El mal silencioso que se puede prevenir fácilmente

En Paraguay la hipertensión es una enfermedad muy común, que con pequeños cambios en nuestro estilo de vida e información podemos prevenir.

Un par de datos muy importantes acerca de la hipertensión

-Cinco de cada diez paraguayos padece hipertensión.

-No presenta síntomas visibles, por eso se le llama “mal silencioso”.

-Se considera hipertensión arterial a partir de 140/90 mmHg.

Mitos de la hipertensión arterial

“La hipertensión es nervios nomás. Enseguida pasa.” Falso.

La hipertensión no es una sensación ni un estado emocional, es una enfermedad crónica que no posee una causa única. Es muy importante acudir al médico y seguir un tratamiento.

“Me siento bien, me curé, entonces ya no tomo mi medicamento.” Falso.

La hipertensión requiere un tratamiento de por vida porque es una enfermedad crónica.

“Soy joven, no tengo por qué preocuparme por la hipertensión.” Falso.

Cada vez son más las personas jóvenes que están padeciendo este mal.

“Yo controlo mi presión con remedio yuyo nomás”. Falso.

Aunque emplees remedios naturales, tu tratamiento siempre debe ser seguido por un profesional de la salud, un médico.

¿Cómo prevenir la hipertensión?

La clave está en un estilo de vida saludable: una dieta nutritiva y balanceada, ejercicio físico y cuidado de la salud mental y emocional.

IMPORTANTE: Si tenés antecedentes de presión alta en tu familia (abuelos, padres, tíos, etc.), contale a tu médico.

1. Evitá la sal en lo posible o consumí un máximo de 5 gramos al día (una cucharita). Elegí siempre alimentos con menor nivel de sodio.

2. Controlá tu presión arterial como mínimo dos veces al año. El control de la presión debe comenzar desde la infancia, desde los 5 años de edad. Para verificar tu presión, acudí a un centro de salud o consultá con un médico.

3. Mantené un peso saludable. Evitá el sobrepeso y la obesidad.

4. Realizá actividad física regularmente, por lo menos 40 minutos diarios, cinco veces por semana.

5. Alimentate sanamente, con frutas y verduras. Te recomendamos conseguir la ayuda de un nutricionista para que te indique una dieta que se adapte a tus necesidades.

6. Cuidá tu salud mental y emocional. Si estás pasando por momentos muy difíciles o de mucho estrés, acudí a un psicólogo. Un psicólogo es un profesional de la salud que estudió el comportamiento humano durante muchos años y está altamente capacitado para lidiar con los problemas que todas las personas tenemos. Consultar con un psicólogo debe ser tan habitual como acudir a un odontólogo o nutricionista: todos alguna vez en la vida deberíamos ver a un profesional de la salud mental. Si descuidamos nuestra salud mental, nuestra salud física se resiente.

7. Es recomendable dejar el cigarrillo y las bebidas alcohólicas.

¿Sabías que?

● El tratamiento de la hipertensión consiste en dos partes: la medicación y un estilo de vida saludable.

● El Ministerio de Salud pone a disposición de la ciudadanía los medicamentos necesarios para el control de la hipertensión. El tratamiento y el diagnóstico son gratuitos.

La información es la puerta a una mejor calidad de vida

Para mayor información, acudí a tu médico. Así mismo, el Ministerio de Salud pone a disposición estos números para mayores consultas:

- Programa Nacional de Prevención Cardiovascular: 0981 171 622 (Dr. José Ortellado).
- Unidad de Prevención de Obesidad: 0981 951 031 (Lic. Gabriela Fretes).

Para velar por nuestro bienestar, debemos buscar información fidedigna que nos permita hacernos cargo de lo que más nos importa: nuestra salud.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.