uno de los grupos de más éxito dentro de estos); siempre fueron una banda muy personal y no terminaron de encajar en ninguno de estos movimientos de la música popular, no convirtiéndose por tanto en estandartes de ningún estilo. Además, siempre mantuvieron una tensa relación con la todopoderosa prensa musical británica.

Para ilustrar todo lo anterior, no os doy más la chapa y comparto unos cuantos temazos, que es de lo que se trata esto.

Sus primeros singles, Grip y Peaches, de 1977, que posteriormente formarían parte de su debut largo Rattus Norvegicus.

Aunque saltaron a la fama con la explosión punk, llevaban juntos desde 1974. En estas dos canciones ya se aprecian grandes diferencias con sus “compañeros de promoción”, especialmente en la segunda, de clara influencia Reggae.

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=5sYjf3jtWZg[/embed]

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=TUoIclrvsPQ[/embed]

(¿No se os viene Pony Bravo a la cabeza?)

En el siguiente año editaron dos discos más:

No more Heroes, que incluía la canción homónima y Something Better Change, dos “pepinos” más cercanos a la ortodoxia punk (si es que una cosa así existe):

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=Db0VB_MmeK0[/embed]

(En este vídeo podemos verlos pasándose por el forro el playback con los instrumentos intercambiados)

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=-uxgTQHHbdg[/embed]

Con Black and White (también de 1978) comienzan a mostrar cierto hastío del punk y a inclinarse por una senda más experimental. Incluía un extra con una versión alucinante de… ¡¡Burt Bacharach!!, Walk on by.

Yo la llamo “The Doors meet Joy Division”:

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=tEBmECsLG6s[/embed]

En la cumbre de su popularidad continúan con su giro estilístico, adoptando una estética y letras aún más oscuras (acordes con los tiempos) y editando dos discos conceptuales, rayando en lo progresivo: The Raven y The Gospel According to The Meninblack, que contienen bizarradas de este calibre:

Genetix

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=J_mRQz08HBo[/embed]

Buy cheap Viagra online

Thrown away

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=6Wwtbe24NUs[/embed]

Su siguiente álbum La Folie (la locura en francés), de 1981, es también conceptual y pretende reflexionar sobre diferentes aspectos del amor. Además es un intento premeditado del grupo de recuperar el favor del gran público.

El primer cartucho resultaría fallido con el single Let me introduce you to the family…

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=aDDeoySnYLE[/embed]

… Pero lo conseguirían plenamente a la segunda, con la canción que supondría su mayor éxito comercial. Se trataba de una suerte de vals: la barroca y grandiosa Golden Brown (con una letra ambigua que podría hablar lo mismo sobre una chica que sobre los opiáceos) :

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=d7R7q1lSZfs[/embed]

Como ya he dicho, The Stranglers aún siguen en activo y editaron otros diez o doce discos desde entonces pero yo no controlo demasiado a partir de aquí, así que me despido. Quedará para otro día. Espero que os haya gustado.

De propina os dejo otros dos temas: el propio La Folie (otra extraña canción esta vez en francés, donde podemos entrever a Serge Gainsbourg) y una versión más, All Day and All of the Night, de mis también adorados Kinks:

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=YAiL10FWN30[/embed]

(está un poco cortada, pero me gustan más en directo)

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=CiGxNht-Ims[/embed]

¡Muchas gracias por vuestra atención!purchase prednisoneprednisonebuy clomid singapore